AGRONoticias América Latina y el Caribe
 

Noticias: detalle

Café y cacao de Colombia, en jaque por los precios internacionales
Fecha de publicación:04/09/2012
País: Colombia

 

¿Cuál es la postura del Ministerio de Agricultura sobre la crisis por la que están pasando algunos productos como el café y el cacao, entre otros, y la forma como los fondos parafiscales deberían apoyar a los agricultores?

Hay que precisar que el problema del sector cafetero colombiano obedece básicamente a una crisis de producción. Llevamos cuatro años consecutivos, incluido el 2012, en los que la producción del grano no supera los ocho millones de sacos, cuando la capacidad instalada del país está por encima de los 12 millones de sacos.

En el año anterior, la caída en el valor de la producción fue compensada con el aumento en la cotización internacional del grano a niveles históricos por la escasez relativa de cafés suaves y la especulación en los mercados financieros, situación que no era sostenible en el tiempo.

Pero, ¿el precio internacional va a recuperarse?

Si bien la caída de precios de los últimos meses (efecto de la crisis de la deuda de la Euro Zona) ha afectado el valor real de la cosecha cafetera, es de anotar que dicho valor se ubicó, en junio de 2012, en el promedio de los últimos años, en $3,9 billones constantes de 2010. Las proyecciones para el cierre de 2012 y 2013 coinciden en que el precio internacional se va a recuperar y el volumen producido y exportado por Colombia aumentará paulatinamente, todo lo cual se verá reflejado en el ingreso de los caficultores y los del Fondo Nacional del Café.

 

¿Específicamente, qué acciones están llevando a cabo con la Federación para apoyar al sector?

Conjuntamente, con el gremio se han dispuesto instrumentos que buscan ayudar al sector a mantener sus programas en momentos en que el volumen de producción es bajo por cuenta de los efectos del clima y los avances en la renovación de cafetales, y por consiguiente los recursos recaudados por el Fondo son insuficientes para financiar en su totalidad los programas que requieren los cafeteros.

Así mismo, tal como lo ha venido haciendo desde el año 2002, el Gobierno Nacional a través del Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, durante la vigencia 2012 ha aportado $40 mil millones por concepto de transferencias de capital al Fondo Nacional del Café, recursos que le permiten al Fondo atender programas que benefician al caficultor, como el de Cafés Especiales y el programa de mayor transferencia de precio por medio del incentivo a las cooperativas de caficultores.

¿Qué otras iniciativas han trabajado?

Adicionalmente, este Ministerio tiene suscritos dos convenios, uno por $20 mil millones con el que se aportan recursos para el programa de extensión cafetera y otro por $6 mil millones con el que se apoya la investigación de Cenicafé. Además de $30.000 millones que asignó el Fondo de Calamidades a la Federación para ejecutar el programa de la entrega de ayudas en fertilizantes a los pequeños productores afectados por la pasada ola invernal.

¿Su despacho está considerando la posibilidad de fomentar el cultivo de café robusta en el país?, ¿por qué?

Con relación a esta pregunta le informamos que de acuerdo con su artículo publicado el día jueves 5 de julio del año en curso, en el DIARIO DEL HUILA, el señor Ministro de Agricultura y Desarrollo Rural expresó que “Por lo menos se debe estudiar con cuidado, sin descalificar estudios como este. Finalmente la decisión la tomarán las directivas cafeteras, pero lo que no se puede es rechazar esa idea”.

¿Cuál es la solución que plantea el Ministerio de Agricultura a la crisis del café?

Mediante el Acuerdo para la Prosperidad Cafetera 2010-2015, firmado entre el Gobierno Nacional y la Federación Nacional de Cafeteros, se acordó apoyar la productividad y competitividad, entre los cuales se encuentran los programas de renovación y siembras nuevas, investigación, manejo climático, asistencia técnica y transferencia de tecnología, estrategia de valor agregado y mecanismos de cobertura de precio, que se vienen apoyando con recursos del Presupuesto Nacional, que en el año 2011 sumaron $168.528 millones en asignaciones a la Federación y $145.756 millones en apoyos para el financiamiento de la actividad.

El Ministerio de Agricultura está dedicando el 45% de los créditos vía  Incentivo a la Capitalización Rural (ICR) para apoyar a la caficultura en la renovación de cultivos, siembras nuevas e infraestructura de beneficio. Además, se está haciendo un llamado al gremio cafetero para que provea a los productores de un seguro contra los riesgos climáticos, y para atenderlo el gobierno subsidiará hasta el 60% de las primas.

¿Cuál es el aspecto más importante en el que están centrando todos sus esfuerzos?

La política cafetera actualmente se centra en la recuperación de la producción a partir de la renovación con variedades resistentes a la roya del café, pero además, en desarrollar y aplicar una serie de alternativas que contrarresten los efectos de los factores que ponen en riesgo la producción, como es la promoción de un adecuado manejo del cultivo en aspectos de uso del suelo, fitosanitarios y nutrición, conservación y restauración de suelos afectados, y en desarrollar un sistema de alertas tempranas para enfrentar problemas fitosanitarios oportunamente. El impulso de estos factores, permitirá recuperar la producción y el espacio de la caficultura colombiana en el mercado mundial con unos 9,5 millones de sacos que se espera producir en el 2012.

El senador Rodrigo Villalba ha planteado la reactivación del Pran Cafetero, ¿es eso viable?

La experiencia en la ejecución de programas como el Pran muestra que este tipo de instrumentos resultan más costosos y con alta carga operativa. Para el caso del café, el Pran viene funcionando desde el año 2001, y con corte a junio de 2012 tan solo se ha recaudado cerca del 60% de la cartera inicial, a pesar de los beneficios que en diversas oportunidades ha ofrecido el Gobierno Nacional, tales como por ejemplo, extinguir el 100% de las obligaciones, cancelando el 30% en promedio sin intereses de ninguna índole; o no ejercer cobro jurídico sobre obligaciones menores a $3'500.000.

¿Qué hace el Ministerio de Agricultura con los recursos que recauda del Pran Cafetero?

La normatividad que rige el Pran permite que la cartera que se recaude pueda ser reinvertida en programas de reactivación del sector, de ahí la importancia de crear conciencia en los deudores sobre el pago de dichas obligaciones, con el fin de apalancar futuros instrumentos financieros con estos recursos, sin la necesidad de realizar un esfuerzo fiscal adicional, que actualmente resulta difícil dado los recursos limitados.

De otra parte, con el ánimo de promover la cultura de gestión del riesgo, el Gobierno Nacional incentiva el uso de instrumentos de administración del riesgo, tales como el seguro agrícola y el contrato de protección de precio del café, que permitan mitigar el riesgo de no pago de las obligaciones financieras contraídas por esta población.

La Federación le pidió al presidente Santos volver con el Apoyo Gubernamental a la Caficultura, ¿están analizando esa posibilidad?

El Programa de Apoyo Gubernamental a la Caficultura (AGC), operó en unas condiciones específicas. Sin embargo, en general los apoyos al precio no son permanentes sino que se generan en periodos de coyunturas especiales de precios bajos. Se ha demostrado que un esquema de subsidios genera condiciones de ineficiencia, desestimula el mejoramiento de la calidad y de la productividad y en el mediano plazo acaba con toda posibilidad de crear una actividad competitiva.

¿Qué recursos vienen aportando al sector?

Este gobierno, por intermedio del Ministerio de Agricultura, entre el año 2010 y lo que va corrido del 2012, ha comprometido recursos del presupuesto nacional por un monto de $381.623 millones, monto que supera en gran medida los aportados por los productores al Fondo Nacional de Café. Adicionalmente, los apoyos para el financiamiento, normalización de cartera y atención de la ola invernal suman $293.587 millones, con lo cual el aporte de recursos públicos al sector cafetero en este periodo asciende a $675.211 millones. Si se tienen en cuenta los recursos de crédito de redescuento Finagro, canalizados al sector cafetero, se suman $1,16 billones, adicionales.

Crisis cacaotera

¿En el caso del cacao, el problema también está relacionado con los precios internacionales?

Con relación al cacao, en los últimos meses del 2011 y primer trimestre del 2012 el precio interno tuvo una sensible disminución debido también a una caída del precio internacional, principalmente como consecuencia de los excedentes del grano en el ámbito mundial y a que Costa de Marfil, principal productor del mundo, exportó un importante contingente de sus inventarios.

Es de anotar, que los precios muy altos en el mercado internacional, igualmente se reflejaron en el precio interno del cacao, por ello cuando el precio disminuyó, su variación en términos porcentuales fue muy dramática, sin embargo el precio actual de 2.400 dólares por tonelada supera el promedio de la última década  de 2.200  dólares tonelada.

¿En este caso, cuáles son los instrumentos que el gobierno está trabajando con el gremio cacaocultor?

Ante esta situación el Gobierno Nacional y el Fondo Nacional del Cacao han dispuesto recursos de hasta $8.300 millones para otorgar apoyos a los productores con $400 por kilo comercializado. Adicionalmente, se atienden los temas sanitarios del cultivo con una campaña de monilia y recursos para apoyar las asociaciones en tema de comercialización. Igualmente, se aprobó un nuevo rubro de financiación para el acceso al Incentivo a la Capitalización Rural (ICR) de hasta el 40%, para modernizar cultivos envejecidos, lo que sin duda contribuirá a modernizar los cultivos, incrementar la productividad y por ende  mejorará los ingresos de los productores de cacao.

¿Deberían los productores utilizar otros instrumentos para mercadear el cacao?

Es importante hacer un llamado para que los cultivadores exploren nuevos instrumentos de mercado y financieros que pueden reducir los riesgos de inversión, como son las coberturas, contratos a futuro y seguro de cosecha, los que ofrece el gobierno a través de Finagro y de la Bolsa Mercantil de Colombia.

 

 

Palabras clave: Colombia, café, cacao, precios, mercado internacional, problemas
Author: Fausto Manrique
Publicado por: Diario del Huila