Portal del fortalecimiento de las capacidades de la FAO
Buenas Prácticas
 

Gestión y conservación forestales

  1. Administración de brotes de insectos de bosque
  2. Conformidad de la ley forestal


Aplicación aérea de insecticidas biológicos

¿Qué problema se abordó, dónde?

Los brotes de insectos que se alimentan de las hojas de árboles forestales, especialmente en los bosques sometidos a factores adversos tales como la sequía, el envejecimiento, la concentración y otros problemas de ordenación de plantaciones, se pueden producir repentinamente tras años o incluso décadas de ausencia de amenazas y pueden persistir durante varios ciclos anuales de crecimiento del árbol. Los árboles están sometidos a condiciones muy difíciles, pierden una parte considerable de su vigor y productividad y corren más riesgos de morir a causa de otros insectos, enfermedades o incendios. En varios países de Europa oriental y Asia (Moldova, Bulgaria, Macedonia, Mongolia y la República Democrática Popular de Corea) se producen cada vez más brotes de insectos, en particular la oruga lagarta y la dendrolimus sibiricus.

¿Cómo?

Dada la gravedad de dichos brotes, el mejor tratamiento viable es la aplicación aérea a gran escala de insecticidas biológicos: Bacillus thuringiensis (Bt) o reguladores del crecimiento de los insectos. Ambos son selectivos ya que matan sólo a los insectos que se alimentan de hojas y no a los mamíferos, aves o numerosos insectos predatorios. Dada la compeljidad de los ciclos de vida de dichos insectos el calendario de aplicación es fundamental. Cuando se dispone de la fórmula del bioinsecticida y el equipo de aplicación adecuados, se forma al personal nacional y se le guía en la aplicación de dichas fórmulas.

¿Próximo ámbito?

Rusia, el Norte de África y otros países en los que la calidad de la ordenación forestal ha disminuido debido al estado de transición de sus economías y a la falta de personal nacional cualificado.

Contacte con nuestro equipo