AGRONoticias América Latina y el Caribe
 

Noticias: detalle

Aumentar la producción cuidando al medio ambiente
Fecha de publicación:09/04/2014
País: Mundial

Sustentabilidad ambiental, esa es la cuestión. La población mundial aumenta, se prevé que para 2050 habrá 9,2 billones de personas en el mundo, y que a su vez tendrá mejor nivel de ingresos y por tanto aumentará el consumo de carne roja. "Para alimentar a toda esa gente necesitamos producir 70% más de lo que producimos hoy. Pero debemos producir esa mayor cantidad de carne, sin impactar en el medio ambiente, bajando los gases de efecto invernadero y el calentamiento global".

La reflexión la hizo el Dr. Donagh Berry, integrante de Teagasc (the Agriculture and Food Development Authority), de Irlanda, en conferencia organizada por la Sociedad Criadores de Hereford, en conjunto con INIA, en el marco de la Expo Melilla.

Pronosticó que entre el 2000 al 2025 se va a duplicar la producción de carnes y para poder mantener los niveles ambientales a como estamos hoy "debemos reducir la huella de carbono por cada kilo producido, pues si existe el calentamiento global, se debe principalmente a gases de efecto invernadero". En este punto el científico dijo que si bien hay cierta evidencia que se está calentando el planeta, "no se ha comprobado que es culpa de la humanidad".

Identificó que la agricultura contribuye en un 18% de los efectos invernadero. "Hacia el 2025 el 64% de la gente va a vivir en lugares con problemas de agua y la agricultura utiliza el 80% del agua que la humanidad necesita". Dijo que "debemos aumentar la producción un 70% y reducir el impacto, pero eso va a ser muy difícil".

¿Entonces?

El Dr. Donagh Berry dijo que se apunta al mejoramiento porque la selección genética es acumulativa y permanente en el tiempo. "Las vacas que teníamos hace 10 años son peores que las que tenemos hoy. Cuando se hace mejoramiento genético año a año se va mejorando, escalando".

En ese sentido mencionó que en los últimos 100 años se ha venido seleccionando en ganado que crece más rápido y produce más leche. "Los animales más grandes en promedio comen más y cuanto más grandes, más comen, más agua toman y más impacto tienen sobre el ambiente". Entonces, afirmó, la selección "ahora va por el lado de aumentar la producción de carne, crecimiento y de leche, pero reduciendo el impacto ambiental".

Ese es el objetivo de estudio que ya está en práctica en la Central Hereford de Kiyú.

Antecedente.

El Dr. Berry mencionó que han estado estudiando desde hace 40 años y han logrado aumentar la producción y reducir el impacto ambiental en los últimos 15 años. "El 20% superior de animales, comparado con el 20% inferior, son faenados 64 días antes, comen 64 días menos, eructan y hacen deposiciones por 64 días menos y a su vez comen medio kilo menos por día". Lo interesante es que esos animales, "pueden tener la misma performance, la misma producción, pero con mucho menos impacto ambiental".

Hablando de Uruguay, consideró que si el promedio de novillo faenado es de 2,5 años "no sólo hay que buscar faenarlos antes para reducir el impacto, sino que también se puede buscar animales mejores seleccionando por eficiencia de conversión y vacas de tamaño moderado y que no consuman tanto, así probablemente reduzcan también el consumo de agua que necesita esa ganadería".

El proyecto.

El Dr. Berry detalló que se necesita un sistema de información central para todo el país, todas las razas en un mismo banco de datos: carcasa, peso al nacer, edad de faena, fertilidad, cuanto tiempo permanece una vaca en el rodeo, dificultades de pasto, eficiencia de conversión.

Ese es el primer paso.

Dijo que "los excelentes científicos que hay en INIA pueden hacer muy buenas evaluaciones genéticas con eso".

La segunda parte es ingresar la genómica, los análisis de ADN para tener aún mejores evaluaciones genéticas y a la misma vez el testeo de eficiencia de conversión (que ya comenzó en Kiyú).

Con esa base central de datos se puede ir eligiendo animales que van a dar mejor producción. "Esa selección en un banco nacional podría ir mejorando la producción y con los datos de eficiencia de conversión poder ir reduciendo el impacto ambiental de esos nuevos animales que van a estar produciendo a la misma vez".

Asi consideró que se tiene eficiencia en el corto y mediano plazo, "en la medida que empiezan a seleccionar más rápidamente, el impacto va a ser doblemente mayor".

El proyecto también tiene una parte que se va a trabajar sobre la calidad de carcasa que trata de buscar animales que tengan mayor porcentaje de cortes valiosos, de manera que la carne que produce tenga mayor cantidad de carne por animal reduciendo no sólo el impacto ambiental, sino también los costos industriales.

Esa es la parte animal. También está el componente de la producción de pasto. "Producir más kilos de alimentos por la misma unidad de superficie con mejores genéticas de pasturas y en la misma área tener aumento de la producción de carne".

VENTAJAS. El especialista europeo confesó que le gustó mucho el sistema de trazabilidad uruguayo, "es mucho mejor que el irlandés", pero consideró que los datos que hoy maneja ARU, de pedigree, deberían insertarse al sistema de trazabilidad y los datos fenotípicos que manejan las diferentes sociedades de criadores, también incluirlos en el sistema de identificación nacional.

Al ser consultado sobre ¿qué encontró en Uruguay?, el Dr. Donagh Berry dijo que vio productores muy educados, y que se utiliza muy bien los EPD, "no sucede lo mismo en Irlanda". Consideró que "tienen las razas correctas para su sistema de producción, Irlanda no pues se utilizan razas continentales (con vacas muy grandes) y para producir carne a pasto tienen que ser británicas" Eso sí, estimó que en Irlanda manejan mejor el pastoreo. Además dijo que "el sistema de trazabilidad uruguayo es mejor que el irlandés, pero falta centralizar todo esa información que se dispone". Y recalcó que el nivel de científicos, "es tan bueno, quizás mejor que en Irlanda". Y con énfasis reconoció que "tienen mejor carne".

Acuerdo.

Berry vive en la campiña irlandesa donde cría ganado de carne, ovejas y caballos. Tiene un grado en ciencias de Agricultura, un phd en Holanda sobre genética animal, trabajó un año en Nueva Zelanda en genética de ganado lechero y también en el tema ambiental.

Su visita a Uruguay no sólo incluye una consultoría a este proyecto específico, sino también a firmar un acuerdo de colaboración a largo plazo de Teagasc con INIA. Ya han discutido estrategias y acuerdos de largo plazo en dos áreas principales: eficiencia de conversión y genómica con información de ADN.

Palabras clave: Medio Ambiente, producción, ganadería, crecimiento, sostenibilidad
Author: Pablo D. Mestre
Publicado por: El País (Uruguay)