AGRONoticias América Latina y el Caribe
 

Noticias: detalle

Inician el cultivo experimental de maíz transgénico en el Paraguay
Fecha de publicación:19/01/2011
País: Paraguay
Fuente: ABC Color

El cultivo experimental de maíz transgénico ya es una realidad en Paraguay. La primera firma en iniciar la siembra es Monsanto y otras empresas que tienen la autorización le seguirán en los próximos días, se informó.
Los ensayos regulados para maíces genéticamente modificados (GM, transgénicos) ya están siendo desarrollados. Una firma, Monsanto, ya realizó la siembra, según confirmaron fuentes del Instituto Paraguayo de Tecnología Agraria (IPTA) y técnicos del sector privado.

Nuestra fuente explicó que la siembra de los maíces transgénicos está siendo establecida siguiendo las normas de bioseguridad, manteniendo distancias de más de 600 metros de otras parcelas de maíz y conservando un 10% como área de refugio alrededor de la parcela.   

Según la explicación, el IPTA oficia de evaluador de la tecnología y es depositario de la confianza técnico-científica, conforme al protocolo experimental recomendado por la Comisión Nacional de Bioseguridad Agropecuaria y Forestal (Combio).   

Recordemos que el Ministerio de Agricultura, a través de cuatro resoluciones, autorizó en noviembre pasado a las empresas Agrotec SA, Dow Agrosciences Paraguay SA, Monsanto Paraguay SA y Syngenta Crop Protection SA implementar los procedimientos legales y administrativos correspondientes para la introducción al país de diferentes tipos de maíces, bajo la modalidad de ensayos regulados, en condiciones de bioseguridad.   

Agrotec y Dow Agrosciences solicitaron la autorización para el maíz transgénico RC 1.507. La Monsanto pidió para los materiales MON89034 y MON88017 ó VT3Pro; y la Syngenta Crop, para el BT11 o Maíz BT (tolerante a insectos lepidópteros).

El MAG resolvió que el IPTA es responsable del ensayo regulado, entidad que presentará un informe final detallado de los resultados a dicha cartera y a los representantes legales de las empresas autorizadas y a la Combio.

De igual manera, el IPTA deberá garantizar el cumplimiento de las exigencias técnicas y administrativas del ensayo regulado y establecerá las responsabilidades con los mismos.   

Ofrecen lo mejor.  

Por su parte, según fuentes de Monsanto, Paraguay tendrá acceso a las últimas tecnologías desarrolladas por esa compañía en relación a maíces y sojas genéticamente modificadas (GM), y para ello están siguiendo todos los pasos legales y técnicos en beneficio de la producción paraguaya. explicó  el gerente general de Monsanto Paraguay, Pablo de Lafuente.

“Estas nuevas tecnologías, de ser lanzadas de aquí en Paraguay dentro dos años, tendrían un impacto de hasta el 3% de incremento en el producto interno bruto del país (PIB)”, estimó el representante local de Monsanto.