AGRONoticias América Latina y el Caribe
 

Noticias: detalle

La biotecnología ofrece soluciones para la sequía del campo en México
Fecha de publicación:11/04/2012
País: México
Fuente: Expansion

En Sonora, las pérdidas en la producción agrícola por las sequías de este año están calculadas en 86,000 hectáreas de cultivo, lo que la ubica hasta el momento como la entidad más afectada por las condiciones climáticas en el país. Pero este infortunio no sólo cae sobre Sonora. Las sequías han impactado a 19 estados y ello dejó en 2011 pérdidas superiores a 15,000 millones de pesos en cultivos de maíz, frijol y ganado.

“Producir más con la misma agua y para más bocas”, es la manera en que Martín Córdova, el gerente general de Servicios y Suministros Agrícolas La Fama (Sesua), define el reto que el clima le ha impuesto a los agricultores. Sesua –que opera más de 20,000 hectáreas de tierra en Sonora y Sinaloa– recibió el llamado de la empresa de productos agrícolas Sygenta para ofrecerles experimentar en sus cultivos con sus productos que, según dice, resisten a sequías, inundaciones y hasta heladas.

"Nuestras necesidades eran tener más rendimiento por hectárea y una planta sana”, recuerda Córdova. Sygenta les ofreció dos productos: un producto para tratamiento de semilla llamado Dividen y un regulador de crecimiento conocido como Quilt, que prolonga el periodo de vida de una planta.

A los cinco meses de su uso, los productores levantaron el trigo con un diferencial de 300 kilos entre los que utilizaron los productos y los que no. Sonora no ha sido el único estado golpeado por la escasez de agua. Las sequías han impactado a 19 estados y ello dejó en 2011 pérdidas superiores a 15,000 millones de pesos en cultivos de maíz, frijol y ganado.

En Sinaloa, el principal productor de maíz, se han perdido 100,000 hectáreas, la mitad de las cosechas del estado que por años ha sido ejemplo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) por su uso eficiente del agua. Alberto Castelazo, ex presidente de la Fundación Mexicana para el Desarrollo Rural (Fundar), sostiene que esta estrategia puede impactar positivamente en el campo mexicano, pero considera difícil que los agricultores adquieran el financiamiento para invertir en tecnología.

Agua, divino tesoro

El campo mexicano, coinciden los expertos consultados, ya no puede ser el mismo después de la temporada de sequías que ha afectado a 1,213 municipios, en los que han pasado hasta 18 meses sin lluvias. La Comisión Nacional del Agua (Conagua) advierte que lo crítico de las sequías está por venir y el Servicio Meteorológico Nacional pronostica para 2012 que las precipitaciones pluviales estarán entre 45 y 50% por debajo de los niveles habituales.

“Los cambios climáticos serán más frecuentes e impredecibles, junto con los daños causados. Tendrá que hacerse un análisis muy serio de qué zonas todavía permitirán la producción agropecuaria y hasta qué nivel”, advirtió Joaquín Gómez Marroquín, especialista de la empresa Agrocomercio y Servicios. “La limitante es el agua y tenemos que compensarla con el aumento de rendimiento en la capacidad de producción”, complementó Marcelo Valentín, director de la Unidad Comercial Syngenta México, quien además asegura que sin la implementación de tecnología el campo no progresará.

“Es una agricultura por contrato”, dice Ricardo Morales, director de Agroder, empresa dedicada a realizar análisis, consultoría de agronegocios y desarrollo rural. “El productor obtiene la semilla, la tecnología y 20% de la producción es su ganancia, mientras que el resto (80%) va como pago de la inversión”. Un negocio redondo para Syngenta.

La biotecnología toma ventaja

A partir de 2009 inició en México la etapa de experimentación de la siembra de maíz genéticamente modificado. La Sagarpa ha recibido 110 solicitudes para la etapa experimental y 11 para el programa piloto. En marzo de 2011, otorgó a Monsanto un permiso para la siembra de maíz amarillo transgénico como parte de un programa piloto.

A la fecha, la Sagarpa ha otorgado 67 permisos para la siembra de maíz genéticamente modificado en etapa experimental. Martín Córdova, el gerente de Sesua, es uno de los convencidos del argumento de Syngenta. Sigue pidiéndole al cielo que sea bondadoso con la tierra, pero ya trabaja para abastecer sus molinos y en dotarse de tecnología para evitar sinsabores en el próximo ciclo de cultivo. “Nada puedo hacer contra la sequía, pero sí me puedo tecnificar para no esperar que el milagro me caiga del cielo”.

Palabras clave: México, sequía, biotecnología, agronegocio
Author: Cinthya Bibian
Publicado por: CNN México