AGRONoticias América Latina y el Caribe
 

Noticias: detalle

Misión conjunta para erradicar el hambre en Antigua y Barbuda
Fecha de publicación:20/12/2012
País: Antigua y Barbuda
Fuente: FAO - Oficina Regional para América Latina y el Caribe

Evaluar la situación de la pobreza y el hambre, identificar situaciones críticas y los temas prioritarios para la intervención temprana fueron los objetivos de la primera misión conjunta de la FAO, CEPAL, IICA, PMA y la OPS/OMS a Antigua y Barbuda, para avanzar en el plan que busca erradicar el hambre y la pobreza extrema en el país en dos años.

Antigua y Barbuda ha asumido el “Desafío Hambre Cero”, lanzado por el Secretario General de las Naciones Unidas , Ban Ki-Moon, una iniciativa a la cual se han por ahora sumado las agencias mencionadas, y ha aprobado una “Política Nacional de Seguridad Alimentaria y Nutricional”. El mapa de ruta para llegar al hambre cero está siendo trazado en conjunto por el gobierno, la sociedad civil, el sector privado y la cooperación internacional.

El Primer Ministro de Antigua y Barbuda, Winston Baldwin Spencer, se reunió con la misión y agradeció la respuesta inmediata que las agencias tuvieron al llamado a erradicar el hambre. El Primer Ministro garantizó el apoyo total del gobierno a la iniciativa, señalando que el objetivo se puede lograr en dos años y que hay que movilizarse de la forma más expedita posible. El Ministro de Agricultura del país, Hilson Baptiste, también hizo un llamado a pasar rápidamente de las palabras a la acción.

“Los que sufren hambre no pueden esperar. La erradicación total del hambre y la pobreza en Antigua y Barbuda es un objetivo perfectamente alcanzable, y se puede lograr en el futuro inmediato; esa es la creencia que está en la base del Desafío Hambre Cero en Antigua y Barbuda”, señaló el Representante Regional de la FAO, Raúl Benítez.

La dimensión del desafío

Antigua y Barbuda tiene una población que se estima en 90.000 habitantes. Datos del 2005-6, señalan que el 5 % de ella sufre indigencia (4.252 personas, el 4,4 % de los hogares del país), mientras que el 18 vive por debajo de la línea de pobreza. Un 10 % adicional se estima en situación vulnerable, es decir que está en riesgo de caer en la pobreza si ocurren choques en la economía. El informe “Estado de la Seguridad Alimentaria Mundial 2012” indica que el hambre afecta a un 20,5% de la población, siendo la cifra más alta del Caribe después de Haití.

Los niños, los ancianos y los hogares cuya jefa es mujer son quienes más sufren la pobreza. En términos nutricionales, la misión conjunta constató que hay focos de inseguridad alimentaria en niños, mientras que la obesidad es un problema que afecta a todos los grupos etarios. Los programas de protección social son incipientes y no existen adecuados instrumentos de focalización.

Otro reto a enfrentar es el hecho de que Antigua y Barbuda es un importador neto de alimentos: en 2011, se estima que el país gastó USD 87 mil millones de dólares para suplir el 80 % de su demanda nacional, una cifra que fue casi el doble de lo que gastó en 2010. Un segundo aspecto preocupante que detectó la misión es que la producción agrícola nacional es insuficiente comparada con el aumento exponencial de la factura de importación de alimentos.

La misión conjunta señaló que lo anterior es preocupante dado el contexto internacional de aumento del precio de los alimentos, sumado a factores nacionales como el desempleo y la reducción de las oportunidades de ingresos.

Por último, la misión destacó que para mejorar la situación del hambre y pobreza en el país es necesario tomar en cuenta el impacto del cambio climático y de los desastres naturales (huracanes, inundaciones y sequías) sobre la vulnerabilidad del país.

¿Qué es el desafío Hambre Cero en Antigua y Barbuda

El Desafío Hambre Cero en Antigua y Barbuda es un proceso abierto liderado por el gobierno que ha invitado a todos los socios a participar en el esfuerzo por erradicar el hambre y la pobreza de manera sostenible, manifestando su total compromiso político con esta iniciativa.

La FAO, el IICA, la CEPAL, el PMA y la OPS/OMS ya se comprometieron a apoyar este esfuerzo y se espera que otras organizaciones internacionales lo hagan en un futuro próximo.

El plan que se desarrollará en Antigua y Barbuda servirá como piloto para ser adaptado por otros países que quieran desarrollar iniciativas similares.Evaluar la situación de la pobreza y el hambre, identificar situaciones críticas y los temas prioritarios para la intervención temprana fueron los objetivos de la primera misión conjunta de la FAO, CEPAL, IICA, PMA y la OPS/OMS a Antigua y Barbuda, para avanzar en el plan que busca erradicar el hambre y la pobreza extrema en el país en dos años.

Antigua y Barbuda ha asumido el “Desafío Hambre Cero”, lanzado por el Secretario General de las Naciones Unidas , Ban Ki-Moon, una iniciativa a la cual se han por ahora sumado las agencias mencionadas, y ha aprobado una “Política Nacional de Seguridad Alimentaria y Nutricional”. El mapa de ruta para llegar al hambre cero está siendo trazado en conjunto por el gobierno, la sociedad civil, el sector privado y la cooperación internacional.

El Primer Ministro de Antigua y Barbuda, Winston Baldwin Spencer, se reunió con la misión y agradeció la respuesta inmediata que las agencias tuvieron al llamado a erradicar el hambre. El Primer Ministro garantizó el apoyo total del gobierno a la iniciativa, señalando que el objetivo se puede lograr en dos años y que hay que movilizarse de la forma más expedita posible. El Ministro de Agricultura del país, Hilson Baptiste, también hizo un llamado a pasar rápidamente de las palabras a la acción.

“Los que sufren hambre no pueden esperar. La erradicación total del hambre y la pobreza en Antigua y Barbuda es un objetivo perfectamente alcanzable, y se puede lograr en el futuro inmediato; esa es la creencia que está en la base del Desafío Hambre Cero en Antigua y Barbuda”, señaló el Representante Regional de la FAO, Raúl Benítez.

La dimensión del desafío

Antigua y Barbuda tiene una población que se estima en 90.000 habitantes. Datos del 2005-6, señalan que el 5 % de ella sufre indigencia (4.252 personas, el 4,4 % de los hogares del país), mientras que el 18 vive por debajo de la línea de pobreza. Un 10 % adicional se estima en situación vulnerable, es decir que está en riesgo de caer en la pobreza si ocurren choques en la economía. El informe “Estado de la Seguridad Alimentaria Mundial 2012” indica que el hambre afecta a un 20,5% de la población, siendo la cifra más alta del Caribe después de Haití.

Los niños, los ancianos y los hogares cuya jefa es mujer son quienes más sufren la pobreza. En términos nutricionales, la misión conjunta constató que hay focos de inseguridad alimentaria en niños, mientras que la obesidad es un problema que afecta a todos los grupos etarios. Los programas de protección social son incipientes y no existen adecuados instrumentos de focalización.

Otro reto a enfrentar es el hecho de que Antigua y Barbuda es un importador neto de alimentos: en 2011, se estima que el país gastó USD 87 mil millones de dólares para suplir el 80 % de su demanda nacional, una cifra que fue casi el doble de lo que gastó en 2010. Un segundo aspecto preocupante que detectó la misión es que la producción agrícola nacional es insuficiente comparada con el aumento exponencial de la factura de importación de alimentos.

La misión conjunta señaló que lo anterior es preocupante dado el contexto internacional de aumento del precio de los alimentos, sumado a factores nacionales como el desempleo y la reducción de las oportunidades de ingresos.

Por último, la misión destacó que para mejorar la situación del hambre y pobreza en el país es necesario tomar en cuenta el impacto del cambio climático y de los desastres naturales (huracanes, inundaciones y sequías) sobre la vulnerabilidad del país.

¿Qué es el desafío Hambre Cero en Antigua y Barbuda

El Desafío Hambre Cero en Antigua y Barbuda es un proceso abierto liderado por el gobierno que ha invitado a todos los socios a participar en el esfuerzo por erradicar el hambre y la pobreza de manera sostenible, manifestando su total compromiso político con esta iniciativa.

La FAO, el IICA, la CEPAL, el PMA y la OPS/OMS ya se comprometieron a apoyar este esfuerzo y se espera que otras organizaciones internacionales lo hagan en un futuro próximo. El plan que se desarrollará en Antigua y Barbuda servirá como piloto para ser adaptado por otros países que quieran desarrollar iniciativas similares.

Palabras clave: Antigua y Barbuda, IICA, PMA, CEPAL, OPS/OMS, Unicef, hambre, Zero Hunger
Publicado por: FAO - Oficina Regional para América Latina y el Caribe