FAO.org

Inicio > Fortalecimiento de capacidades > Nuestra visión
Fortalecimiento de capacidades

Nuestra visión


La capacidad es la “competencia de personas, organizaciones y de la sociedad en su conjunto para gestionar satisfactoriamente sus asuntos”. El fortalecimiento de la capacidad es “el proceso de liberación, fortalecimiento y mantenimiento de dicha capacidad” (OCDE/DAC).

Un enfoque institucional en el fortalecimiento de capacidades

El fortalecimiento de capacidades es una función básica en la que hace hincapié el marco estratégico de la FAO. Es fundamental para obtener resultados sostenibles en los países y garantiza que los esfuerzos de la FAO conduzcan a cambios duraderos. Los países miembros hacen hincapié en esa atención que la FAO presta y que ha sido refrendada por la Estrategia institucional sobre el desarrollo de capacidades.

En opinión de la FAO, el fortalecimiento de capacidades es impulsado por actores nacionales en consonancia con las prioridades nacionales y apoyándose en los sistemas nacionales y los conocimientos expertos locales. El desarrollo de las necesidades de capacitación debe asumirse junto con agentes nacionales, regionales e internacionales y requiere de intervenciones de largo aliento y no de acciones independientes reducidas al corto plazo.

FAO: Marco de fortalecimiento de capacidades

Un país consigue sus objetivos de desarrollo sólo mediante el fortalecimiento de sus individuos y organizaciones y creando un entorno de políticas favorables.

Las capacidades en las tres dimensiones están ligadas entre sí: los individuos, organizaciones y el entorno favorable forman parte de un todo. El fortalecimiento de la capacidad suele involucrar la mejora de los conocimientos y competencias de las personas cuyo trabajo en gran medida depende del rendimiento de las organizaciones en las que trabajan. El entorno favorable influye en la eficacia de las organizaciones. A su vez, el entorno se ve afectado por las organizaciones y su relación con las mismas.

Además del enfoque tridimensional, los programas más acertados de la FAO han demostrado que tanto las capacidades técnicas como las funcionales son cruciales para el fortalecimiento de las capacidades de los países miembros en agricultura y desarrollo rural.

Los países miembros necesitan las capacidades técnicas para alcanzar sus metas de desarrollo en ámbitos tan amplios como la seguridad alimentaria, la nutrición, la agricultura y el desarrollo rural.

Las capacidades funcionales les permiten a los países dirigir y gestionar sus actividades de cambio. La FAO hace hincapié en el fortalecimiento, no sólo de las capacidades técnicas, sino también de las capacidades funcionales de sus países Miembros para:

  • formular y aplicar políticas y encabezar la reforma de las políticas;
  • generar, gestionar e intercambiar informaciones y conocimientos;
  • establecer redes, alianzas y acuerdos de asociación; y
  • ejecutar los programas y proyectos desde la planificación hasta el seguimiento y la evaluación.


Una cartera integral de actividades de FC

La cartera de actividades de fortalecimiento de capacidades de la FAO es amplia e incluye: la formación y la capacitación de capacitadores (CdC), “coaching” (entrenamiento) y “mentoring” (mentoría), desarrollo organizacional, apoyo a redes informales y acuerdos de cooperación Sur-Sur. La FAO colabora crecientemente con institutos de formación y universidades nacionales para apoyar la adaptación de los nuevos conocimientos a los programas formativos existentes. Asimismo, la FAO presta apoyo a organizaciones como los ministerios del ramo para mejor una coordinación interministerial y con otros organismos (sector privado, organizaciones de productores y agricultores y de la sociedad civil (OSC) en procesos con múltiples partes interesadas. En cuanto a las políticas, la FAO, como agente neutral, apoya el diálogo sobre políticas y los procesos de las políticas para la formulación y aplicación de políticas de país.

Compartir esta página