AGRONoticias América Latina y el Caribe
 

Noticias: detalle

Bolivia quiere apostar por la producción de alimentos para crecer económicamente
Fecha de publicación:08/04/2012
País: Bolivia
Fuente: DPA

Bolivia, que durante la asamblea general de la Organización de Estados Americanos (OEA) en junio próximo planea debatir medidas a favor de la "soberanía alimentaria", puede transformarse en un país clave en la economía global gracias a la producción de nutrientes, opinan expertos y empresarios vinculados con el desarrollo de la agroindustria. No obstante, esta tendencia detectada en vista de las ventajas naturales del país -disponibilidad de tierra fértil y agua- no es automática, pues requiere la ejecución de políticas que aumenten la productividad, además de estrategias de inserción en los mercados internacionales, un aspecto reclamado por los productores locales al Gobierno del presidente Evo Morales.

"Bolivia podrá exportar 20 millones de toneladas de alimentos en 2030, 10 veces más de lo logrado en 2011, si el Estado garantiza el derecho individual de la tierra con orientación a la soberanía alimentaria y si hay seguridad energética", dijo a dpa el gerente del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), Gary Rodríguez. Afirmó, además, que el sector agrícola requiere de tecnología en los cultivos, pero en el marco de "buenas prácticas y el respeto al medio ambiente" para producir alimentos de calidad.

Bolivia posee 30 millones de hectáreas listas para cultivar, pero hoy emplea el 10% de esta capacidad. Por eso los productores de biotecnología e insumos agropecuarios ven en Bolivia "ventajas comparativas" para expandir la industria de su sector, pero también para mejorar las capacidades productivas del país, en momentos en que los recursos como agua y tierra fértil disminuyen frente al irreversible crecimiento de la población que ya en 2011 superó los 7.000 millones de habitantes.

"Estamos frente a la posibilidad de definir en el futuro los precios internacionales de alimentos de manera que éstos no sean impuestos por las naciones desarrolladas", dijo el gerente de la Asociación de Proveedores de Insumos Agropecuarios de Bolivia (APIA), Jaime Palenque. Explicó que las ventajas de Bolivia fueron valoradas en un foro internacional que, los últimos días de marzo, reunió en la ciudad uruguaya de Punta del Este a la industria de la biotecnología. La reunión debatió los desafíos para producir alimentos durante los próximos 15 años.

"Nosotros miramos a Bolivia como una oportunidad de crecimiento de la agricultura", dijo luego, en un contacto con la agencia dpa, el brasileño Antonio Carlos Guimaraes, presidente de la Junta directiva de "CropLife", la sociedad de productores de biotecnología de Latinoamérica. La población mundial habrá llegado a los 9.000 millones de habitantes en 2050. Según Guimaraes esta realidad exige aumentar la producción agropecuaria en un 70% para alimentar a más gente, "pero con menos tierra y una menor disponibilidad de agua".

El presidente Evo Morales, quien en reiteradas ocasiones ha defendido la producción de alimentos orgánicos, propuso debatir medidas a favor de la "soberanía alimentaria" en ocasión de la próxima Asamblea de la OEA que tendrá lugar en la ciudad boliviana de Cochabamba. La propuesta, que fue entregada por el canciller boliviano David Choquehuanca en la sede de la OEA, ha puesto énfasis en la necesidad de recuperar los productos agropecuarios originarios, aunque tampoco ha chocado con el enfoque de desarrollo industrial del agro.

Bolivia firmó hace tres meses un acuerdo para la ejecución del Proyecto de Innovación y Servicios Agrícolas (PISA), financiado por el Banco Mundial (BM), una iniciativa de US$ 39 millones que contempla la optimización en la producción de alimentos tanto en calidad como en cantidad. Entre 2010 y 2011, el precio de los alimentos en el mundo y América Latina tuvo un ascenso histórico de hasta el 130%, mayor que al que hubo entre 2000-2005, mientras que la volatilidad de los nutrientes fue la mayor registrada en los últimos 30 años, según el informe más reciente de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

En Latinoamérica, 53 millones de personas pasan hambre. En Haití, Guatemala y Guyana los niños desnutridos oscilan entre el 10% y el 20% de la población. Argentina, Brasil, Chile y Costa Rica poseen tasas de entre un uno y un dos por ciento, en contraste; A su vez, el fenómeno de la malnutrición, vinculada con el sobrepeso, es una tendencia en naciones pobres como Bolivia.

Palabras clave: Bolivia, producción alimentos, crecimiento económico, seguridad alimentaria
Publicado por: Emol.com (Chile)