AGRONoticias América Latina y el Caribe
 

Noticias: detalle

Un cumpleaños de la tierra con futuro verde para Guatemala
Fecha de publicación:20/04/2011
País: Guatemala
Fuente: Periódico Digital Centroamericano y del Caribe

La implementación del material didáctico para impartir la educación ambiental en las aulas de todo el país y la posible aprobación de las leyes de Cambio Climático y de Desechos Sólidos abre las puertas a una normativa ecológica con mayores estándares de prevención de contaminación y ordenamiento territorial.

Desde la década de los setentas, período en el que más de 85 países del globo se unieron para celebrar el Día de la Tierra, Guatemala aún no se había acercado a la aprobación de normativas que permitan el estricto control ecológico nacional.

Mientras tanto, el Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales (MARN), apostó por la educación formal, no formal e informal para generar la conciencia de no contaminación, a través de educadores ambientales diseminados en todas las delegaciones de la entidad ambiental, difundiendo la educación informal y no formal.

La no formal corresponde al momento en el que los formadores ambientales acceden a organizaciones y agrupaciones para sensibilizarlos y capacitarlos en los temas que persigan el rescate de la naturaleza. Y la educación informal constituye el acercamiento a la sociedad para ejecutar actividades concretas como campañas de limpieza, caminatas, conferencias y foros que son transitorias pero que tienen un efecto de motivación en la conciencia de los ciudadanos.

La educación en las aulas primarias, secundarias y de diversificado, recibieron el apoyo social y científico por medio de la Dirección General de Formación Organización y Participación Social (DIGEFOPAS - MARN), que a través de la curricula nacional base creó un instrumento que permitió a toda la población acercarse a la ciencia del cambio climático, este éxito se alcanzó a través del libro ABC DEL CAMBIO CLIMÁTICO.

El interés que despertó ese documento estimuló la creación de 13 textos llamados cuadernos de educación ambiental, estos son herramientas esenciales de educación en cada grado del nivel pre-primario, primario, secundario y de diversificado, cada uno acompañado por otro libro para docentes, que con actividades de rescate y cuidado ambiental, llevan el aprendizaje fuera de las aulas, priorizando las necesidades ecológicas locales para alcanzar un desarrollo ambiental nacional. Estos textos se culminaron en 2009 pero la falta de financiamiento del Ministerio de Educación (MINEDUC) no ha hecho posible su publicación.

Sin embargo, el Doctor Luis Zurita, Viceministro de la cartera de ambiente, anunció el apoyo de la cooperación internacional para que estos textos lleguen a las aulas en el segundo semestre de 2011, iniciando por los establecimientos de todas las cabeceras departamentales. El sistema escolar guatemalteco esta compuesto por más de 14 mil escuelas primarias, secundarias y vocacionales, que colman sus salones con más de 4 millones y medio de estudiantes que desde ya abren su entendimiento a la protección ambiental.

Los 13 contenidos estudiantiles, son un entretenido paseo por las causas y los efectos de la contaminación ambiental, propuestas a través de actividades concretas dentro y fuera del aula que invitan a la práctica de una cultura ambiental responsable enfocada a enfrentar los efectos del cambio climático.

De más de una cuarto de centenar de iniciativas que persiguen mejorar las condiciones ambientales de la nación, la iniciativa que dispone aprobar la Ley para regular la reducción de la vulnerabilidad, la adaptación obligatoria ante los efectos del cambio climático y la mitigación de gases de efecto invernadero (iniciativa 4139), podría aprobarse en las próximas semanas.

La misma es necesaria para regular la reducción de la vulnerabilidad, la adaptación obligatoria ante los efectos del cambio climático y la mitigación de gases de efecto invernadero. Casi 15 instituciones son parte de la Comisión interinstitucional de Cambio Climático, y son ellos la piedra angular para conseguir la aprobación de las leyes.

Referente a esta propuesta que casi pierde su carácter de iniciativa, el Doctor Luis Zurita, Viceministro de Ambiente, aseguró que la importancia de esta aprobación radica en que no solo permite generar procesos organizados de prevención, sino también constituye el punto de partida para el consentimiento del resto de regulaciones ambientales que son de urgencia nacional.

Por su parte, la licenciada Juliana Simmons, Asesora Jurídica de Gobernabilidad para el MARN, explicó que la Iniciativa que dispone aprobar la normativa 4240, es decir, Ley para la Gestión y Manejo Integral de los Residuos y Desechos, se encuentra también en su etapa final: "este reglamento normará la situación de la basura desde su recolección, reciclaje y disposición final, definiendo los responsables de cada proceso y legalizando los centros de acopio y botaderos".

Desde 2009, El Ministerio de Ambiente Y Recursos Naturales (MARN), impulsa más de 27 propuestas de ley para regular eficientemente los recursos naturales, pero la contaminación en las fuentes de agua y la pérdida acelerada del territorio boscoso, requieren su aprobación urgente.

La adaptación al cambio climático, la seguridad alimentaria, la producción energética, y el incremento de la población sin ninguna regulación que la controle, reducen a diario la biodiversidad del país.

Para el MARN existen 5 iniciativas esenciales que guíen al país por el camino verde. Las iniciativas: Ley de cambio climático, Ley de ordenamiento territorial, Ley de Aprovechamiento y Manejo Sostenible de los Recursos Hídricos, Ley de Desechos Sólidos, y Ley de Biodiversidad y Áreas Protegidas; permitirán ese desarrollo gradual en cuanto al tema ambiental.

Junto a la iniciativa 4139 y 4240, la Ley de Aprovechamiento y Manejo Sostenible de los Recursos Hídricos, se usará para regir el uso, manejo, goce, aprovechamiento y valoración del agua. En Guatemala las fuentes de agua son abundantes. De estas sólo el 2 por ciento del ese recurso se usa para consumo humano. El resto se emplea para la producción agrícola, manufacturera y minera.

La Iniciativa de ley 4049, de Ordenamiento Territorial será útil para definir correctamente el territorio nacional, de manera que las áreas protegidas, las regiones boscosas y espacios por donde circulan las cuencas y fuentes de agua, delimitándolos para su protección efectiva.

Asimismo, la iniciativa de Ley de Biodiversidad y Áreas Protegidas, número 3864, consiste en implementar una regulación que proteja la variabilidad de organismos vivos de cualquier fuente (terrestre, marino, acuático o aérea). Guatemala aún no registra el total de especies de su territorio, por lo pronto se han contabilizado 7 mil 754 plantas diversas, 738 aves, 251 mamíferos, 112 anfibios, 214 reptiles y 651 peces.

Esta riqueza natural tiene diferentes fines y propósitos, entre ellos: medicina, alimento, de uso artesanal, ornato, turismo y religión.

"No es lo mismo las circunstancias globales, nacionales y locales. Por eso nacen las regulaciones, por eso necesitamos de ellas, porque obedecen a las necesidades de cada lugar" comentó el ingeniero Carlos Mansilla, Coordinador del Programa Nacional de Cambio Climático del MARN.

Mientras tanto, gran parte del cuidado del ambiente a nivel nacional es obediente a normas de tratados y convenios internacionales.

Los resultados del último estudio de Evaluación Ambiental Integral (EAI), que es la herramienta usada para establecer el Informe Ambiental del Estado de Guatemala, demuestran que cada año se pierden 70 mil hectáreas de área boscosa, lo que significa el 1.5% anual, a ese ritmo para el 2015, año en el que se deben cumplir las metas del milenio, Guatemala sólo contaran con el 28% de los bosques con los que cuenta.

El Ministro de la cartera, Doctor Luis Ferraté, expuso que la aprobación de las iniciativas es necesaria para crear modelos sencillos y participativos para la protección de nuestra biodiversidad, donde todos los guatemaltecos, sin distinción de género, etnia, ni edad son responsables del cuidado de la naturaleza.

Según Ferraté, este en un problema de todos, donde los aspectos más generales afectan directamente a la ecología guatemalteca. Por ejemplo, el acelerado crecimiento poblacional, que supone mayor contaminación, reproducción de desechos y la sustitución de las zonas boscosas por espacios urbanos.

Las otras iniciativas incluyen la exclusiva administración de temas forestales para el MARN, un impuesto al uso del plástico, nuevas normativas para mejorar el manejo de desechos tóxicos y la creación de un magisterio ambiental.

La Comisión de Ambiente, Ecología y Recursos Naturales del Congreso de la República integrada por 21 legisladores, elaboran iniciativas para alcanzar puntos resolutivos en cuanto al tema ambiental. Los procesos de acompañamiento y fiscalización están incluidos dentro de las nuevas propuestas.

Palabras clave: protección ambiental, normativa ambiental, Guatemala
Publicado por: Periódico Digital Centroamericano y del Caribe