AGRONoticias América Latina y el Caribe
 

Noticias: detalle

Avanza la relación China-América Latina
Fecha de publicación:10/09/2012
País: América Latina y el Caribe
Fuente: Xinhua

La década del gobierno del presidente Hu Jintao demuestra que las relaciones de China con América Latina y el Caribe crecieron en lo económico, lo político y, en alguna medida, también en el ámbito cultural.

"No basta con la relación económica como aquello que determina la vinculación entre China y América Latina.

"La vinculación de China con América Latina, junto con ser poderosamente creciente en lo económico, debe ser creciente en lo político y creciente en lo cultural", dijo el ex embajador de Chile en China y actual director del Centro Latinoamericano de Estudios sobre China (CLEC), Fernando Reyes Matta.

En entrevista exclusiva con Xinhua, Reyes evaluó los vínculos entre China y la región latinoamericana a partir de 2002 y hasta la fecha.

Aseguró que la visita a Beijing, en agosto pasado, de la llamada Troika de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), integrada por los cancilleres de Chile, Cuba y Venezuela, "constituye un paso significativo".

La fórmula de ese contacto la propuso el primer ministro Wen Jiabao en su discurso ante la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) en junio pasado, cuando dijo: "Esperamos tener desde ya un diálogo, a través una visita de la Troika a China", recordó Reyes Matta.

Destacó que "esa visita inició un nuevo camino de diálogo político de China con América Latina, que sin duda en el futuro dará nuevos frutos".

"Si hacemos un análisis del período 2002-2012, sin duda que China y América Latina están mucho más cerca, pero no sólo por cuestiones ligadas con lo económico, que es un factor fuerte y determinante en la relación bilateral, sino por otras razones relacionadas con lo político, incluso con las acciones conjuntas de ordenamiento de la sociedad y del nuevo orden internacional", agregó.

Comentó que "la sintonía entre China y América Latina tiene que ver con lo siguiente: China y varios países de América Latina, Chile en particular, entienden que la opción por el mercado, como factor dinamizador de la economía, es para que el desarrollo de los pueblos y sociedades sea lo mejor y más igualitario posible".

Explicó que existe "una interacción entre el modelo de China y de otros países de América Latina, como Brasil, donde está el concepto de un Estado capaz de organizar, orientar, ordenar; un mercado que genera crecimiento e innovación, y una sociedad que tiene protecciones y oportunidades, formando un triángulo".

Opinó que hay un segundo elemento principal que ha hecho que América Latina vuelva los ojos hacia China con la intensidad que tiene, y es la vinculación económica.

"Para varios países, China ha pasado a ser el primero o el segundo socio comercial. En el caso de Chile, el primero. A comienzos de la década que analizamos, todavía no lo era, y al final de ella esa relación con el gigante asiático ha sido fundamental", manifestó.

Resaltó que "es una incidencia concreta en la que América Latina ha podido enfrentar la crisis económica mundial con las mejores armas que nunca tuvo en su historia. Primero, porque tuvo políticas macroeconómicas, que hicieron que los presupuestos, el ahorro interno y todos aquellos factores que hacen una economía sana, se aplicaran en la región en los últimos años".

Además, "porque esa economía con mejores niveles de salud, tenía condiciones de vincularse con esa enorme economía de mercado socialista, que es China".

Recordó que, "de la economía derivó una propuesta política. Aquí tenemos que decir que ha habido una sintonía interesante entre lo que América Latina se discutió como concepto de "cohesión social" con el concepto de "sociedad armoniosa", desarrollado por el presidente Hu Jintao y su administración en China.

Expresó que cuando se piensa en cohesión social, "debemos recordar que éste fue tema central, por ejemplo, en la Cumbre Iberoamericana, de fines del 2007, que tuvo lugar en Chile. En ese momento, Chile colocó este tema como principal y la presidenta Michelle Bachelet lo levantó de una manera fundamental".

Dijo que "sobre el tema de la cohesión social se publicaron muchos artículos en China, que marcaban la similitud, la cercanía entre los conceptos de 'sociedad armoniosa' con aquellos propósitos de la cohesión social".

De alguna manera, esa similitud está presente en la propuesta que el presidente Hu entregó a América Latina en el 2008. "El llamado Libro Banco de las Relaciones de China con América Latina, editado por el Consejo de Estado, es un instrumento que todavía en América Latina no se ha terminado de analizar y verificar en todos sus alcances, como correspondía hacerlo", acotó.

Comentó que las Cumbres del Foro de Cooperación Asia-Pacífico (APEC), celebradas en miembros latinoamericanos : México, Chile y Perú, han posibilitado contar con presencia del presidente Hu, quien también ha visitado otras naciones.

A ello se agregan las visitas del vicepresidente Xi Jinping en 2011 y, recientemente, también la del primer ministro Wen Jiabao.

"Todo ello configura un escenario de acercamiento de China hacia nuestra región, que va esclareciendo una tarea que deriva de aquí hacia el futuro", manifestó Reyes Matta.

Agregó que "China y América Latina coinciden en ese punto: Hay que darle un ordenamiento a la globalización, una dimensión multipolar, donde los grandes temas surjan del diálogo, del consenso y de la búsqueda de los conceptos compartidos".

A su juicio, "la herencia más importante del mandato del presidente Hu Jintao con Chile es la suscripción del Tratado de Libre Comercio, porque fue el primero que suscribió China con un país individual en el mundo".

Explicó que "para los chilenos, eso constituye un hecho muy significativo e importante, porque fue una decisión política que se tomó en 2004, en ocasión de la Cumbre del Foro de Cooperación Económica Asia Pacífico (APEC), celebrada en Chile.

Recordó que los presidentes Hu y Ricardo Lagos anunciaron el inicio de las negociaciones para ese tratado, el cual se suscribió en 2005 y entró en vigencia el 1 de octubre de 2006.

Según el director del CLEC, "hay un itinerario de crecimiento el que está detrás de ese tratado porque hay que mencionar cómo estaba el comercio sino-chileno en el 2002, cuya cifra de intercambio era de unos 3.000 millones de dólares y hoy día estamos en cifras que sobrepasan los 30.000 millones de comercio total y eso es un símbolo del incremento de los vínculos económicos entre ambas naciones".

También rememoró un gesto singular cultural, que refleja la comprensión mutua entre ambos países: "La exposición de una muestra de los Guerreros de Terracota en Chile, un gesto inolvidable del gobierno chino. De la misma manera, se presentó una muestra de la cultura mapuche en el Museo Metropolitano de Beijing".

Resaltó otro hecho político relevante: la ex presidenta Michelle Bachelet (2006-2010) y también el actual mandatario, Sebastián Piñera, dictaron conferencias magistrales en la Escuela de Cuadros del Comité Central del Partido Comunista de China.

"Han pedido hacer una exposición allí ante todo ese contingente de altos mandos, que están en ese centro de estudios precisamente asumiendo los nuevos desafíos, los nuevos temas que enfrenta China en la realidad del siglo XXI", indicó.

Por último, Reyes Matta enfatizó: "Lo valoramos porque creemos que esa Escuela es el corazón del análisis de las ideas, que tienen que ver con los verdaderos desafíos de las sociedades, tanto de China como de América Latina, para los tiempos que vienen". 

Palabras clave: América Latina, China, economía, relación, comercio
Author: Omar Mendoza
Publicado por: Spanish.China.org.cn