AGRONoticias América Latina y el Caribe
 

Noticias: detalle

Inclusión social para la Agricultura Familiar Campesina del Perú
Fecha de publicación:14/11/2012
País: Perú
Fuente: FAO - Oficina Regional para América Latina y el Caribe

Con el propósito de reducir las condiciones precarias de la población campesina altoandinas, el Ministerio de Agricultura con el acompañamiento técnico de la FAO y la financiación del Gobierno de España, viene impulsando un modelo de intervención para fortalecer la Agricultura Familiar Campesina desde la optimización del sistema nacional de semillas, con el objetivo de mejorar la Seguridad Alimentaria y Nutricional (SAN) a través del aumento del ingreso familiar, un mayor acceso a otros bienes básicos alimentarios y el incremento de la disponibilidad de alimentos.

La actividad agrícola, de las comunidades altoandinas del Perú, se caracteriza por orientarse hacia el autoabastecimiento en medio de condiciones de deterioro de la organización comunal, abandono de prácticas y técnicas tradicionales, degradación de suelos e incremento de plagas que determinan bajos rendimientos de las cosechas, inseguridad alimentaria y migración de la población joven hacia las ciudades.

Se considera imprescindible promover un modelo de política pública que acorte las brechas de inseguridad alimentaria. Para ello se impulsa revalorar la importancia del elemento básico de cualquier esquema de seguridad alimentaria: las semillas, ya que son consideradas el insumo más importante en la producción agrícola.

Las semillas de calidad, especialmente obtenidas para desarrollarse en zonas vulnerables, se han logrado incorporar en condiciones adversas y extremas (plagas, enfermedades, sequías, heladas, etc.), inclusive tiene el valor agregado de crecer y producir más rápido. Asimismo, son un insumo de transferencia tecnológica para los pequeños agricultores; se convierte en el elemento de inclusión social por excelencia, puesto que fortalece la agricultura familiar campesina para asegura su disponibilidad de alimentos.

Actualmente, la falta de acceso de los agricultores a semilla de calidad de variedades nativas o mejoradas es una de las principales causas de los bajos rendimientos de los cultivos alimenticios en la zona altoandina del Perú. Por lo tanto, es imprescindible fortalecer los sistemas de producción de semillas de papa, maíz amiláceo y quinua, para mejorar la disponibilidad, acceso y uso de semillas de calidad, productos base de la seguridad alimentaria que constituyen más del 80 por ciento de los cultivos alimenticios producidos y consumidos por la población andina y además son una fuente importante de sus ingresos.

El Ministerio de Agricultura a través del Instituto Nacional de Innovación Agraria (INIA), con el apoyo de la FAO y la financiación del Gobierno de España, está impulsando un modelo de intervención para fortalecer la Agricultura Familiar Campesina (AFC) desde la optimización del Sistema Nacional de Semillas; a fin de mejorar la Seguridad Alimentaria y Nutricional (SAN) a través del aumento del ingreso familiar, un mayor acceso a otros bienes básicos alimentarios y el incremento de la disponibilidad de alimentos. Esta intervención recibe por nombre "Semillas Andinas".

A través de "Semillas Andinas" se eleva la disponibilidad alimentaria en el país e incrementa los ingresos de los usuarios y productores de semilla. Se extiende el área cultivada y se dispone de semillas de reserva para casos de emergencia. Asimismo, se forma a funcionarios públicos y técnicos como facilitadores en metodología de Escuela de Campo de Agricultores (ECA) que responde al proceso de fortalecimiento de capacidades para la extensión agraria.

Palabras clave: Perú, agricultura familia, inclusión social, semillas andinas
Publicado por: FAO - Oficina Regional para América Latina y el Caribe