AGRONoticias América Latina y el Caribe
 

Noticias: detalle

Los productores de lima en México esperan una mejor temporada de invierno
Fecha de publicación:02/01/2013
País: México

Si bien a primera vista el centro de la industria de la lima en México, el puedo de Martínes de la Torre, puede no impresionar a los visitantes, su riqueza destaca más allá de sus fronteras en los cientos de acres que conforman los huertos. Hogar de las 23 empresas que conforman el Consejo de Productores y Exportadores de Limón Persa (Copelp) los productores del distrito de Martínez de la Torre cuentan con la capacidad para producir limapersa durante todo el año, en gran parte gracias a un clima benévolo.

Xochitl Robles, tesorera de Copalp y directora general de producción en CG Exporta, señaló que la fuerza de la región radica en su capacidad para transportar grandes volúmenes de cítricos a EE.UU y otros mercados internacionales los 365 días del año, con una calidad consistente a lo largo de las estaciones. “Tenemos limas que satisfacen la demanda en el mercado de EE.UU no sólo por su calidad, sino también en términos de los requisitos fitosanitarios”, dice.

Sin embargo, a pesar que la región produce durante todo el año, los 12 meses están normalmente marcados por fuertes peaks en la producción, especialmente en la temporada de verano – que por lo general va de mayo a julio – cuando grandes volúmenes de cítricos se cosechan.

Por el contrario, en la temporada de invierno - que va de diciembre a marzo/abril -, suele ser un período en el que se recogen volúmenes más bajos y el sector se beneficia de precios mucho más altos. El problema experimentado por la industria durante los últimos 12 meses, dice Robles, es que la esperada caída en las temperaturas no tuvo lugar la primavera pasada, lo que significa que los precios esperados no llegaron.

“Normalmente esperamos que la producción caiga durante este período debido a las condiciones meteorológicas, pero este año hemos visto muchos cambios y los ciclos de producción están cambiando a fechas diferentes debido a los efectos del cambio climático”, explica. “Está cambiando los volúmenes de producción y debido a esto los volúmenes que exportamos. Por ejemplo este año, 2012, no fue un año de escasez debido a que el frío no fue tan duro como en 2011, cuando tuvimos temperaturas de 4°C”.

“Este año no hubo una caída de la producción porque no tuvimos un invierno y como resultado de esto, hubo una sobre oferta de limas en comparación al año anterior. Esto afectó a los precios que recibimos. Con volúmenes mayores, la demanda disminuye”.

Signos de optimismo

Sin embargo, como la temporada de invierno 2012/13 está comenzando, Robles dijo que hay señales de optimismo. Siguiendo el ritmo de años anteriores, los volúmenes ha disminuido en diciembre. Del promedio de 450 camiones con limar que Martínez de la Torre despacha cada semana del año – totalizando alrededor de 480.000 cajas por semana – la caída en los volúmenes de producción ha hecho que descienda a un programa semanal de 250 camiones, lo que lleva a una renovada esperanza para mejores precios.

Si bien EE.UU y Canadá son en gran medida el principal enfoque de la temporada de invierno, los miembros de Copalp tienen un importante negocio de exportación a Europa y otras partes del mundo durante el resto del año. Entre abril y noviembre, los productores de Martínez de la Torre exportan limas principalmente a Francia, Italia, Reino Unido y Alemania, y desde este último hacia el resto de Europa. Japón también ya es un mercado establecido para las limas en la región en Asia.

Más recientemente, Robles revela que los miembros de Copalp han empezado a introducir el producto en el mercado de Medio Oriente, aunque añade que todavía están en la etapa de envíos de prueba. La confianza de Copalp en los mercados de exportación podría decirse que viene de ser los únicos productores de lima en México certificados con estándares de calidad y seguridad alimentaria. Robles añade que el objetivo a largo plazo de la organización es lograr la certificación para todos sus productores.

Robles indicó que durante los próximos 12 meses el grupo también quiere poner un mayor énfasis en mejorar de la calidad, a través de la plantación de nuevos árboles y la eliminación de antiguos huertos. El éxito de esta ciudad de Veracruz también ha fomentado la producción de limas en otras regiones de México, incluyendo Jalisco, Puebla, Oaxaca y Chiapas.

Entre las empresas que han surgido fuera de Veracruz se encuentra Sicar, que cultiva 800 hectáreas de cítricos en el estado occidental de Colima, principalmente entre febrero y abril de cada año. A diferencia de la mayoría de los agricultores en Veracruz, el enfoque Sicar no es el limón persa, sino la variedad mexicana Key Lime, que se vende tanto a nivel nacional como en el mercado de EE.UU.

María del Carmen Ochoa Delgado, directora general de Sicar, comentó que la empresa produce alrededor de 6.000 toneladas métricas de limas al año. Destacó sin embargo que se produjo una disminución en los volúmenes durante el año pasado debido a enfermedades en los cítricos. Además, a diferencia del sector de Veracruz, la ubicación de la empresa significa que, debido a los altos costos de flete aéreo, se enfoca en gran medida en el mercado de EE.UU. Ochoa revela que Sicar tiene la esperanza de expandir su negocio en California durante la próxima temporada.

No todas las empresas que participan en el sector son productores. Un ejemplo es la exportadora Exotimex, con sede en la Ciudad de México, que se especializa en la exportación de lima persa a los mercados incluyendo Europa, EE.UU, Canadá y Japón. Con sede cerca del aeropuerto internacional de Ciudad de México, Tamila Dib Ammour de Exotimex explica que la compañía – fundada hace 25 años por Laurent Chabres, ex importador del mercado mayorista de Rungis de París – no está necesariamente interesada ​​en los volúmenes, sino en la calidad. “Aún estamos creciendo, pero con volúmenes bajos porque estamos a favor de la calidad sobre la cantidad”, dice.

Aunque no es un productor en su mismo, Dib dice que Exotimex exige la más alta calidad de limas de sus productores asociados, los cuales son comercializados bajo sus marcas propias, Bamba, Jade y Natury. Con productos de calidad, Dib cree que habrá espacio para el crecimiento del mercado más allá de las limasmexicanas en Europa en el futuro, aunque pide prudencia. “Hoy, cuando aparecen nuevas empresas y quieren especular con los precios – basándose en los precios alcanzados durante el año anterior, por ejemplo – desequilibra el mercado, la calidad desaparece y los precios son empujados hacia abajo”, dice Dib. “El mercado europeo puede crecer, pero nos toca a nosotros, a los mexicanos, saber qué y cómo enviar debido a que los importadores europeos saben qué y cuándo comprar”.

Palabras clave: México, lima, cosecha, producción, temporada, invierno
Publicado por: PortalFrutícola