AGRONoticias América Latina y el Caribe
 

Noticias: detalle

Cuba potencia los cultivos de café y cacao
Fecha de publicación:26/06/2012
País: Cuba
Fuente: Prensa Latina

Líderes tradicionales entre los cultivos cubanos de las montañas, al café y el cacao se aplica una estrategia de recuperación y desarrollo que permitirá, según expertos, un notable avance productivo en venideros años. En efecto, el país desarrolla un programa de alcance estratégico para posibilitar incrementos sustanciales de esos fondos exportables.

Según el director de café, cacao y base productiva del Ministerio de Agricultura (MINAG), Alexis Legrá, las proyecciones en la rama deberán permitir en el 2016 producciones superiores a las 16 mil toneladas de café y las tres mil toneladas de cacao. También se aspira a satisfacer la demanda nacional de ambos frutos, con la consiguiente sustitución de importaciones. La isla emplea varias decenas de millones de dólares en la adquisición del aromático grano.

Se persigue además, con tal estrategia, incrementar las exportaciones a partir del reconocimiento de la calidad del café arábigo cubano y del cacao, en el contexto internacional. De acuerdo con el directivo, existen importantes nichos en el mercado que permiten brindar mayor valor agregado en las posibles ventas en el exterior.

El programa de recuperación y desarrollo de ambos cultivos cuenta con el respaldo del lineamiento 194 de la política económica y social aprobada en el VI Congreso del Partido Comunista de Cuba. Tal directiva establece impulsar el desarrollo de la actividad cafetalera, del cacao y de otros rubros para contribuir a la recuperación gradual de los fondos exportables tradicionales en la rama agropecuaria.

ALGUNOS ANTECEDENTES

En los últimos años las producciones de esos dos cultivos en Cuba mermaron de forma significativa.

Durante los años ochentas de la anterior centuria, la media del aromático grano obtenida en el país fue de 21 mil 770 toneladas, mientras que en la década del 2000 alcanzó 13 mil 500 toneladas.

Esa tendencia decreciente llegó hasta un promedio de seis mil toneladas en los últimos tres años.

En la situación incidieron factores sociales, como el éxodo de pobladores de la montaña hacia las ciudades y el envejecimiento de sus habitantes.

También influyeron elementos edafoclimáticos, desde afectaciones por el azote de potentes huracanes, hasta intensas sequías y problemas tecnológicos y económicos.

Tales dificultades provocaron conjuntamente el deterioro en las plantaciones cafetaleras y en las de cacao, cuya producción descendió, como media, a unas mil 600 toneladas en los años más recientes.

Cabe mencionar entre otras causas, la reducción de las áreas dedicadas a esos cultivos, precios poco estimulantes, carencia de insumos básicos y el bloqueo económico impuesto por Estados Unidos, que imposibilita el acceso a principales recursos.

La aparición de la broca del café en la década de los noventas, que originó considerables pérdidas con afectaciones en la producción, y el éxodo del personal técnico calificado a otros sectores económicos, constituyeron otros factores responsables del deterioro.

NUEVOS AIRES

En la cosecha de 2011-2012 la producción de café experimentó una considerable recuperación, al sobrepasar el volumen de recolección propuesto y alcanzar un crecimiento respecto a la temporada anterior.

El ministro de Agricultura, Gustavo Rodríguez, atribuyó el cumplimiento del plan a diversos factores, en primer lugar a una mejor organización en la cosecha del aromático grano.

En conversación con Prensa Latina, el funcionario precisó, además, que se organizó mejor la fuerza laboral y hubo mayor compromiso de los residentes en las comunidades en la recolección.

El estimado que se hizo de este producto tuvo un mejor soporte técnico que el de la campaña precedente y, también, el contrato efectuado con los productores fue más efectivo.

Además, se evidenciaron mayor seriedad y prontitud en la solución de los problemas, superior compromiso de los trabajadores y campesinos y un conjunto de medidas que propiciaron el éxito, sostuvo.

El incremento del precio del café a más del doble y el del cacao en más de tres veces, coadyuvó en gran medida al rescate de ambos cultivos, al sentirse más estimulado el personal en esa esfera.

DECISIONES ESTRATÉGICAS

La perspectiva de desarrollo en las producciones de café y cacao se basan en la recuperación de las plantaciones, y la renovación y fomento de nuevas áreas, proceso iniciado en el 2010 con la siembra de cuatro mil hectáreas de ese cultivo.

En el 2011 la cifra plantada ascendió a siete mil 100 hectáreas y para el año en curso se planifican ocho mil 500 y 10 mil para el 2013.

La estrategia concibe la transformación de la generalidad de las plantaciones hasta el 2016. El primer impacto en el cacao tendrá lugar el venidero año, cuando se siembren más de mil hectáreas, destacó Legrá.

Otra medida la constituye la garantía, desde 2011, del fertilizante químico para proteger los cafetales con mayores requerimientos nutricionales y aquellas áreas en condiciones de ofrecer mayor respuesta productiva.

También existe una sustancial mejoría en el aseguramiento de los insumos, a partir de la decisión adoptada por el Gobierno de garantizar el financiamiento necesario.

Se persigue la recuperación de la industria en ambos rubros, lo cual incluye el cambio de 54 máquinas despulpadoras por otras compatibles con el medio ambiente y la introducción de nuevas tecnología en los molinos de café.

La estrategia de desarrollo comprende, además, la modernización de las cuatro plantas procesadoras del grano, con capacidad para beneficiar 30 mil toneladas.

Asimismo, se incluye la reparación de 120 mil metros cuadrados de secaderos para café y cacao y la construcción de 80 mil metros cuadrados de nuevas instalaciones de ese tipo.

En las inversiones en la rama del cacao se destaca la restauración capital de los centros de beneficio de Jamal y Paso de Cuba, en Baracoa, región mayor productora del fruto en el país.

Allí se ejecuta una inversión millonaria, con el establecimiento del centro de beneficio integral en el Cane, lo cual evitará los costosos traslados desde Baracoa a San Antonio del Sur y viceversa.

A fin de garantizar la calidad necesaria de las producciones, se modernizan los laboratorios de 23 centros de beneficio del café, que incluyen la adquisición de novedosos determinantes de humedad, básculas, molinos para prueba de rendimientos y otros medios.

De igual modo, con el objetivo de incrementar los rendimientos agrícolas, se establecieron además mil 450 hectáreas de riego en áreas de los dos cultivos.

Otra medida es la tecnificación de 10 viveros y dos laboratorios biotecnológicos para garantizar el desarrollo de posturas de alta calidad.

Por otra parte, la creación del nuevo Instituto de Investigaciones Agroforestales es considerada un paso trascendente en función de introducir la ciencia y la técnica y de consolidar el sistema a la extensión agrícola

Esto último es posible gracias a la existencia de nueve estaciones distribuidas a lo largo y ancho de todo el país.

Las proyecciones de desarrollo también tienen en cuenta dar prioridad a los proyectos de colaboración internacional que contribuyan a incrementar la producción de café y cacao a partir de la introducción de nuevas tecnologías.

Todas estas medidas, en fase de aplicación, se fundamentan en la protección del medio ambiente, por constituir ambas producciones el sostén económico de zonas montañosas con ecosistemas frágiles.

Se atribuye en este contexto prioridad al mejoramiento de las condiciones de vida y de trabajo de los productores en las serranías.

En el capitalino Palacio de Convenciones se efectuó recientemente el I Congreso Internacional de Café y Cacao, en el que expertos, empresarios, investigadores y productores de 20 naciones realizaron intensos y oportunos intercambios de experiencias que redundan en el incremento de la eficiencia en ambos cultivos.

Palabras clave: Cuba, café, cacao, cultivos, producción
Author: Roberto Salomón
Publicado por: Prensa Latina