AGRONoticias América Latina y el Caribe
 

Noticias: detalle

Estiman largos periodos secos en el 23 por ciento del territorio para el 2100
Fecha de publicación:07/05/2011
País: Paraguay
Fuente: La Nación

Según el director de Desarrollo Sostenible y Asentamientos Humanos de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), José Luis Samaniego, el sector agropecuario debe prepararse para afrontar en el futuro factores climáticos no muy favorables como los actuales, caracterizados por periodos secos más prolongados y precipitaciones estacionales.

Este anuncio lo efectuó en el marco del seminario “Aportes para la agenda de mediano y largo plazo de Paraguay en su Bicentenario”, realizado ayer en el Carmelitas Center y organizado por el Ministerio de Hacienda.

Samaniego explicó que el promedio de 99,3% de la superficie del país que actualmente cuenta con un solo mes seco al año descenderá al 31% para el 2100, lo que constituye una prolongación de los periodos sin lluvias. Por otro lado, informó que las precipitaciones uniformes, aquellas que duran todo el año, pasarán de cubrir el 93,8% del territorio nacional al 23% en los próximos cien años.

En cuanto a cantidad de superficie, aseguró que el alcance las lluvias uniformes bajarán de 37 millones de hectáreas en el 2008 a 32 millones de hectáreas en el 2050 y a 9 millones, en el 2100

“Los sectores productores no perciben que están cambiando los índices y simplemente piensan que están en un momento de varianza más amplia; entonces, las adaptaciones pueden ser muy ineficientes”, manifestó.

El ejecutivo destacó que el principal sector afectado por este fenómeno será la agricultura y que se debe empezar a trabajar en acciones preventivas, atendiendo especialmente a que esta es la actividad que más contribuye con el Producto Interno Bruto (PIB).

“Los impactos asociados a las nuevas condiciones climáticas son visibles, y suponen una restricción adicional al desarrollo. El principal impacto es en agricultura; sector en el que, dada la velocidad a la que ocurre y su propia naturaleza cíclica, es difícil de observar. Las inversiones en adaptación deben ser una prioridad para el desarrollo económico y social. Los proyectos de inversión deberían incluir las amenazas de largo plazo del cambio climático”, agregó.

BIOCOMBUSTIBLES, GRAN OPORTUNIDAD

José Luis Samaniego consideró que Paraguay cuenta con grandes oportunidades en la producción de biocombustible para mejorar sus indicadores económicos. Entre los beneficios que se pueden obtener con esta actividad, mencionó el potencial de ahorro fiscal al sustituir la importación actual de combustibles y disminuir los subsidios a su precio interno, aumentando al mismo tiempo la seguridad energética del país en combustibles líquidos para el transporte, que es el sector de mayor crecimiento en cuanto a consumo energético.

“Paraguay es de los pocos países en América Latina y el Caribe que cuenta con condiciones naturales para desarrollar un sector exportador de biocombustible, con sus implicaciones de industrialización y generación de divisas. La producción rural de biodiésel ofrece beneficios sociales y potencial para resolver problemas de acceso a energía eléctrica en poblaciones aisladas donde solo es factible la generación descentralizada de energía”, concluyó.

Inversión extranjera aumenta

Según la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), el crecimiento de la inversión extranjera en la región durante el 2011 será de entre 15% y 25% respecto al 2010; sin embargo, directivos de la entidad advirtieron que los países latinoamericanos aún debe aplicar políticas focalizadas en la innovación para absorber mejor los beneficios de estos flujos.

El año pasado, los ingresos de Inversión Extranjera Directa (IED) a la región aumentaron 40% respecto a 2009, con lo que se llegaron a montos de 112.634 millones de dólares, mientras que los egresos casi se cuadriplicaron en el mismo periodo, totalizando una cifra histórica de 43.108 millones de dólares. “Esto pone en relieve el gran dinamismo de las empresas transnacionales latinoamericanas y caribeñas, conocidas como translatinas”, expresaron fuentes de Cepal.

Palabras clave: sequía, lluvias, biocombustibles, inversión extranjera directa