AGRONoticias América Latina y el Caribe
 

Noticias: detalle

Un menor crecimiento para el sector agropecuario de Uruguay para 2012
Fecha de publicación:07/01/2012
País: Uruguay

El campo uruguayo ha vivido un extenso período de crecimiento pero las perspectivas para este nuevo año indican que se aproxima un estancamiento para la producción agropecuaria.

El informe oficial sobre evolución de cada sector económico indica que 2011 terminó con un crecimiento de 3,8% respecto al año anterior, lo que se dio fundamentalmente por el empuje agrícola con aumento productivo de 7,1% y un leve incremento de la ganadería que estuvo 1,7% por encima del resultado de 2010.

Para 2012, las proyecciones de los técnicos del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP) concluyen en un incremento de apenas 0,4% para todo el año con resultado muy diverso al interior de la producción: aumento de la ganadería en 2,1% y retracción de 2,1% en agrícola.

El dato de la producción del campo oriental se conoce en tiempos de bonanza sostenida de la economía uruguaya, que desde 2003 vive un período de sostenido crecimiento, que dejó atrás la pesada recesión dada en 1998 y principios de aquel año.

Para el año recientemente concluido, el propio gobierno consideraba que la segunda mitad de 2011 marcaría un tiempo de desaceleración significativa, pero los últimos datos muestran que la economía uruguaya siguió en crecimiento fuerte. En el 2010, el PBI de Uruguay había crecido 8,5% y la tendencia de enero-setiembre arroja una tasa de crecimiento de 6,3% respecto a igual período de un año atrás.

Economía en alza

El gobierno de José Mujica ha destacado que la economía local creció en 2009, cuando el mundo entero caía en recesión y que en 2011 mantenía aumento relevante del PBI pese a que el viento a favor internacional complicaba el escenario.

"En un contexto de enorme incertidumbre a nivel mundial pero elevados precios de las materias primas y alimentos, el sector agropecuario uruguayo habría crecido moderadamente en 2011; 3,8%", informó por su lado la Oficina de Política y Programación Agropecuaria (Opypa).

Sobre las perspectivas para 2012, el equipo técnico del ministerio respectivo estimó que será "de casi nula expansión de la actividad agropecuaria: 0,4%". Y afirmó que este resultado previsto "unido al desempeño de los tres años previos, indican que estaría finalizado el prolongado ciclo de extraordinario crecimiento agropecuario que tuvo lugar desde fines de 2003 hasta mediados de 2007".

Para los técnicos de la Opypa, "la actividad agropecuaria alcanzó niveles extraordinariamente elevados en una perspectiva histórica, en buena medida impulsados por el incremento de la productividad; no obstante, el ritmo de expansión en la fase actual sería mucho menos exuberante".

El reporte anual advierte que las condiciones climáticas "fueron mayoritariamente favorables durante 2011" salvo en los casos de "soja y maíz, que sufrieron déficit hídrico". Además, el informe recuerda que "los precios internacionales crecieron apreciablemente en promedio y se ubicaron en niveles históricamente elevados".

Para 2012, los pronósticos oficiales suponen que no se registrarían fenómenos climáticos significativamente adversos, en el entendido de que "el actual déficit hídrico no se agravaría". Por otro lado, también se proyecta que "la economía mundial, aunque se desaceleraría, no caería en una aguda recesión".

Ganadería afectada

La ganadería vacuna estuvo todavía afectada en 2011 por restricciones de oferta, como consecuencia de la prolongada sequía que se registró durante 2008 y parte de 2009. La retracción de terneros nacidos en la primavera de 2009 por aquella sequía, afectó negativamente el stock de vaquillonas y novillos dos años más tarde, por lo que hubo menos disponibilidad de ganado preparado para faenar.

Además, desde los estamentos oficiales se estima que la parición de la primavera de 2011 habría sido inferior a la esperada, lo que hizo disminuir el stock de terneros. También se redujo en 2011 la producción de carne ovina así como la de lana, aunque se verifican indicios de que esta tendencia podría revertirse en los próximos años.

El único rubro pecuario que se expandió fuerte en 2011 fue la lechería (19%), que logró una producción con récord histórico. La cosecha de granos de verano de la zafra 2010/11 se redujo respecto del récord del año anterior, pese a que los precios fueron muy favorables.

En el girasol, el reducido volumen dio continuidad a la caída del cultivo en los últimos años. Para la soja, la menor cosecha de 2011 -una baja de 15%- significa un quiebre en la tendencia de crecimiento de la última década. La baja se dio con estabilidad de la superficie sembrada pero baja productividad por malas condiciones del clima durante el ciclo del cultivo.

También se redujeron las producciones de maíz y sorgo, por menor siembra y rendimientos

Palabras clave: crecimiento, agricultura, ganadería, Uruguay, MGAP
Author: Nélson Fernández
Publicado por: La Nación (Argentina)