AGRONoticias América Latina y el Caribe
 

Noticias: detalle

Cuba aún no ha cuantificado el impacto económico de la entrega de tierras
Fecha de publicación:26/11/2012
País: Cuba
Fuente: Xinhua

Las autoridades cubanas no han cuantificado aún el impacto económico de la entrega en usufructo de tierras ociosas, un programa aplicado desde hace dos año y que "se sigue perfeccionando", dijeron funcionarios del sector. La evaluación general de los rendimientos agrícolas de los usufructuarios está aún pendiente, aunque las autoridades del sector realizan un seguimiento directo a cada nuevo campesino, dijeron esta semana el director del Centro Nacional de Control de la Tierra, Pedro Olivera, y el responsable jurídico del Ministerio de la Agricultura, Orlando Díaz.

Cerca de 1,5 millones de hectáreas han sido entregadas a unos 176.000 usufructuarios desde que el gobierno aprobó la medida en septiembre de 2008, como parte del proceso de "actualización del modelo económico" que impulsa el presidente cubano Raúl Castro. "Se trata de un movimiento organizado que se puede consolidar y el gobierno está apostando muchísimo por esto", sin embargo "cuantitativamente no estamos en condiciones de hacer una evaluación", dijo Olivera.

El funcionario señaló que el Centro Nacional de Control de la Tierra dispone de 975.000 hectáreas de tierras ociosas para entregar en usufructo a campesinos, aunque 65 por ciento están infestadas fundamentalmente de marabú, un arbusto espinoso de la familia de las "Mimosáceas", de rápida propagación y difíciles de erradicar. Tanto Olivera como Díaz defendieron la disminución de las tierras ociosas y el comienzo de la repoblación del campo, aunque admitieron deficiencias pendientes, como los mecanismos de comercialización, que enfrentan los nuevos productores.

Díaz afirmó que se trata de un proceso todavía joven que se irá perfeccionando y que su resultado ser superior dentro de unos años. El gobierno considera la producción de alimentos como una tarea estratégica, ya que Cuba importa el 80 por ciento de la comida que consume, una factura que cada año ronda en 2.000 millones de dólares y que constituye una pesada carga financiera.

Para perfeccionar la entrega de tierras, el gobierno aprobó nuevas medidas que entrarán en vigor el 9 de diciembre y que ofrecen algunos beneficios a los usufructuarios, como permitir la construcción en las tierras de viviendas y otros inmuebles ligados a la producción. También asegurará la continuidad del derecho de usufructo para los familiares, en caso de que el titular de la tierra fallezca o quede incapacitado.

El límite máximo de tierra a entregar a cada usufructuario se ampliará ahora de 40 a 67 hectáreas y se permitirá además realizar actividades forestales y de producción de frutales.

Personas con otros vínculos de empleo podrán también solicitar tierra y en la firma de los contratos se eliminarán los intermediarios entre el usufructuario y la entidad estatal a cargo de la tierra. Los usufructuarios y el sector agrícola también se beneficiarán a partir de enero próximo, cuando entre en vigor la nueva Ley Tributaria, pues los productores tendrán beneficios fiscales que incluyen reducciones de hasta 50 por ciento de los impuestos, en comparación a los que se aplica en los demás sectores.

Los usufructuarios de tierras estarán exonerados de pagar determinados impuestos durante dos años, sin embargo en caso de que el terreno asignado está infestado de plantas leñosa el plazo se amplía hasta cuatro años.

La superficie agrícola de Cuba es de 6.600.000 hectáreas y el fondo ocioso se estimaba en más de 1.800.000 hace cuatro años atrás, cuando el gobierno comenzó su entrega en usufructo. El Estado controla 60 por ciento de las tierras en Cuba, pero las granjas y cooperativas estatales producen apenas 30 por ciento de los alimentos cosechados en la isla.

Hace unos mese las autoridades comenzaron a abrir tiendas donde por primera vez los productores pueden comprar insumos y herramientas, en otro paso de una cadena de medidas que además incluyó subir los precios que el Estado paga por los productos agrícolas.

También se aprobaron las ventas directas de los campesinos a los hoteles y establecimientos de la red gastronómica del turismo. De manera paralela, el sistema bancario cubano comenzó a otorgar créditos a las personas que adquirieron tierras estatales ociosas en usufructo. "La clave actual de la reforma económica cubana es la agricultura, como lo fue en Vietnam y en China. Si fracasa la reforma en la agricultura, fracasa toda la reforma", afirmó el investigador del Centro de Estudios de la Economía Cubana, Pavel Vidal, en una reciente entrevista con la revista "Espacio Laical". Vidal señaló que si se resuelve el tema de la alimentación, que es una de las demandas sociales más importantes, donde la población quiere ver resultados a corto plazo, la reforma tendrá más apoyo popular.

Palabras clave: Cuba, entrega tierras, cultivo, usufructo, impacto económico
Author: Raúl Menchaca
Publicado por: Spanish.China.org.cn