AGRONoticias América Latina y el Caribe
 

Noticias: detalle

China se consolida como destino de la carne de ovino producida en Uruguay
Fecha de publicación:03/06/2013
País: Uruguay

China se consolida como uno de los importadores más importantes de carne ovina uruguaya y colaboró para eliminar la dependencia del producto con los mercados de Europa y Brasil. Así lo subrayó el vicepresidente del Frigorífico San Jacinto (Nirea SA), Gastón Scayola, en la primera jornada del ciclo 2013 de Agro en Foco, realizada el viernes 31 en el teatro Larrañaga, en Salto.

La industria frigorífica cree que es muy importante desestacionalizar la producción de corderos para faena con el objetivo de atender a los mercados durante todo el año.

En general los corderos entran a la invernada en febrero y marzo y salen en el mes de agosto. En su charla Scayola explicó que Uruguay está atendiendo a varios mercados que están demandando carne todo el año y remarcó la importancia de atenderlos en todo el ejercicio para generar fidelidad.

Destacó el importante ingreso del mercado de China a la cartera de clientes de la carne ovina uruguaya. Desde el año pasado el país asiático ha demandado una cantidad considerable del producto y rompió la alta dependencia que tenía Uruguay de Brasil y Europa.

Scayola señaló que el año pasado Uruguay devolvió una porción de su cuota de carne ovina a la Unión Europea, pero eso no quiso decir que haya caído la faena y las exportaciones, esto gracias a la participación china.

Repasando las cifras de 2012 Scayola señaló que la demanda europea se mantuvo, Brasil pagó mayores precios y China entró al mercado. A partir de setiembre las compras de carne ovina de China fueron creciendo, pero no solo a Uruguay, también a Nueva Zelanda. “El fenómeno no es Uruguay sino China, que demanda más carne de cordero”, explicó. “Tenemos mercados que pueden absorber la oferta y la esperanza de desestacionalizar la producción al máximo para abastecer a todos los clientes todo el año”, dijo.

Repasando la realidad actual y perspectivas de los mercados para la carne ovina uruguaya, Scayola señaló que Europa sigue a paso lento y sin perspectivas de mejora, recordó que cuando el cordero valía US$ 5 (por kilo en cuarta balanza) “vendíamos piernas de cordero a US$ 12.000 la tonelada, el año pasado vendimos a US$ 5.500 y este año a US$ 6.000 y US$ 6.500 por tonelada. Pero esa pierna de cordero sin hueso se puede vender con hueso a China a US$ 5.500 por tonelada, lo que equivale a US$ 7.500 sin hueso. China compra cortes, ya no compra cartílagos y grasa y productos de bajo valor. El año pasado compró todo el asado de cordero de Uruguay y este año compró piernas y paleta sin dificultad”.

“China es hoy una realidad y excelente promesa”, sentenció.

En cuanto al ingreso de carne ovina uruguaya a Estados Unidos, que sigue pendiente luego de que se hayan cumplido todos los trámites sanitarios y burocráticos y se espera que se destrabe políticamente, consideró que sería importante para la colocación de los ovinos de razas carniceras que hoy no tienen demanda en los mercados de Uruguay. Explicó que por ejemplo Brasil no demanda cortes grandes y pesados y estos cortes sí tendrían colocación en Estados Unidos.

Sin embargo si EEUU abre su mercado para los cortes sin hueso no cambiará mucho las alternativas de mercado. “China sí cambió las alternativas de mercado porque la carne ovina uruguaya entra con hueso y sin hueso, la dificultad es que nuestros principales competidores (Australia y Nueva Zelanda) están demasiado cerca”, dijo.

Destacó que se abrieron los mercados de Canadá y México sin hueso, pero “para que haya un cambio importante es fundamental que Europa habilite el ingreso de carne ovina uruguaya con hueso”, concluyó.

Un manjar en Brasil

En los últimos años la carne ovina uruguaya tuvo gran consolidación de su imagen de marca en los estados brasileños de San Pablo y Rio de Janeiro. El vicepresidente de Frigorífico San Jacinto, Gastón Scayola, remarcó que es uno de los platos más caros en los principales restaurantes, y que la gente habla del “cordero uruguayo”, no solo de “cordero”. El producto no solo atrajo a consumidores y distribuidores sino también a industriales. Recientemente la empresa brasileña Sidercol se instaló en Uruguay y está a cargo del Frigorífico Daymán, en Salto. Silvio de Sousa, director ejecutivo de la empresa, destacó que Uruguay es una referencia en Brasil en cuanto a producción ovina y también subrayó la institucionalidad publico-privada, que enaltecen el trabajo del país en el rubro cárnico.

Palabras clave: Uruguay, China, ovino, producción, comercio, exportación
Publicado por: El Observador (Uruguay)