AGRONoticias América Latina y el Caribe
 

Noticias: detalle

La sequía afecta severamente productos agrícolas paraguayos
Fecha de publicación:18/01/2012
País: Paraguay

Esta nación sudamericana cuyo crecimiento record del 15.3% del PIB entre los años 2009 y 2010 tiene hoy que administrar una situación crítica con pronóstico no solo pesimista sino con un costo alto en dos factores claves para el desarrollo económico: el ganado y la soja.

En el primero de los rubros la detección de fiebre aftosa hacia finales del año pasado supuso una pérdida estimada en 600 millones de dólares para un sector que alcanzó a exportar por casi mil millones de dólares en su mejor año. La aparición de otro foco de aftosa hace un par de semanas ha generado una mutua reclamación entre el sector privado y el gobierno sobre las medidas no aplicadas con eficacia y serias dudas sobre las restricciones del comercio hacia mercados internacionales.

Ahora es el fenómeno de la Niña que ha vuelto a colocar la economía en un punto de pesimismo como no se tenía previsto. No ha llovido como se esperaba hasta el jueves 12 de enero pasado afectando severamente a la soja que constituye el principal rubro de exportación agrícola del Paraguay. Los sectores involucrados afirman que las pérdidas por escasez de agua pueden ya sumar más de 500 millones de dólares a lo que el gobierno ha respondido que tiene 251 millones de la moneda norteamericana disponible en préstamos y 51 de la misma moneda en donaciones.

Sectores vulnerables

El problema no es solo con los números grandes de una economía que no distribuye nada bien, sino con sectores vulnerables de la población que han visto como productos fundamentales de autoconsumo como el maíz han sido severamente afectados por la sequía. El gobierno de Fernando Lugo declaró estado de emergencia alimentaria por 90 dias y ya empezaron las críticas por el tiempo y la manera en que se implementará la misma en un tiempo pre electoral.

Con un Congreso en receso hasta finales de febrero y en un año dominado por cuestiones políticas previas a los comicios generales del 21 de abril del 2013, cada sector cuestiona al otro buscando sacar partido de un fenómeno climático que ha hecho que el termómetro registrara 45 grados Celsius en la capital paraguaya. La falta de agua afecta además severamente el comercio fluvial dejando inutilizado los puertos principales de Villeta y Asunción por falta de capacidad operativa para los navíos que provienen y van hacia puertos marítimos de Argentina y Uruguay. El comercio ha sido severamente afectado y los gremios del sector hablan de pérdidas cercanas a los 250 millones de dólares. Esta situación según los analistas se constituye en conjunto en una de las peores sequías en los últimos 50 años y en el ánimo de paliar las críticas del sector, el gobierno ha prometido esta semana que comprará una draga para realizar tareas que para algunos es ya tarde y con pocos efectos positivos sobre el problema.

 

La lluvia salvadora que llegó en un promedio de 70 milímetros (70 litros por metro cuadrado) la semana pasada, ha dado esperanzas al sector sojero para volver a sembrar el mismo rubro o trasladar nuevas siembras sobre el maíz cuyos precios internacionales e importancia local en la alimentación son más evidentes y provechosos.

En las últimas semanas en el Paraguay el tema dominante fue el calor y la sequía ratificando las características económicas de ser esta nación sudamericana: “clima dependiente” no solo para sus rubros de exportación sino también para el consumo interno.

Palabras clave: sequía, producción, soja, ganado, Paraguay, crisis
Author: Benjamín Fernández Bogado
Publicado por: Radio Nederland