Portal del fortalecimiento de las capacidades de la FAO
Buenas Prácticas
 

Plagas y enfermedades de animales y plantas

  1. Lucha biológica contra las plagas - ejemplo de las hierbas de agua
  2. Planificación de contingencia para parásitos y enfermedades
  3. Capacitación: evaluación de capacidad fitosanitaria
  4. La erradicación en toda la zona de las plagas con insectos estériles
  5. Observación temprana de la enfermedad a nivel de la comunidad
  6. Redes sobre la vigilancia y el control de la enfermedad


Evaluación, mejora y fortalecimiento de los sistemas fitosanitarios nacionales

¿Qué problema se abordó, dónde?

En muchos casos, la habilidad de los países en el comercio de productos agrícolas y de beneficiar de tratados internacionales como el acuerdo sobre las medidas sanitarias y fitosanitarias de la Organización Mundial del Comercio y de la Convención Internacional de Protección Fitosanitaria se ha visto limitada por la falta de capacidad fitosanitaria. El no ser capaz de tratar problemas relacionados con sanidad vegetal tiene como consecuencia, por ejemplo, la frecuente introducción de plagas exóticas. Procedimientos de certificación y de inspección que no llegan a los niveles requeridos por los socios comerciales, la ausencia de programas institucionalizados y sistemas de soporte y la inhabilidad en la puesta en práctica de las normas internacionales del CIPF generalmente llevan a la puesta en práctica de medidas fitosanitarias técnicamente injustificables y a una toma de decisión pobre en relación con el comercio de productos agrícolas (y sus consecuentes problemas a nivel de la OMC). Una manera de mejorar la capacidad en esta área importante es a través del uso de una herramienta de evaluación como por ejemplo la Evaluación de la Capacidad Fitosanitaria (ECF) de la FAO, como un medio para identificar los puntos débiles y los fuertes del sistema fitosanitario de un país, y las opciones estratégicas y actividades necesarias para mejorar la situación. Esta perspectiva ha sido muy exitosa en el Sur, Oeste y Este de África, el Caribe, Asia Central, Medio Oriente y América Latina.

¿Cómo?

La herramienta ECF ha sido usada típicamente en talleres de trabajo facilitados. Ello incluye considerar (1) legislaciones y temas institucionales, (2) temas relacionados con la gestión (incluyendo procedimientos documentadas) y capacitación, e (3) infraestructura y equipo. El trabajo se hace usando una serie de cuestionarios formales, pero el proceso de discusión de temas fitosanitarios entre las partes interesadas claves dentro de un país, con la aportación de expertos globales y regionales es tan importante como los resultados de los cuestionarios. Hasta ahora la herramienta ha sido utilizada en más de 60 países. Un aspecto importante del programa es la creación de un cuadro de facilitadores entrenados. Durante el programa más de 100 personas de países en vías de desarrollo han sido capacitadas a utilizar dicha herramienta a un nivel tal que 31 han continuado como entrenadores o consultores CTPD en los proyectos siguientes tanto dentro como fuera de su región.

¿Próximo ámbito?

Seguimiento del trabajo con los países dónde la herramienta ha sido usada; actualización y mantenimiento de la herramienta de evaluación fitosanitaria; evaluación de la efectividad y valor de la herramienta.

Contacte con nuestro equipo