AGRONoticias América Latina y el Caribe
 

Noticias: detalle

La falta de proyectos frena la actividad acuícola en Panamá
Fecha de publicación:28/11/2013
País: Panamá

En la década de los 70, Panamá logró desarrollar una actividad que permitía generar ingresos para el país a través de divisas y contribuir con la seguridad alimentaria de las poblaciones rurales. La producción de peces como las tilapias, en estanques, fue despertando el interés de pequeños productores y se consolidó entre los años 1980 a 1990.

Pero con el transcurrir de los años, esa actividad conocida como acuicultura fue decayendo.

Muchas razones se atribuyen a este declive, pero la principal fue que las autoridades no les dieron continuidad a los proyectos emprendidos.

Hoy día, esta actividad está tomando impulso, aunque los actores del sector indican que hace falta mucho más por hacer.

De acuerdo con los últimos informes de la Contraloría General de la República, la cantidad de peces cosechados en 2012 ascendió a 1 millón 73 mil 590 kilos, es decir, un 94% más del obtenido en el 2011.

Los datos reflejan que en un año, la producción por medio de la acuicultura ha mejorado. Es así como la cantidad de pescado vendido el año pasado fue de 681,053 kilos, 103% más que lo reportado en 2011.

Los ingresos por la venta del producto en 2012 registraron montos por el orden de 5 millones 100 mil 646 dólares, mientras que el año anterior, los ingresos fueron de 2 millones 569 mil 759 dólares, un incremento de 98%, según los datos generados por la Contraloría.

Registros

A nivel nacional se cuenta con 21 módulos para la producción de peces como las tilapias, y con un registro de 471 granjas de producción de semillas (alevines de peces), es decir, los conocidos como satélites, según los datos registrados en la Autoridad de los Recursos Acuáticos de Panamá (Arap).

La entidad mantiene a la vez una cantidad de 80 productores registrados oficialmente y se estima que existen al menos 50 que realizan la actividad acuícola de manera informal.

Pero la pregunta es ¿se ha incrementado la cantidad de productores dedicados a esta faena?

Juan Achurra, presidente de la Asociación de Acuicultores, sostuvo que el número de productores ha disminuido y muchos han desaparecido en los últimos años.

Para Achurra, la deserción se da por la falta de confianza en la actividad, por parte de la banca privada y estatal, al no aprobar préstamos.

“Solo los grandes productores (con más de 300 hectáreas), se han mantenido en la actividad”, indicó Achurra.

 

Sostiene que los pequeños y medianos productores necesitan que se les concedan préstamos blandos, los cuales les permitirán tecnificar los cultivos y así ayudar a crecer este deprimido sector.

John Jorgensen, oficial de pesca y acuicultura de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), explicó que la acuicultura en muchos países se ha utilizado como un instrumento para otorgar apoyo a las familias de escasos recursos.

Pero existe una situación que pone freno a la actividad y que no ha permitido que se desarrolle en forma sostenible. La falta de continuidad de los proyectos es uno de esos factores que frenan la acuicultura, pues la sostenibilidad en el sector debe ser a largo plazo.

Un reciente informe de la FAO detalla que el volumen de la producción pesquera y acuícola en Centroamérica desde el 2000 al 2010 registró un promedio de 422,210 toneladas por año, lo que significa un promedio de 2,039 millones al año.

Jorgensen explicó que solo en Panamá más de 33,000 familias basan su seguridad alimentaria en la producción y con ello, la comercialización de pescado y marisco.

Añade Jorgensen que el sector de pesca y acuicultura, del 2000 al 2010, ha contribuido un 5% en la economía del país.

El apoyo gubernamental en cada país es primordial, pero se da la situación que cuando finaliza un periodo presidencial, el siguiente gobierno no continúa con los proyectos.

Confianza

Moisés Carrasco Pérez es uno de esos pocos acuicultores que se han mantenido en la actividad, pues luego de pasados 25 años, el acuicultor cuyo proyecto está ubicado en Las Flores de Los Llanos de Ocú, utiliza sus producciones para el consumo familiar y para la venta dentro de los residentes del área.

Carrasco recalcó que hace falta más apoyo gubernamental, pues hay personas interesadas en desarrollar la actividad; sin embargo, no cuentan con los mecanismos de inversión para realizarla.

Por este motivo, Carrasco instó a que se trabaje en la organización de las personas interesadas en el desarrollo de la acuicultura y que el Gobierno brinde más apoyo.

Las fuentes consultadas indicaron que el Gobierno debe tomar la batuta y liderar los planes de desarrollo, implementar nuevas tecnologías y ponerlas a disposición de los productores, además de abaratar los costos de los insumos.    

Palabras clave: Panamá, acuicultura, plan, estrategia, producción
Author: Doralis Montenegro
Publicado por: Panamá América