AGRONoticias América Latina y el Caribe
 

Noticias: detalle

La sequía gana terreno en el campo argentino
Fecha de publicación:18/01/2012
País: Argentina

Llovió, pero no fue suficiente. La sequía avanza en el campo argentino y complica el panorama del sector. Se estima que la carencia de precipitaciones puede haber ocasionado pérdidas por miles de millones de dólares y reducido en un 40% la cosecha inicialmente estimada de maíz y cerca del 20% de la de soja.

Mientras las autoridades competentes esperan realizar una evaluación más certera de la situación que se vive en la actualidad, ya se declararon en estado de emergencia seis Partidos de la provincia de Buenos Aires: Gonzales Chaves, Chacabuco, Ameghino, General Pinto y Junín.

La crisis repercute en todo el país: se vieron afectados La Pampa, Córdoba, Santa Fe, Entre Ríos, Misiones, Formosa y la Patagonia. “La hacienda ha estado en muchas partes sin agua y sin pastos. Ya ha trascendido que en la lechería ha comenzado a alargarse la cadena de pagos y que la “sequía de bolsillo", que tan nefasto resultado ha deparado desde 2006 a la ganadería, ha repercutido en la industria frigorífica, con la consiguiente desconfianza que puede potenciar, en situaciones como la presente, los efectos naturales de la crisis”, señala un editorial del diario La Nación.

Cambio climático

“Estamos frente a un problema que ya no es de largo plazo”. Así comienza el informe Cambio climático y vulnerabilidad Argentina, publicado en la Edición N° 44 de la Revista Facultades, por Sergio Gevatschnaider, Lic. en Economía por la Universidad de Buenos Aires (UBA).

El estudio marca cuatro impactos graves del cambio climático. El primero refiere a la Agricultura y desertificación, explicando que desde 1980 a 2005 la agricultura gozó de un aumento de la superficie sembrada de 9 millones de hectáreas.

En consecuencia, la erosión del terreno produce desertificación, que es la pérdida de la capacidad productiva. En la Argentina hay más de 60.000.000 de hectáreas sujetas a un proceso erosivo (esto equivale a las superficies sumadas de las provincias de Córdoba, Santa Fé, Entre Ríos y Corrientes). Además, señala el autor, cada año se agregan 650.000 hectáreas, con distintos grados de erosión.

Con respecto al futuro, se marca: “Los aumentos de las precipitaciones serían escasos e inciertos en la región semiárida. En el caso de la temperatura, el aumento producirá un grave riesgo de desertificación en las áreas que están siendo desmontadas en la actualidad”.

Por su parte, la investigadora Graciela Magrin del Instituto de Clima y Agua del INTA prevé que para el 2020 "la superficie de cultivo de soja en el sudeste de América del Sur aumente 18 millones de hectáreas. El monocultivo termina por acelerar la degradación del suelo”.

En lo que respecta a los otros tres puntos, Gevatschnaider marca la Alimentación y seguridad alimentaria, la Salud y el riesgo sanitario, y las Inundaciones, para cerrar recordando que el programa de Investigaciones en Recursos Naturales de la UBA elaboró un "Índice de Vulnerabilidad", que trata de mostrar, a través de la opinión de varios expertos, la existencia de severas deficiencias que colocan al país en una situación de alta vulnerabilidad.

Palabras clave: sequía, efecto invernadero, cambio climático, Argentina
Publicado por: Universia Noticias (Argentina)