AGRONoticias América Latina y el Caribe
 

Noticias: detalle

Chile se ve obligado a detener su cosecha frutícola
Fecha de publicación:05/04/2013
País: Chile

Cristián Allendes, presidente de la Federación de Productores de Fruta de Chile (FEDEFRUTA) y Ronald Bown, presidente de la Asociación de Exportadores de Fruta (ASOEX), comunicaron a través de una conferencia de prensa que a partir del día viernes 5 de abril, los productores de las regiones V a la IX, paralizarán sus operaciones por falta de lugares de acopio, esto debido a las movilizaciones que afectan a los principales puertos del país. Más de 40.000 hectáreas de frutales, entre ellas de uva de mesa, manzana, ciruela, nectarines y kiwi, se verán perjudicadas por la paralización y se estima que más de 100.000 trabajadores serán afectados.

“El paro además de generar el problema que la fruta no puede salir, está creando efectos colaterales en el sector laboral. Estamos hablando de que por lo menos 100.000 trabajadores podrían pausar sus funciones, producto de una necesidad obligatoria por nuestra parte”, dijo Ronald Bown.

Agregó que, según el escenario actual, la situación podría durar al menos una semana más y, en la opinión de los menos optimistas, la movilización podría extenderse a casi un mes.

Con más de 1.600 contenedores de fruta retenidos en los puertos, las pérdidas en este periodo podrían alcanzar una suma superior a los US$50 millones. Si tomamos en cuenta que sólo en abril del 2012 se embarcaron cerca de 20 millones de cajas que representaron ingresos por US$400 millones, la cifra en pérdidas podría ascender.

“Corresponde hacer un llamado a la cordura, un llamado al gobierno, los empresarios involucrados para que busquen soluciones lo antes posible. Esto es algo que está afectando no sólo al sector frutícola, sino que al país en su conjunto. Se estima que más de US$270 millones han sumado las pérdidas a la fecha, tomando en cuenta todas las actividades relacionadas a los puertos”, dijo Bown.

Bown destacó que no es sólo la fruta la que se está poniendo en riesgo, sino que también la confiabilidad del país ante los clientes extranjeros, la imagen que se ha construido con esfuerzo en los últimos años como una industria segura y responsable ante los compromisos pactados.

“Vamos a tener problemas de no cumplimiento de programas. El ejemplo más claro es la uva de mesa, la cual ya no se pudo enviar a países como Corea, EE.UU y México, que tienen un marketing order para ese fruto”, comentó Cristián Allendes.

Ante la consulta de si se podría repetir el escenario que se regale la fruta de exportación en las calles  - tal como ocurrió en 1989 -, ya sea porque los plazos con los clientes vencieron o no hay mercados donde re destinarla, ambos representantes dijeron que esperaban no tener que llegar a ese punto. Sin embargo Allendes señaló que sin duda será muy difícil reacomodar la uva de mesa en otros mercados y lo imperante es que se abran los puertos para poder pensar en esas estrategias.

Respecto a medidas legales en contra de quienes resultaran responsables, Ronald Bown dijo que si bien lo habían pensado, hasta el momento no tomarán acciones como gremio y llama a que los productores o personas que se sientan afectadas lo hagan.

El día martes 02 de abril, ambos representantes se reunieron puertas adentro con los Ministros de Agricultura, Interior y Trabajo, para conversar y ver qué medidas podían realizar en conjunto Si bien destacaron la preocupación por parte del ejecutivo, señalaron que el gobierno no puede hacer mucho en esta movilización más que tratar de mediar con las partes, ya que es un conflicto netamente privado, porque los puertos son concesionados.

“El gobierno no ha actuado oportunamente y tampoco ha dimensionado la gravedad de la situación”, dice Bown, teniendo en cuenta que la industria agroalimentaria es el segundo sector económico más importante del país, con presencia en todo Chile.

Esta situación ha planteado una oportunidad para que el sector se resguarde frente a este tipo de acontecimientos en el futuro. Cristián Allendes dijo a www.portalfruticola.com que como sector se unirían para presentar al ejecutivo un proyecto de ley.

“Hay que hacer una ley para que esto no vuelva a ocurrir. Todo lo que son los productos perecibles deben circular por otra vía, ya que finalmente estamos hablando del alimento para la población. En EE.UU y en otros países existe una ley donde los productos perecibles no se ven afectados por las huelgas. Ayer lo planteamos frente a los ministros, pero en las próximas semanas lo haremos formalmente”.

Respecto a los rumores sobre la posible invocación a la Ley de Seguridad del Estado, Allendes dice que el único que tiene la facultad para hacerlo es el gobierno y que cree que si el conflicto no llega pronto a su fin, lo más probable es que tomen cartas en el asunto.

“Si la cosa se endurece, seguramente lo van a tener que hacer porque van a afectar definitivamente a todo el funcionamiento del comercio, de las actividades privadas y públicas, no va a haber stock en las grandes tiendas, etc”.

“Hoy día el paro ha tomado un diferente rumbo, ya dejó de ser una demanda laboral. En San Antonio están pidiendo que el intendente deje el cargo, son cosas nada que ver a las demandas iniciales. En un principio todos los puertos estaban solidarizando con Mejillones y si se terminaba el conflicto allá, era el fin de todo el movimiento. Hoy ya no se sabe si eso va a pasar”.

Reacción desde la SNA

Ante la decisión de los productores de fruta de detener la cosecha de frutas a partir de este viernes, el presidente de la Sociedad Nacional de Agricultura (SNA) Patricio Crespo señaló que este es el último recurso que tienen los productores para enfrentar el daño del paro portuario.

Crespo explicó que el corte del flujo exportador no sólo ha significado tener retenidos contenedores de frutas sin llegar a destino, con el consecuente incumplimiento de los contratos de entrega, sino que también se ha copado la capacidad de almacenamiento de los packing que embalan la fruta cosechada. Esto es lo que está obligando a suspender las cosechas, porque no se puede seguir cosechando si no existe la capacidad de guarda en frío que requiere la fruta, señaló.

El timonel de la SNA advirtió que los siguientes perjudicados serán “lamentablemente los trabajadores agrícolas que laboran en los packing y los huertos, que quedarán sin trabajo hasta que se logre restituir la cadena”, a quienes se agrega el resto de la cadena logística  - transportes, servicios, etc. – que apoya el proceso exportador.

“Este paro no sólo es ilegal y está afectando nuestra imagen de país confiable en el exterior, sino que está generando graves costos sociales dentro de Chile. Miles de trabajadores deberán detener sus labores y verán afectadas sus fuentes de empleo”, señaló.

Crespo emplazó a las partes involucradas a llegar a un acuerdo y en particular, a las autoridades a tomar todas las medidas que estén a su alcance para resolver esta situación.

Pero no sólo el sector frutícola se ve afectado. La SNA informó que la situación de los exportadores de semillas también es crítica.

“En este momento tienen retenidos cerca de 500 contenedores que deben llegar oportunamente a destino. En el hemisferio norte, que son los compradores de estas semillas, están a la espera de recibir estos embarques para ser luego comercializados, ya que es esta la época en que se inician las siembras, y no se pueden postergar. El riesgo inminente de estos exportadores es llegar tarde a la temporada de siembras”, señaló la entidad.

Palabras clave: Chile, cosecha, crisis, acopio, frutas
Publicado por: PortalFrutícola