AGRONoticias América Latina y el Caribe
 

Noticias: detalle

Los procesos de integración en América Latina a día de hoy
Fecha de publicación:14/02/2012
País: América Latina y el Caribe

El profesor, Doctor en Economía y Director del Instituto de Latinoamérica de la Academia de Ciencia de Rusia Vladímir Davidov visitó nuestra emisora. Dirige el citado Instituto desde 1995 y en diciembre de 2011 fue electo miembro correspondiente de la Academia de Ciencia de Rusia en el departamento de problemas globales y relaciones internacionales.

Durante la plática con el Doctor Davidov hemos examinado muchos temas, en particular el de procesos de integración en el mundo de hoy. No hay más la URSS, pero sí existe la Comunidad de estados Independientes, veintisiete estados de Europa Oeste se han unificado en la UE. En el Hemisferio Occidental hay la Organización de Estados Americanos, en América Latina funcionan el MERCOSUR, ALBA y otras alianzas…

Si vemos los procesos de integración en América latina por el prisma de la integración europea, ¿se parecen estos?

− Hay una diferencia esencial en los procesos de integración en Europa, o sea en la Unión Europea, y en América Latina, −estima Vladímir Davidov. –Yo diría que en la UE es una integración que procede más desde abajo, al paso que en América Latina es antes bien una integración desde arriba, o sea lleva más un carácter administrativo.

La diferencia de los procesos de integración en Europa y en América tiene un carácter histórico. La cuestión estriba, −explica el Doctor Davidov, −en que en América Latina no había una trama histórica de intercambio comercial tan estrecha entre los países como en Europa. Desde tiempos coloniales las relaciones se estructuraban en sentido vertical: las mercancías se llevaban a la metrópoli. Incluso la infraestructura del transporte de América Latina se diferencia mucho de la europea. En el Viejo Mundo ella une países, ciudades, poblados, al tiempo que en América Latina no hay estructura del transporte entre estados: no están ligados ni por vías férreas, ni por carreteras. Todas las vías de transporte se dirigían a EEUU, o bien a los puertos, de donde salían caravanas de barcos rumbo a Europa. Sea suficiente echar una mirada al mapa de América latina para darse cuenta de esta peculiaridad suya.

Ahora bien, ¿cuáles son, en opinión del Doctor Davidov, las prioridades de los países de América Latina en materia de la integración?

−Actualmente América Latina necesita una integración física con nuevos corredores de tránsito que unan el litoral atlántico con el pacífico. Entre ellos no hay ninguna vinculación. Las Cordilleras conforman una muralla natural. Casi no hay lugares de paso a través de estas montañas, −afirma Vladimir Davidov. −Nosotros hablamos de la Comunidad Andina, del MERCOSUR: ¿cómo se puede articular una fecunda cooperación económica, sin corredores de transporte? Esto no puede practicarse. La colaboración a nivel político, sí, es posible y necesaria, pero a nivel económico-comercial es otro cantar.

Una prueba patente es el hecho de que en la UE el comercio intra-zonal e intra-comunitaria llega al 52-53 %, el correspondiente índice en América Latina, incluso en los mejores años, no pasaba del 25 %.

− Estos guarismos y argumentos retratan la situación real de América Latina. Por eso ella, consciente de tal estado, se atiene a la concepción de regionalismo abierto, −dice el Doctor Davidov. – Sí, la integración les es imprescindible, es preciso implementarla y tratar de volverla eficiente. Pero ella no puede alcanzar aquellos resultados que puede hacerlo en otras condiciones, me refiero a la UE. Por lo tanto, −en el criterio de Vladímir Davidov, −en América Latina es menester, a la par de la integración intra-regional, entablar vínculos de integración con socios extra-regionales.

− El Estado más avanzado que ha sabido establecer relaciones comerciales preferenciales con los mercados más dinámicos del exterior, es Chile. Este país tiene tratados de libre comercio con más de cincuenta países. Y esto mantiene sólidamente a Chile, su economía a flote incluso en años de crisis, −asevera el Doctor Davidov.

En el verano de 2011, se anunció oficialmente la creación de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC). La nueva alianza fue formada por treinta y tres países del Hemisferio Occidental, a excepción de EEUU y Canadá. El Presidente de Chile Sebastián Piñera, que era el primer presidente del bloque, declaró que la alianza es una plaza para potenciar la cooperación regional, a pesar de divergencias políticas.

¿Cómo se puede caracterizar la creación de esta nueva alianza de países de América latina?

− La creación de CELAC es muy sintomática. Es un acontecer histórico, −considera Vladímir Davidov. –Se trata de la unión de todos los países de América Latina y del Caribe. Y en esta unión figura Cuba. Pero no están EEUU y Canadá. Y, querámoslo o no, es una antítesis de la OEA. Esto no quiere decir que muera la OEA, donde siempre ha sido fuerte la influencia de EEUU. Pero el campo de acción de la OEA irá achicándose, al paso que el campo de acción de CELAC se ampliará. Y esto refleja muy simbólicamente la tendencia moderna del desarrollo de América Latina en su conjunto.

Palabras clave: integración económica, procesos, América Latina, ALBA, CELAC, OEA
Publicado por: La Voz de Rusia