AGRONoticias América Latina y el Caribe
 

Noticias: detalle

PARAGUAY: Agricultura familiar, un modelo que lucha por su reconocimiento
Fecha de publicación:30/09/2011
País: Paraguay
Fuente: Texto:base.d-p-h/Foto:infoagro.

La poca estabilidad política perjudica a los campesinos y no les permite realizar modificaciones a las políticas sectoriales.

La agricultura es en Paraguay una de las principales actividades de desarrollo y producción. Este sector se compone en su mayoría por Unidades Productivas Individuales, que corresponde a la Agricultura Familiar Campesina, vale decir un productor que trabaja con la ayuda de su familia.

La intensa actividad agropecuaria se refleja en que el 50% de la población vive en áreas rurales, y el 45% de la población económicamente activa trabaja en ese sector. El 90% de las exportaciones tienen origen agropecuario, ya sea algodón, carne o soja.

El 23 de septiembre de 2003 y a través del Instituto de Desarrollo Rural de la Tierra INDERT, se establece el primer concepto legal de la Agricultura Familiar, definiéndola como aquella en la cual el recurso básico de mano de obra lo aporta el grupo familiar, siendo su producción básicamente de auto-consumo y parcialmente mercantil.

Productor agrícola del Paraguay, Ottmar Hahn actualmente es el presidente de la Unión Agrícola Nacional UAN. Hijo de agricultor y agrónomo, ha pasado toda su vida en el campo, propietario de 31 hectáreas, en ellas planta 25 de caña dulce y 5 dedicadas a la ganadería a la crianza de cabras y pollos. Además de trabajar con su familia, cuenta con la colaboración de dos personas.

¿Cuáles son las principales características de los agricultores paraguayos?

Existen varias categorías de campesinos, está el asentado que corresponde a un agricultor que el gobierno ayuda durante un año hasta que comience a producir, luego un campesino con mayor estabilidad que se puede auto-abastecer, y finalmente el agricultor que tiene la capacidad de auto-abastecerse y comercializar, un empresario.

¿Qué avances han logrado?

Durante el último año se han logrado grandes avances, sin embargo el problema radica en que una vez asentado el productor, no recibe ayuda, lo que lo empobrece y no le permite seguir progresando. A diferencia de Brasil, donde existe el Programa de Agricultura Nacional, que otorga créditos subsidiarios y a medida que el productor progresa va subiendo en categorías. Para eso estamos peleando con el gobierno hace 5 años. Tuvimos la ayuda del Ministerio Agrario y de Salud de Brasil, el propio ministro fue a acompañarnos en los actos públicos para apoyarnos.

¿Cuáles son los factores que impiden instaurar ese modelo?

La poca estabilidad dentro del Ministerio de Agricultura no permite realizar cambios en las políticas aplicadas para el sector. Al momento de iniciar los diálogos y avanzar se produce un cambio de todo el equipo. Cuando se encaminan los diálogos nos cambian las autoridades y ahí se enfría todo, no hay una continuidad, porque nosotros no tenemos políticas de Estado en la agricultura, son políticas cambiarias.

¿Cómo evalúa la situación agrícola en Paraguay en relación con los países latinoamericanos?

Nos perjudica la falta de trabajo porque somos un país entre dos grandes, Brasil y Argentina. En comparación con esas naciones no tenemos condiciones de competir. Los subsidios que da Brasil a sus agricultores familiares y a través del Programa Nacional de Agricultura Familiar PRONAF, nos quitan del mercado. Ese es un tema que se está evaluando en el MERCOSUR: ¿Cómo podemos nivelar las asimetrías entre Argentina y Brasil?. Por otro lado, Paraguay siendo pequeño, es el país que tiene el mayor porcentaje de agricultura campesina en relación a su población. Tenemos 180 mil productores campesinos y 40 mil agricultores mecanizados, en esto hay mucho optimismo.

¿Cuales son las ventajas de pertenecer al MERCOSUR?

Lentamente vamos conquistando nuestro espacio en el MERCOSUR y las relaciones son muy buenas, esa es una de las grandes ventajas, que las relaciones entre los países son fluidas y se pueda hablar con las autoridades, ya que al menos en el sector de la agricultura hay muchos contactos y buenos avances.

Durante el 2005 se observaron avances en la integración regional en aspectos aduaneros y de comercio intra-zona; se realizó la XXVIII Cumbre del MERCOSUR, en Asunción, destacándose como principal logro la integración y funcionamiento del Fondo para la Convergencia Estructural del MERCOSUR, FOCEM, como primer intento concreto de superar las asimetrías económicas, que permitirá al Paraguay recibir US$ 444 millones en un período de 10 años.

A pesar de los esfuerzos realizados por superar la pobreza y la inyección de dineros, la desigualdad social y económica continúa siendo uno de los principales obstáculos para el desarrollo de Paraguay. Según datos del Índice de Desarrollo Humano del pasado 2005 elaborado por el Programa de las Naciones Unidas, el 10% más pobre del país solo recibe el 0,6% de los ingresos, mientras que el 10% más rico recibe el 45,5% de la renta nacional, lo que convierte a Paraguay en el cuarto país más desigual del mundo.

Para Ottmar Hahn la tierra seguirá siendo un medio de vida y el sostén que nos entrega seguridad.

Fecha de publicación del artículo: abril de 2007

 

Palabras clave: agricultura familiar, editorial
Author: Carla Osorio Rojas
Publicado por: AGRONoticias