AGRONoticias América Latina y el Caribe
 

Noticias: detalle

Mujeres del bono productivo contribuyen a la conservación del medio ambiente
Fecha de publicación:13/06/2011
País: Nicaragua
Fuente: Ministerio de Agricultura

El despale indiscriminado a que fueron sometidas comarcas como Sabana Grande, Pochocuape, Chiquilistagua, San Isidro de Bolas y Esquípalas entre otras, es cosa de historia, gracias a las mujeres beneficiarias del Bono Productivo Alimentario que desarrollan programas de reforestación con árboles frutales y forestales.

Para recuperar la Managua rural sometida a riesgos ambientales por las escorrentías provocadas por el despale, el Gobierno Sandinista incorporó a las mujeres beneficiarias del Bonos productivo Alimentario a la reforestación entregando árboles frutales, forestales, cepas de plátano, semillas de hortalizas y ganado menor a través del Programa Hambre Cero.

Los resultados ahora son evidentes, miles de árboles frutales y forestales comienzan a dar sus primeros frutos y con ello, las familias disponen de más alimentos  y de un ambiente saludable.

Un caso emblemático es el de doña Marina Morales, habitante de Sabana Grande.  “El Bono Productivo nos motivó a seguir plantando más y a darnos cuenta de la importancia de tener plantas frutales, ornamentales y forestales” asegura, tras mostrar el patio de su casa donde tiene sembrado 50 árboles frutales.

El Bono Productivo que le entregó el Gobierno Sandinista, contenía árboles frutales que ya le comenzaron a dar frutos.  “Algunas ya dieron sus primeros frutos, pero además, estamos viendo que con plantas, el medio ambiente se mejora porque el aire que respiramos es puro”.

A los árboles que sembró en su patio, Morales les aplica abono orgánico que aprendió a producir a partir de los desperdicios de la cocina, hojas, cáscaras de plátanos, frutas, tallos y estiércol.  Le pone también gallinaza de las gallinas que recibió del Bono Productivo.  “No  contaminamos el ambiente y tenemos frutos libres de químicos”, asegura.

Otro ejemplo del esfuerzo de las mujeres por convertir el territorio de la Media Luna de Managua en una zona productiva de frutas y verduras producidas en sus patios, es la experiencia de Juana de Jesús Lanzas, presidente de la Cooperativa Sol de Libertad. 

Doña Juana no sólo sembró más de 70 árboles frutales y forestales en su parcela, sino que les aplica abono orgánico que ella misma produce, pero además, realiza obras de conservación de suelo y agua, tales como curvas a nivel, acequias y diques para evitar que la capa de suelo fértil sea arrastrada por el agua o el viento.

Lanzas, explicó que a través de la cooperativa de beneficiarias del Programa Productivo Alimentario, están coordinando con la alcaldía la ejecución de un proyecto de reforestación de 60 manzanas, donde participarán junto a productores individuales de la comunidad.

En Chiquilistagua también hay ejemplos de reforestación en los patios de mujeres beneficiarias del Bono Productivo Alimentario.  Uno de ellos es doña Ana Julia Selva, quien desarrolla un programa de lombricultura para obtener lombrihumus con el que sustituye el uso de agroquímicos en sus cultivos de hortalizas.

En el patio de su vivienda, tiene sembrado hortalizas que usa para su consumo y para el intercambio con las vecinas y otras beneficiarias del bono.

Palabras clave: reforestación, Nicaragua, Bono productivo alimentario, mujeres
Publicado por: Ministerio de Agricultura