AGRONoticias América Latina y el Caribe
 

Noticias: detalle

Los alimentos orgánicos producidos en Colombia ganan mercado en Europa
Fecha de publicación:02/04/2012
País: Colombia
Fuente: Economía y Negocios

Producir alimentos orgánicos, o ecológicos como también los llaman, no es una tarea fácil; menos aún, ponerlos en la mesa de compradores tan exigentes como los europeos. Sin embargo, Agritec Colombia lo está haciendo, específicamente en el mercado alemán, y cuenta con las certificaciones necesarias para vender a la Unión Europea, Suiza, Estados Unidos y Canadá, logros obtenidos con el apoyo de Proexport, responsable de la promoción de las exportaciones no tradicionales colombianas.  Henry Monroy, ingeniero agrícola, gerente de esta empresa de cinco socios colombianos creada en el 2002, ubicada en Fusagasugá (Cundinamarca) y que participó en la primera macrorrueda andina de negocios organizada por Proexport y sus homólogos de la CAN en Guayaquil, precisa que están dedicados a la producción, transformación y comercialización de alimentos orgánicos certificados.

¿Qué alimentos producen? 

Cultivamos alimentos orgánicos, que se producen sin el uso de insumos qu ímicos ni hormonas, y conservando el medio ambiente; esas son las tres características. Empezamos a desarrollar aromáticas y de ahí migramos a la producción de frutas exóticas, que son productos que realmente tienen un gran potencial a nivel internacional.

¿Como cuáles?

 Granadilla, uchuva, mora, guanábana, lulo y otras que se están conociendo en el mercado internacional, como feijoa y tomate de árbol.

¿Y las aromáticas? 

Las excluimos un poco del portafolio y decidimos trabajar únicamente con frutas exóticas.

¿Dónde producen?

En Fusagasugá tenemos un área de experimentación, una finca, a una altitud  tal que podemos producir desde frutas de clima templado hasta de clima frío. El propósito de la finca era hacer investigación en el sector, y promover e influir en los agricultores de la región para que ellos también se convirtieran a la agricultura orgánica, y tener así un mayor volumen de producción. Y lo logramos.

¿Y ya producen comercialmente? 

Sí, cuando terminamos la investigación nos dimos cuenta de que podíamos llegar a tener una primera produ cción en frutas, algo que no se había hecho en Colombia, y tener una oferta sostenible, que es la que promovemos.

¿Y comercializan en Colombia? 

Un 80 por ciento de las ventas son en Colombia y un 20 por ciento se exporta a través de una empresa transformadora, que hace polvo de fruta, y estamos entrando con polvo de uchuva orgánica al mercado alemán.

¿Y han influido en los agricultores vecinos? 

Sí, y ha sido excelente. El agricultor busca lo obvio, que es no regalar su producto y que todo lo que saque se lo compren a un precio justo. Hemos logrado, e n menos de dos años, que unos 15 agricultores se certifiquen en agricultura ecológica y se han convertido en nuestros proveedores a un precio justo. 

¿Precio justo? 

Sí, por ejemplo, la mora orgánica la estamos pagando un 30, 40 y hasta 50 por ciento por encima del preci o normal. Al agricultor le decimos: vamos a tener este precio fijo durante el próximo año, por lo que él no se va a preocupar porque se le caiga (el precio) por la oferta, la demanda, sino que se va a concentrar en producir.

¿Es un contrato de compra anticipada de la cosecha? 

Hay varios aspectos, donde el resultado es la compra de una cosecha que se ha transformado a agricultura orgánica. Además, el agricultor recibe asesoría de p arte nuestra y toda la seguridad de que el producto va a ser comercializado, buscando las mejores condiciones de precio en el mercado nacional o internacional.

¿A cuántas macrorruedas ha asistido?

Primero estuvimos en el  tour  promovido por los países de Efta, previo a la firma del TLC, como una estrategia para conocer el mercado y alistarnos para él. Luego, fuimos a la macrorrueda de Toronto (Canadá), donde hicimos nuestra oferta y encontramos algunas circunstancias muy positivas para las frutas ecológicas; esta de Guayaquil es la segunda macrorrueda de negocios a la que asistimos.    

LA CERTIFICACIÓN ECOLÓGICA, LA VISA  DE ENTRADA A OTROS MERCADOS

Estar certificados a nivel internacional es vital para este negocio. “La certificación ecológica de primera vez es muy difícil y no solamente adquirir el certificado, sino que se tenga la producción y poder decir: enfrenté 10 plagas (hongos y bacterias), inundaciones y no apliqué ni un solo químico; esto realmente es complicado”.

¿Son costosas las certificaciones?

Depende mucho. Si se mira respecto a las ventas que tenga, puede significar un porcentaje representativo si es una empresa o agricultor que está iniciando, pero si se mira a futuro se da cuenta de que es una inversión, porque la certificación la tiene que pagar cada año. Si este año no vende y paga 5-6 millones por una certificación, ese costo se va a ver muy elevado.

Palabras clave: alimentos orgánicos, mercado, Colombia, Europa
Author: Jorge Correa
Publicado por: Portafolio.co