AGRONoticias América Latina y el Caribe
 

Noticias: detalle

Los transgénicos en el punto de mira en República Dominicana
Fecha de publicación:08/01/2012
País: República Dominicana

Nunca como ahora se ha visto tan cerca la incursión masiva de cultivos transgénicos en el país, tras la firma de un acuerdo entre las empresas Eurosuministros y De Ruiter Seeds para comercializar en el país semillas transgénicas. 

De Ruiter Seeds, de origen holandés, es un proveedor internacional de semillas para invernaderos, y ha sido identificada como subsidiaria de la multinacional Monsanto, un importante productor de semillas cuyos genes han sido manipulados en el laboratorio para dar paso a organismos modificados genéticamente (OMG).

La voz de alerta la ha dado la Articulación Nacional Campesina, que congrega a unas 80 entidades de productores, la que ha advertido que ese acuerdo pretende sustituir las semillas nativas por otras cuyo ADN ha sido manipulado, con lo que se provocará una dependencia de los productores para suplirse de semillas.

En el país el tema de los alimentos transgénicos no ha sido debatido masivamente, y ni siquiera existe un código ni una ley de bioseguridad que regule este mercado en crecimiento, lo que no sólo implica una desprotección para los productores, sino para la población consumidora, puesto que se desconocen sus efectos sobre la salud.

La entidad internacional de defensa al ambiente Greenpeace refi ere que la manipulación genética consiste en aislar segmentos del material genético (ADN) de un ser vivo (virus, bacteria, vegetal, animal e incluso humano) para introducirlos en el de otro. “Por ejemplo, el maíz transgénico que se cultiva en España lleva genes de bacterias para producir una sustancia insecticida. Y la patata transgénica aprobada en marzo de 2010 lleva un gen que podría anular el efecto de ciertos antibióticos”, expone.

Indica que la diferencia fundamental con las técnicas tradicionales de mejora vegetal es que la manipulación genética permite franquear las barreras entre especies para crear seres vivos que no existían en la naturaleza. www.greenpeace.org/.../transgenicos 

Con relacion a los efectos en la salud que produce el consumo de transgénicos, la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO, por su sigla en inglés) refi ere que no se han observado “efectos nocivos comprobables del consumo de alimentos producidos con cultivos modifi cados genéticamente.

Esto no significa que los nuevos alimentos transgénicos no entrañen riesgos. Pero estos riesgos son en esencia los mismos que representan las plantas y los animales mejorados con los métodos tradicionales”.http://www.fao.org/kids/es/biotechnology.html 

Ausencia de estudios 
La nutricionista Marisela Jiménez de Mañón refi ere que en el mercado dominicano se comercializan productos transgénicos, entre los que cita tomate, maíz, cereal (corn fl akes), leche de soya y salmón, sin que el consumidor tenga información de ello, contrario a lo que ocurre en Europa, en donde las leyes obligan a que los alimentos transgénicos estén debidamente etiquetados como tales. “Aquí tenemos los supermercados llenos y nadie te lo dice”, asegura.

Refiere que en los actuales momentos se experimenta con la introducción de un gen en las vacas para que produzcan leche que combata la intolerancia a la lactosa, y que en Kansas (EEUU) se trabaja en la producción de semillas de arroz a las que les están introduciendo genes humanos para evitar las diarreas.

Dice que mientras el desarrollo de esa tecnología cuenta con muchos fondos provenientes de las transnacionales, la investigación sobre la incidencia en la salud de esos nuevos alimentos está en pañales. “No hay estudios científi cos acabados sobre los efectos en la salud.

Estarán las transnacionales impidiendo el desarrollo de estudios serios sobre los efectos de los transgénicos a la salud?”, se pregunta, lo que a su juicio ha impedido que se sepa cómo los transgénicos “están cambiando la naturaleza y cómo nos están cambiando a nosotros”.

Jiménez de Mañón expone que cuando se modifi ca un gen se produce un ADN diferente y que regularmente se produce una proteína que no es reconocida por el cuerpo humano, Indica que producto de su observación en pacientes que acuden a la clínica Naturlan, en donde ofrece sus servicios como nutricionista – dietista, “mucha gente que va a consulta por alergias e intolerancias, generalmente tiene mucha proteína en su sangre. Reflexiona que el sistema inmunológico no responde como antes, y expone su conclusión preliminar: “La proteína que tienen los transgénicos deprime el sistema inmunológico.

No es casual el aumento de cánceres, ni la cantidad de gente con intolerancia a la lactosa”.

Respecto a esto último, expone que podría tener su origen en la leche que producen las vacas que son alimentadas con productos transgénicos, por lo que también se estaría consumiendo queso y yogurt de origen transgénico.

Rentabilidad versus salud 
Marisela Jiménez de Mañón observa que las grandes compañías que trabajan en el desarrollo de transgénicos lo hacen para obtener mayor rentabilidad en sus negocios, y no para satisfacer la demanda de alimentos en los países del tercer mundo. “Su meta es económica cien por ciento”, expone.

De esa manera han logrado aumento de la rentabilidad en la actividad agrícola con la mejora de la calidad de los productos y reducción de costos por esa razón, cultivos con resistencia a plagas, sequías y temperaturas extremas, más tolerancia a los químicos y mejora en el aspecto y sabor.

Visto esto, uno de los argumentos para impulsar el mercado de transgénicos es que acabarán con el hambre en el mundo. “¿Y la salud?”, se pregunta.

Refiere que le llama la atención que a los transgénicos no les caen plagas: “De alguna manera los evitan. ¿Será que saben que no son buenos?”.

Con relacion a las semillas transgénicas dice que son invasoras, “Donde llegó una semilla de transgénicos todo se transforma. Son como una plaga. El asunto es no permitir que se introduzcan en la agricultura”.

Y pone en los hombros de las y los consumidores la defensa de su derecho a una alimentación que no implique riesgos a la salud, lo que será posible en la medida en que sean educados para ser buenos consumidores.

(+) 
LO QUE AFECTARÍA LOS TRANSGÉNICOS EN RD
El Centro de Exportación e Importación (CEI-RD), en su investigación Perfil Económico de Productos Orgánicos en RD, expone que una de las aplicaciones de la ingeniería genética consiste en el desarrollo de técnicas moleculares para la modificación genética de variedades de plantas, animales y microorganismos utilizados como alimentos o que intervienen en el proceso de obtención de alimentos.

Los alimentos así obtenidos son llamados “transgénicos” pues provienen de organismos portadores de material genético perteneciente a especies no emparentadas que le han sido transferidos por medio de ingeniería genética.

En el documento se observa que un elemento de consideración para República Dominicana es la importancia en la producción de productos orgánicos y la colocación en los mercados internacionales de la producción de estos rubros. “El mercado europeo es destino importante de los productos orgánicos dominicanos y mantienen estricto cuidado de las condiciones ecológicas y de medioambiente en referencia a los productos que consumen”, expone.

Y advierte: “En el caso de los productos transgénicos los consumidores europeos mantienen el cuidado y tratan de evitar el consumo de éstos, demandando productos orgánicos. Si en República Dominicana se produce contaminación por transgénicos existe la posibilidad de pérdida de mercado orgánico en Europa”.

Palabras clave: cultivos transgénicos, productos orgánicos, República Dominicana, semillas modificadas, CEI RD
Author: Solange de la Cruz Matos
Publicado por: Listín Diario (República Dominicana)