Portal del fortalecimiento de las capacidades de la FAO
Buenas Prácticas
 

Infraestructura rural y agroindustrias

  1. Best practice in post-harvest and processing
  2. Modernización de la administración del agua para usos agrícolas


Modernización de los sistemas de riego, desde una perspectiva técnica o de gestión, para aumentar la eficacia de la utilización del agua para usos agrícolas

¿Qué problema se abordó, dónde?

Por lo que respecta a la ingeniería hidráulica, la modernización puede suponer un "salto" en la tecnología, por ejemplo la sustitución de puertas correderas para un sistema automático de control remoto o la transformación de un canal de distribución abierto en un tubo de presión enterrado. Desde una perspectiva institucional o social, la modernización podría entrañar la reorganización del sector del riego de forma que las instituciones relacionadas con los recursos hídricos sean más eficaces o dinámicas, o la necesidad de mejorar la participación de los usuarios de dichos recursos en la gestión de un determinado sistema de riego.

La FAO entiende la modernización de los sistemas de riego como un proceso de mejora técnica y de la gestión de los sistemas de riego combinado con reformas institucionales, en caso necesario, con el objetivo de mejorar la utilización de los recursos (mano de obra, economía hídrica, entorno) y los servicios de suministro de agua a las explotaciones agrícolas.

La FAO ha llevado a cabo una labor de modernización en tres ámbitos en particular: la mejora de los sistemas de riego (Pakistán, Nepal, Tanzanía), combinada en algunos casos con el deseo de las autoridades de transferir la gestión a nivel local (la denominada "Transferencia de la gestión del riego"); la organización de las asociaciones de usuarios de recursos hídricos (Perú, Pakistán, Tanzanía, Malawi), incluido el apoyo a la creación de estatutos de dichas organizaciones así como métodos participativos para concebir nuevos planteamientos del aprovechamiento de aguas en las explotaciones agrícolas (por ejemplo, mediante escuelas de campo en Tanzanía - como el programa de apoyo a la capacitación de agricultores para los sistemas de riego en las pequeñas explotaciones agrícolas de las cuencas de Rufiji y Pangani - así como en Zambia, Camboya, Sudán, Egipto, Nepal y Turkmenistán).

¿Cómo?

Las labores de mejora implican:

  • una planificación detallada con la participación activa de las comunidades afectadas y las autoridades encargadas de los recursos hídricos
  • un refuerzo de los departamentos locales/regionales de los poderes públicos encargados de los recursos hídricos mediante el fortalecimiento de la capacidad y el suministro de equipo para disponer de una estructura eficaz de gestión, por ejemplo con el establecimiento de autoridades de las cuencas fluviales regionales
  • un apoyo a la constitución de una dependencia de coordinación técnica como núcleo de secretaría técnica de una futura agencia nacional de aguas

La capacitación de los oficiales de riego supone lo siguiente:

  • elaborar programas y material de capacitación sobre la planificación del riego en las pequeñas explotaciones y una aplicación adaptada a las condiciones locales
  • impartir capacitación formal a los profesionales locales en la planificación, diseño, construcción, funcionamiento y gestión de pequeños mecanismos de riego sostenibles, con una participación plena de los agricultores en el proceso de elaboración;
  • fomentar los conocimientos prácticos y la confianza en dichos profesionales apoyando a nivel de campo, supervisando, guiando y alentando la labor de estos profesionales durante un período de 12 meses tras su regreso del curso formal.

En las escuelas de campo se hace hincapié en los métodos activos de aprendizaje y experimentación.

¿Próximo ámbito?

Los países que mejoren sus infraestructuras e instituciones de ordenación de aguas pueden beneficiarse de estos métodos.

Contacte con nuestro equipo