AGRONoticias América Latina y el Caribe
 

Noticias: detalle

Cambio climático es el mayor reto para los productores mexicanos
Fecha de publicación:31/07/2013
País: México
Fuente: portalfruticola.com

El cambio climático probablemente será uno de los mayores retos a los que deberán enfrentarse los agricultores mexicanos en el futuro. Y es que, de acuerdo al Gobierno mexicano, se espera que las heladas y los daños causados por la sequía sean cada vez más frecuentes e impredecibles en las principales zonas de producción.

Durante los últimos meses, los problemas relacionados con el clima han causado enormes dificultades a los productores de frutas y hortalizas. Más de 2 mil hectáreas de tomates, calabazas, sandías y otros productos resultaron dañados por las fuertes heladas que tuvieron lugar en enero al norte del país. Por otra parte, lluvias torrenciales han afectado a los productores en la región de Guanajuato durante las últimas semanas.

A raíz de lo anterior, el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad de los Alimentos Agrícolas de México (SENASICA) está poniendo en marcha programas de apoyo para compensar a los productores y mantener los niveles de producción.

En declaraciones a www.portalfruticola.com, Hugo Fragoso, integrante del SENASICA, dijo que “el impacto de las heladas y sequías es cada vez más frecuente y está ocurriendo de manera impredecible en las zonas de alta producción. Por esta razón, el Gobierno ha propuesto la implementación de programas de apoyo para compensar a los hombres y mujeres que trabajan en el campo y mantener los niveles de producción”.

Obviamente, el cambio climático no es el único reto al que se enfrenta el sector de frutas y hortalizas frescas en México, puesto que la seguridad alimentaria es una de las principales preocupaciones para los compradores internacionales cuando se trata de productos mexicanos.

Esta preocupación se puso de relieve en julio de 2012, cuando 105 personas en Estados Unidos y 80 en Canadá se vieron afectadas por un brote de salmonella vinculado a mangos provenientes del estado mexicano de Sinaloa.

Aunque Fragoso dijo que los temas de seguridad alimentaria no son responsabilidad directa del SENASICA, explicó que la agencia puso en marcha sistemas de reducción de riesgos de contaminación para asegurar que este tipo de problemas de seguridad alimentaria fueran eliminados en el futuro.

“A través de una iniciativa de prevención oficial, los sistemas de reducción de riesgos de contaminación se están implementando desde la producción inicial hasta el embalaje y transporte de frutas y hortalizas procedentes de México”, dijo.

Esta iniciativa, según indicó Fragoso, se centró en la reducción del riesgo de contaminación durante la producción de frutas y hortalizas, y cubrió 16 elementos, incluyendo el registro de la empresa, su historia pasada, el uso del agua, prácticas de higiene, la trazabilidad, la fertilización y el daño a la fauna silvestre, entre otros.

“Esta iniciativa nos permite reducir el peligro de contaminación microbiológica, química o física de los alimentos “, afirmó.

“Por otra parte, cuando se concreta una sospecha de contaminación, un plan de acción inmediato se pone en marcha para identificar el origen del producto en cuestión y reducir el riesgo de una mayor contaminación”, dijo.

Sin embargo, las plagas y las enfermedades siguen siendo un problema importante para los productores mexicanos.

De acuerdo a un informe publicado en el diario regional Cambio de Michoacán, aproximadamente el 50% de los productores de hortalizas en el estado de Michoacán han tenido problemas con plagas, principalmente con el psílido de la papa, que ha provocado importantes pérdidas en los cultivos de pimiento, papa, tomate y ají.

Unas 14.612 hectáreas de productos sucumben a la plaga cada año, con pérdidas totales estimadas en más de US$24 millones anuales, debido a la pérdida de ventas y los salarios de los trabajadores.

Por otra parte, se ha informado que unas 4.800 hectáreas de plantaciones de cítricos han sido afectadas por el enverdecimiento de los cítricos en el sur del estado de Quintana Roo.

Sin embargo, Fragoso dijo que la mosca blanca y el psílido de la papa, las plagas más comunes para los productores de vegetales en Michoacán, no caen bajo la regulación del gobierno y por tanto eran responsabilidad del productor.

Pese a lo anterior, también dijo que SENASICA estaba trabajando en Quintana Roo para controlar el enverdecimiento de los cítricos, enfermedad que se ha detectado en 25 de los 920 huertos en la región, lo que equivale al 2.7% de la zona de producción.

Para limitar la propagación de la enfermedad, Fragoso dijo que se estaban aplicando controles químicos y biológicos de plagas para hacer frente a la presencia del psílido asiático, insecto que propaga el enverdecimiento de los cítricos.

Palabras clave: México, cambio climático, emergencia, sequía, heladas,agricultura, producción, economía, alimentos
Author: Redacción
Publicado por: portalfruticola.com