AGRONoticias América Latina y el Caribe
 

Noticias: detalle

China, primer socio comercial de Chile gracias al Tratado de Libre Comercio
Fecha de publicación:10/05/2012
País: Chile

Chile fue el primer país del mundo en reconocer a China como miembro de la Organización Mundial de Comercio y como economía de mercado. También fue el primero en firmar un tratado de libre comercio con el gigante asiático. Hoy, los resultados económicos avalan el proyecto diplomático chileno.

Desde que entró en vigencia el TLC en 2006, el intercambio entre los dos países ha alcanzado los 30.000 millones de dólares anuales y China se ha convertido en el primer socio comercial de Chile, tanto en volumen como en monto.

En momentos en que Colombia comienza a estudiar la viabilidad de un acuerdo comercial con China, el caso chileno reviste especial interés. Portafolio entrevistó en Pekín al expresidente y senador chileno Eduardo Frei Ruiz-Tagle.

Gran parte del comercio exterior de Chile está en China y en Asia-Pacífico. ¿Cómo ha sido el proceso para conseguirlo?

Hace casi 20 años Chile comenzó una ofensiva fuerte en Asia-Pacífico.

Como presidente lideré el ingreso de Chile al Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (Apec) e inicié los tratados de libre comercio con la mayoría de naciones de esta área.

Este trabajo, que en un principio fue poco entendido en nuestro país, ha alcanzado un desarrollo espectacular.

Cuando partimos, el intercambio no llegaba a los 200 o 300 millones de dólares. Hoy, más del 50 por ciento de todo el comercio exterior de Chile se encuentra en Asia-Pacífico y hace más de dos años que China pasó a ser el primer socio comercial.

Este año esperamos un intercambio que supera los 35.000 millones de dólares, lo que significa que duplicamos la relación comercial que tenemos con Estados Unidos y superamos por mucho la relación que tenemos con los países europeos.

¿Por qué optar por un TLC para impulsar el comercio con China?

Una economía como la de Chile, que es un país de 17 millones de habitantes, no tiene ninguna posibilidad de entenderse con una nación de 1.350 millones de habitantes como China si no es a través de un TLC. Las naciones grandes tienen su peso específico en los mercados. ¿Cómo se defienden los países más pequeños? A través de los acuerdos: es fundamental que haya respeto, sustentabilidad, equilibrio y certeza jurídica. Esto se logra a través de los TLC. No tenemos otra defensa.

Por esta razón, Chile ha impulsado tratados no solo con China, sino con Estados Unidos, la Unión Europea y más de 56 países en todo el mundo.

El trabajo y el crecimiento de Chile dependen de las relaciones internacionales. Los acuerdos son muy importantes porque dan tranquilidad y estabilidad jurídica para el desarrollo de los países pequeños como el nuestro.

Seis años después de que entrara en vigencia, ¿cómo ve usted el impacto en Chile del TLC con China? ¿Cuáles han sido para usted los grandes logros y los desafíos para el futuro?

El primer logro es que China es el primer socio comercial de Chile, duplicando casi a Estados Unidos.

Este año se esperan exportaciones de Chile en el orden de los 20.000 millones de dólares e importaciones en torno a $14.000 millones de dólares.

Ahora hay que pasar del intercambio comercial, que es muy importante y va a seguir creciendo, a una relación bilateral de mucha mayor riqueza.

A partir de la firma del TLC en 2005, hemos aumentado nuestros acuerdos en materia de servicios y conectividad aérea.

El tratado de promoción y protección de inversiones es el próximo paso.

También tenemos que trabajar en sectores como cultura, educación, ciencia y tecnología.

El marco legal y jurídico ya existe. Tiene que ser ahora la sociedad civil, a través de sus empresas, universidades, instituciones culturales y de las inversiones conjuntas, la que se encargue de desarrollarlo aún más.

Desde 2006, el cobre y sus derivados han sido los productos estrella de esta relación. ¿Hay que seguir diversificando?

Sí, esa la gran tarea que tenemos hacia el futuro. La diferencia que hay entre las importaciones y las exportaciones de China es muy deficitaria para ese país.

Ellos exportan a Chile 12.000 millones de dólares y nosotros cerca de 18.000 millones, pero nosotros casi todo en materias primas, y ellos en productos elaborados.

Nosotros queremos ser un país desarrollado e industrializado para 2020, por lo que tenemos que exportar más productos con valor agregado y diversificar aún más nuestra canasta exportadora.

¿Es viable negociar las relaciones con China como región?

No lo veo así. Esta es una larga discusión que viene desde los años noventa.

Cuando comenzamos las conversaciones para un acuerdo con la Unión Europea, nos dijeron que debía hacerse con Mercosur.

Finalmente, los convencimos de que firmaran con Chile.

Con Mercosur todavía no firman y ya han pasado 20 años desde ese debate.

Si no hay acuerdos globales, tiene que haberlos bilaterales. Así como no veo a América Latina buscando un acuerdo con Estados Unidos y con la Unión Europea, tampoco la veo buscando un acuerdo con China o con Asia-Pacífico.

Palabras clave: Chile, China, socio comercial, TLC, exportación
Author: Natalia Tobón / Adnrés Bermúdez
Publicado por: Portafolio.co