Agronoticias: Actualidad agropecuaria de América Latina y el Caribe
Noticias

Global

16/11/2017

El cambio climático arrastra a millones de personas a un círculo vicioso de inseguridad alimentaria, malnutrición y pobreza

El Director General de la FAO pide sistemas alimentarios que mitiguen y se adapten al cambio climático.

Director General José Graziano da Silva dando su discurso en Bonn, Alemania.

Las emisiones de gases de efecto invernadero del sector agrícola aumentarán en el futuro, contribuyendo aún más al cambio climático, a menos que el mundo adopte formas sostenibles y climáticamente inteligentes para la producción, transporte, procesado y consumo de alimentos, advirtió hoy el Director General de la FAO, José Graziano da Silva, al intervenir en la conferencia de las Naciones Unidas sobre el cambio climático (COP23).

“El cambio climático arrastra a millones de personas a un círculo vicioso de inseguridad alimentaria, malnutrición y pobreza. Sin embargo, debemos aceptar la dura realidad: no estamos haciendo lo suficiente para enfrentarnos esta grave amenaza”, aseguró Graziano da Silva, haciendo hincapié en que los países menos adelantados y los pequeños Estados insulares en desarrollo son “especialmente vulnerables” al cambio climático.

Recordando que “no deberíamos desalentarnos ante los retos futuros”, el responsable de la FAO subrayó que aún es posible alcanzar el Hambre Cero para 2030. “La agricultura es el lugar –añadió- donde la lucha contra el hambre y el cambio climático confluyen para encontrar soluciones”.

El cambio climático, el hambre y la pobreza pueden y deben abordarse juntos

La FAO anunció recientemente que el número de personas subalimentadas ha aumentado por primera vez en la última década, con 815 millones de personas que padecen hambre a diario.

Este incremento obedece sobre todo a los conflictos y las crisis económicas, pero también al impacto del cambio climático, en particular a las sequías prolongadas en África. Y las previsiones del Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático indican que el cambio climático podría elevar el riesgo de hambre y malnutrición hasta un 20 por ciento para 2050.

Graziano da Silva apuntó al papel fundamental que juegan los sistemas alimentarios y la agricultura, que se ven muy afectados por el cambio climático, pero al mismo tiempo son también los principales impulsores del mismo.

Este artículo está incompleto. Haga click aquí para leer el texto íntegro en su fuente original, FAO
Fotografía: © FAO

Compartir esta página