AGRONoticias América Latina y el Caribe
 

Noticias: detalle

Los caficultores de República Dominicana reclaman asistencia para mejorar la producción
Fecha de publicación:02/02/2012
País: República Dominicana

El presidente de la Confederación Cafetalera Dominicana, Rufino Herrera, advirtió hoy que todas las cuencas de los ríos y presas del país están protegidas por plantaciones de café y cacao, pero la falta de asistencia ponen en peligro el abastecimiento de agua de los acueductos y represas. Herrera agregó que como resultado de esa desatención a los productores del campo, el país ha pasado de un gran exportador a un importador neto de café, sumiendo a la caficultora nacional en una gran crisis.

“En la década del ochenta, el país exportaba 693,000 quintales de café anuales y ahora está exportando 104,000 quintales”, informó el dirigente cafetalero, quien de inmediato aclaró que aunque se exporta esa cantidad, República Dominicana tiene que importar 120,000 quintales que compra en Vietnam y en Haití.

Entrevistado en el matutino “El Bulevar con Pablo McKinney”, por CDN 37, Herrera informó que en los años ochenta el país recibía 79 millones dólares en divisas por exportación de café, pero ahora tan solo “estamos recibiendo 12 millones de dólares”. “Estamos importando más que el café que exportamos, porque el consumo nacional está muy por encima de la producción”, apuntó el también dirigente de la Asociación de Caficultores “La Esperanza”, de Los Cacaos, San Cristóbal, donde el 90% de las familias viven de la actividad cafetalera.

Herrera explicó que en los años ochenta Los Cacaos producía alrededor de 70,000 quintales de café y se están produciendo apenas 15,000 quintales. Afirmó que el deterioro de la producción es el resultado de la desatención técnica y financiera del gobierno, pues las plantaciones de café tienen que ser renovadas cada 12 años.

“El último programa (de renovación cafetalera) fue en 1982, financiado por el Banco Mundial, llamado 20-23, pero luego vino el ciclón Georges y destruyó el 90% de las plantaciones y a partir de ahí no ha habido ningún apoyo financiero ni técnico considerable”, expuso Herrera. Consideró que eso es inexplicable porque en Los Cacaos están las cuencas que protegen los ríos Nizao y Mahomita, los que a su vez surten el complejo Jigüey-Aguacate-Valdesia-Las Barías, que genera electricidad, abastece a los acueductos de la capital y otras poblaciones de la región sur.

Señaló que a pesar de que la Ley 64-00 establece el pago por servicios ambientales, 12 años después de su promulgación no se cumple con esa disposición legal porque aún no dispone de reglamento para su aplicación. 

EGEHIG incumple acuerdos

Herrera informó que ante el deterioro progresivo de las presas por la sedimentación y los daños sociales y productivos para los agricultores y sus familias, las organizaciones lograron la firma de un acuerdo con la Empresa de Generación Hidro eléctrica Dominicana (EGEHIG) y el Ayuntamiento de Los Cacaos que proyectaba un cambio significativo en la cultura productiva y la protección de las presas, pero no se ha cumplido nada.

Explicó que el director de EGEHID, ingeniero Víctor Ventura, firmó el acuerdo con el ayuntamiento y organizaciones en marzo de 2011 y no se ha hecho nada. El acuerdo implica un financiamiento de 17 millones de pesos para construir viveros para 300,000 plantas de café por año, becar 100 estudiantes para que asistan a las universidades y el establecimiento de cinco invernaderos para reducir la producción en las laderas de la cuenca de las presas.

Advirtió que nadie puede asegurar que la presa de Tavera continúe llevando seis metros cúbicos para el acueducto para la capital, si no se invierte en la protección de las cuencas fomentando el cultivo de café. “La presa de Aguacate está borrada, sedimentada”, expuso Herrera, lo que atribuyó a que no se cumplió con una recomendación de los constructores de que había que invertir unos 700 millones de pesos en la modificación de las formas de trabajar de los campesinos.

Explicó que la presa costó 9,000 millones de pesos en el año 1990 y como no se invirtieron los 700 millones de pesos recomendados para mejorar las prácticas agrícolas en su cuenca alta, ahora está sedimentada y se necesitará “una inversión multimillonaria para hacer una recuperación”. Manifestó que la recuperación de la represa será temporal porque mientras no se mejoren las prácticas agrícolas, la sedimentación continuará arruinando la inversión en esa infraestructura hidráulica.

Herrera agregó que un factor adicional de deterioro de la utilidad de la presa es que el Ministerio de Medio Ambiente está permitiendo que pequeños camiones saquen diariamente arena y piedra de la cuenca del río Mahomita para suplir construcciones en San Cristóbal.

Ministerio de Agricultura no responde

El dirigente delos caficultores informó que hace cerca de un año que están solicitando unacita al ministro de Agricultura, Salvador Jiménez, para exponerle la situaciónde la caficultora, pero no se la concede. Dijo que en peorcondición está el Consejo Dominicano del Café (Codocafe), que preside elministro Jiménez, pues “tiene cuatro años que no se reúne”.

Explicó que siendo unorganismo mixto donde participan representantes de los productores, cuatro funcionarios del gobierno y tres de la industria del ramo, después de tantos años sin emitir resoluciones, el director ejecutivo hace lo que quiere. Denunció que mientras 500,000 familias están alrededor de todas las cuencas del país sobreviviendo como productores de café y cacao, la industria del ramo lo que hace es producir parcialmente e importar para sostener su comercialización.

Citó el caso de Industrias Banilejas, cuyo presidente, Rafael Perelló, anunció que invertirá 1,000 millones de pesos para fomentar café robusta que en su opinión solo van a resolver el problema de abastecimiento de su empresa, los pequeños caficultores no cuentan con recursos para mejorar la producción.

“Eso no lo pueden hacer las 50,000 familias que viven de la caficultura. Necesitamos el apoyo estatal”, reclamó Herrera, quien dijo que con la cantidad de dinero que produce esa cuenca, se pudiera desarrollar la población que la protege.

Palabras clave: caficultores, República Dominicana, producción, asistencia
Publicado por: El Nuevo Diario (República Dominicana)