FAO.org

Inicio > En acción > projects > Mesoamérica sin Hambre > Programa > General
Mesoamérica sin Hambre

El programa Mesoamérica sin Hambre es una iniciativa de cooperación sur-sur triangular que surge de un acuerdo entre el Gobierno de México, a través de la Agencia Mexicana de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AMEXCID), y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

El Programa trabaja de manera conjunta con autoridades e instituciones de Belice, Colombia, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá y la República Dominicana, y pone a su servicio soluciones innovadoras de desarrollo para garantizar una vida digna para la población más vulnerable.

Mesoamérica sin Hambre diseña, valida y acompaña instrumentos de política pública en torno a la seguridad alimentaria y el desarrollo rural susceptibles de cerrar brechas territoriales con un enfoque inclusivo y de derechos.

De esta manera, Mesoamérica sin Hambre contribuye al logro de las metas establecidas en la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas, así como al Plan de Seguridad Alimentaria, Nutrición y Erradicación de la Pobreza de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños y a las Iniciativas Regionales 1 (Apoyo a la iniciativa América Latina y el Caribe sin hambre) y 2 (Agricultura familiar y sistemas alimentarios inclusivos para el desarrollo rural sostenible) de la FAO.

Articulación interinstitucional

El Programa dinamiza la colaboración, articulación y generación de sinergias entre entes locales, nacionales y regionales, fomentando su vinculación a comunidades rurales e indígenas, la sociedad civil y los organismos internacionales. De esta manera, se fortalecen los procesos de cooperación sur-sur triangular y se canalizan los esfuerzos para abordar conjuntamente las necesidades prioritarias y los desafíos de desarrollo de los territorios más rezagados, facilitando la movilización y la utilización más eficiente de los recursos.

Mesoamérica sin Hambre se convierte así en un elemento catalizador que permite estrechar los lazos históricos de colaboración entre los países de la región, sumando voluntades y compromisos en la superación del hambre y la pobreza rural.

Impulso a políticas públicas

Mesoamérica sin Hambre fomenta y acompaña espacios de diálogo social y político, e impulsa marcos normativos en los nueve países con los que trabaja. Esta labor en torno a políticas públicas a nivel nacional se complementa con el impulso a otros procesos de ámbito local y mesoamericano. En este contexto, cabe destacar las alianzas del Programa con el Parlamento Latinoamericano y Caribeño (PARLATINO) y el Frente Parlamentario contra el Hambre de América Latina y el Caribe (FPH).

A nivel regional, destaca la contribución de Mesoamérica sin Hambre a la Ley modelo de agricultura familiar y la Ley modelo de pesca artesanal o en pequeña escala, ambas aprobadas por el Parlatino. En el ámbito parlamentario, la labor del Programa se centra en consolidar y fortalecer los capítulos del FPH para cada uno de los países mesoamericanos, permitiendo el intercambio de experiencias y conocimientos.

Mesoamérica sin Hambre también apoya el desarrollo de investigaciones universitarias sobre el derecho humano a la alimentación adecuada a través del Observatorio de Derecho a la Alimentación de América Latina y el Caribe.

Descargar Ley modelo de pesca artesanal en Español, Inglés o Portugués

Descargar Ley modelo de agricultura familiar en Español, Inglés o Portugués

Soluciones innovadoras de desarrollo rural

El Programa enfoca sus esfuerzos en las comunidades más vulnerables, especialmente las que viven en el medio rural y que sufren los niveles más altos de pobreza y desnutrición, y a las que las brechas territoriales han empujado a la migración. En estos territorios, Mesoamérica sin Hambre implementa proyectos de campo para crear entornos más favorables, fomentar el arraigo y generar oportunidades. En este sentido, el Programa impulsa, entre otras, las siguientes buenas prácticas: