Cuba

Inicio > Cuba > FAO en Cuba

Nuestra oficina

El 16 de octubre de 1945 se crea la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) en Quebec, Canadá, siendo Cuba uno de sus países fundadores. En 1968, se abrió una oficina para atender los asuntos de la FAO en Cuba y el 28 de febrero de 1978, fue establecida oficialmente la Representación de la FAO en la Isla, y el nombramiento del primer Representante en el país. El trabajo de colaboración ha contribuido a la resolución de problemas inmediatos, así como a definir y perfilar muchas de sus necesidades futuras de asistencia, que serían canalizadas posteriormente a través de proyectos conjuntos con el PNUD y a través de Proyectos de Cooperación Técnica (PCT) de la FAO, surgidos a partir de 1976. La FAO ha apoyado al gobierno cubano en la recuperación de la agricultura y la pesca en situaciones de emergencia causadas por el paso de huracanes y otros eventos climáticos.

La evaluación de la cooperación indica que Cuba ha recibido y prestado importantes experiencias y conocimientos, en colaboración con la FAO, en estas décadas de trabajo conjunto. Como “receptor”, vale la pena destacar el apoyo solicitado para el desarrollo de sus instituciones, para el establecimiento de políticas sectoriales y para el apoyo a acciones específicas de importancia para el país, lo que muestra que el éxito de la cooperación es el resultado de las demandas del Gobierno y de la probidad en la ejecución de los proyectos y acciones. Como “prestador”, la contribución de especialistas cubanos a otros proyectos de la FAO es reconocida especialmente, pero no solo a través de la Cooperación Sur-Sur.

Los Proyectos han sido ejecutados y financiados por la FAO en Cuba a través del Programa de Cooperación Técnica, por medio de las varias modalidades de proyectos utilizadas por la FAO. La FAO está comprometida con sus Miembros a: reducir la inseguridad alimentaria y la pobreza rural; garantizar un marco normativo y reglamentario favorable para la alimentación y la agricultura, la pesca y la actividad forestal; garantizar incrementos sostenibles del suministro y disponibilidad de alimentos; conservar y fortalecer la base de recursos naturales; y generar conocimientos sobre la alimentación y la agricultura.

Las actividades de la Organización en Cuba se vinculan con las demás agencias, fondos y programas del sistema de la ONU representadas en el país, en el Marco de Asistencia de las Naciones Unidas para el Desarrollo (MANUD), elemento central de la acción interagencial con las contrapartes cubanas, teniendo al Ministerio para el Comercio Exterior y la Inversión Extranjera (MINCEX) como contraparte principal.

Las cinco áreas de cooperación definidas en el MANUD, corresponden con prioridades nacionales identificadas por el Gobierno de Cuba. Asimismo, están alineadas con el compromiso de cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODMs) y con el Marco de Programación de País (MPP), adquiridos por el país a partir de los resultados de las grandes conferencias y cumbres de las Naciones Unidas en los ámbitos económico y social.

Las áreas de cooperación son las siguientes:

1. Dinámica poblacional y calidad, desarrollo y sostenibilidad de los servicios sociales y culturales

2. Desarrollo económico sostenible

3. Seguridad Alimentaria y nutricional

4. Sostenibilidad ambiental y gestión de riesgo de desastres