AGRONoticias América Latina y el Caribe
 

Noticias: detalle

Cuestionan que se pueda responder a la demanda de Estados Unidos por corderos especiales
Fecha de publicación:18/08/2013
País: Uruguay
Fuente: El Observador

Lamentablemente, si es que esta vez se concreta la apertura, Uruguay no contaría ni con el volumen –asumiendo que sería significativo, si no todo pierde sentido– ni con la calidad de corderos que demanda Estados Unidos”, afirmó Gianni Bianchi, agrónomo y profesor agregado de la Facultad de Agronomía.

Bianchi hizo este comentario a El Observador luego que Rubén Echeverría, presidente de la Asociación Rural del Uruguay (ARU), manifestó que Uruguay está en condiciones de producir lo que exige EEUU, mercado que en pocos meses quedaría abierto a la exportación de carne ovina sin hueso.

“Ese mercado es abastecido fundamentalmente por Australia, país lanero por excelencia que produce corderos muy pesados, pero magros. ¿Cómo? De la única forma que se pueden producir volúmenes significativos de carne de primera calidad: usando cruzamientos y recurriendo a razas carniceras que depositen grasa a edades y/o pesos avanzados”, dijo. Añadió que Australia utiliza Poll Dorset con Suffolk blanco “para producir mucha carne que permita cortes de alto calibre y que éstos sean magros. Con razas laneras y fundamentalmente el Corriedale (es la mayoritaria) no se puede producir canales pesadas y magras a la vez. Además el calibre de los cortes, aun a peso de canal constante, es bastante mayor en las cruzas”.

Luego expresó que “si no leí mal la base para aseverar que sí podíamos exportar corderos a Estados Unidos era el resultado de los concursos de corderos. Me permito hacer dos apreciaciones. Una cosa es preparar un grupito de corderos para que expertos dictaminen cual es él o los mejores y otra cosa es producir corderos –todos iguales– muy pesados y magros, pero en volumen. Además, el concurso de corderos es una acción loable para que los productores se junten, discutan, intercambien opiniones y pasen un buen rato, pero nada más”.

Bianchi hizo un llamado “a no engañarnos con cosas que no significan nada desde el punto de vista técnico, comercial o acerca de las capacidades de producción de un país”. Y llamó “a tampoco engañarnos con que no producimos corderos súper pesados porque la industria los castiga. Los castiga porque el mercado al que van (Brasil, China o la Unión Europea) no demanda cortes de alto calibre. Pero si Estados Unidos, o México que es otro mercado más que interesante, demandaran, nuestros corderos súper pesados estarían también súper pasados de grasa”.

Sobre decisiones a adoptar dijo: “tenemos que primero aumentar la cantidad de corderos que producimos y segundo darles de comer en forma ininterrumpida y cruzar para producir un cordero en no más de cinco o seis meses en vez del modelo casi lanero de tenerlo un año en el campo para sacarle un vellón que, mayoritariamente, cada vez vale menos”.

“Si yo tengo un cliente que necesita lana para prendas finas, suaves y livianas para usar sobre el cuerpo no puedo producir lana sucia Corriedale (ni siquiera Merilín o Ideal), tengo que producir lana Merino y cuanto más fina mejor. Si quiero producir cortes de alto valor para un mercado de altísimo poder adquisitivo lo tengo que hacer con lo mejor que hay: razas carniceras seleccionadas durante mucho tiempo para tal fin, sobre las ovejas que mayoritariamente tengo en el país adaptadas a diferentes regiones”, reflexionó.

Palabras clave: Uruguay, EEUU, ganadería, corderos, ovinos,cárnicos, comercio,mercados, economía, exportaciones
Author: Juan Samuelle
Publicado por: elobservador.com.uy