AGRONoticias América Latina y el Caribe
 

Noticias: detalle

La quinua y la seguridad alimentaria en América Latina
Fecha de publicación:09/01/2013
País: América Latina y el Caribe
Fuente: Agencia EFE

"Un futuro sembrado hace miles de años". Con este lema Naciones Unidas celebra el año internacional de la quinua, también conocido como quinoa, un alimento de alto valor nutricional que puede contribuir a la seguridad alimentaria y a la erradicación de la pobreza, pero además un grano típico andino, donde durante siglos ha dado sustento a sus habitantes. Hablar de quinua no es hacerlo solo de sus múltiples variedades y bondades, sino de su vinculación con las comunidades andinas, por eso la ONU quiere reconocer también a los pueblos andinos que "han preservado este cultivo excepcional como alimento para generaciones presentes y futuras gracias a sus conocimientos tradicionales y prácticas de vida en armonía con la naturaleza", según la resolución de Naciones Unidas.

La celebración de este año, que partió de una propuesta de Bolivia, con el apoyo de Argentina, Azerbaiyán, Ecuador, Georgia, Honduras, Nicaragua, Paraguay, Perú y Uruguay, cuenta como padrinos con el presidente boliviano, Evo Morales, y la primera dama de Perú, Nadine Heredia, quienes apoyarán una larga lista de actividades. Desde exposiciones a conferencias o medidas de promoción del cultivo, además de la publicación de un recetario en el marco del proyecto "Chef contra el hambre" y la celebración de un congreso científico mundial sobre la quinua y un simposio internacional sobre los valores culturales vinculados a ella.

ESA GRAN DESCONOCIDA

La quinua es un alimento casi desconocido para gran parte del mundo aunque se cultiva desde hace más de 7.000 años en el altiplano andino, donde sirvió de alimento básico a antiguas civilizaciones de los Andes.

Sus virtudes son enormes pues se adapta a las condiciones climáticas más diversas, es resistente, fácil de cultivar y con un bajo coste de producción. Por si todo ello fuera poco, tiene bajo impacto ambiental, contribuye a la biodiversidad (hay más de 3.000 variedades) y protege los ecosistemas, según documentos publicados por la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO).

Tanto es así que la NASA la considera "un cultivo ideal" para su inclusión en posibles misiones espaciales de larga duración cuando las naves espaciales lleven abordo cultivos. Sus cualidades nutricionales son igualmente imbatibles al poseer todos los aminoácidos esenciales, así como ácidos grasos, es rica en minerales y tiene un alto contenido proteico. Además se considera libre de gluten, por lo que es ideal para los celiacos. Todo ello confirma su "gran potencial para contribuir a la seguridad alimentaria, a la lucha contra el hambre y la desnutrición". 

QUINOA Y CAMPESINOS, UNA GRAN EQUIPO

La quinua también se distingue de otros cultivos por su fuerte vinculación con los pueblos indígenas que la cultivan desde hace miles de años. Y que desempeñan una "valiosa contribución" como "guardianes" de este grano para las generaciones presentes y futuras, según la FAO. La mitad de la oferta mundial se cultiva en Bolivia, Perú y Ecuador, donde la producción sigue siendo familiar y ha aumentado el ingreso de los campesinos que se benefician de mayores y mejores precios -en Estados Unidos y Europa su valor comercial es cinco veces mayor al de la soja- y del retorno a las prácticas ancestrales de una manera sostenible.

La quinua, cuyo cultivo puede extenderse a otras zonas del planeta gracias a su versatilidad, ofrece a las comunidades de bajos recursos que viven "en ambientes extremos, opciones para mejorar sus medios de vida, generar ingresos, lograr la seguridad alimentaria y gozar de una mejor salud y nutrición", considera la FAO. Ante el desafío de elevar la producción de alimentos de calidad para alimentar a la población del planeta en un contexto de cambio climático, la quinua, según un informe de la FAO, aparece como una alternativa para aquellos países que sufren de inseguridad alimentaria.

QUINUA GOURMET

Pero para el consumidor, quizás lo más importante es que la quinua además está rica y vive una nueva época dorada gracias a su consideración como alimento sano y su salto a los mercados estadounidense y europeo. Y ha llegado recientemente a ser protagonista del primer "Recetario Gourmet de Quinua", publicado en Perú con el apoyo del chef peruano Gastón Acurio, quien en la presentación denunció que durante años ha estado "injustamente relegada y olvidada", al igual que los campesinos que tradicionalmente la producen.

En la cocina tiene usos similares al grano, aunque no sea un cereal sino una hortaliza, el más tradicional convertirla en harina y hacer pan, pero ahora también se puede encontrar pasta, que en la mesa casa a la perfección con las hortalizas, aunque hay que tener cuidado con las especias, pues absorbe mucho los sabores. También puede usarse cocida, como los granos y legumbres, o para elaborar sopas, mientras en verano se adapta a las ensaladas, da mucho juego en la repostería y si se deja fermentar se convierte en una interesante cerveza.

Palabras clave: América Latina, Caribe, quinua, seguridad alimentaria, AIQ2013, FAO
Publicado por: América Economía