SAVE FOOD: Iniciativa mundial sobre la reducción de la pérdida y el desperdicio de alimentos

La FAO colabora con la presidencia del G20 para incorporar en los programas la reducción de la pérdida y el desperdicio de alimentos

02 Jul 2015

En 2015, el G20, presidido por Turquía, está haciendo hincapié en la reducción de la pérdida y el desperdicio de alimentos como una contribución a los sistemas alimentarios sostenibles. Las intervenciones en este ámbito, en las que están implicados países de altos y bajos ingresos, tales como el apoyo a mediciones metodológicas y servicios de almacenamiento, elaboración y transporte, están en el programa del G20. La FAO colabora con la presidencia del G20 en la incorporación de la reducción de la pérdida y desperdicio de alimentos en varias iniciativas y planes de acción. En este contexto, la presidencia turca pidió a la FAO sentar las bases para el trabajo del G20 en esta materia, así como en seguridad alimentaria y nutricional, con miras a la preparación de la reunión de ministros de agricultura en mayo de 2015. Con este propósito, una delegación de la FAO asistió a la reunión del G20 celebrada los días 2 y 3 de febrero de 2015 en Estambul.

La FAO presentó los resultados sobre la pérdida y el desperdicio de alimentos alcanzados hasta el momento y un resumen del trabajo en marcha. La urgencia de reducir la pérdida y el desperdicio de alimentos se debatió en el contexto de los retos que enfrenta el mundo para alimentar de forma sostenible a 2 300 millones más de personas antes de 2050, dadas las limitaciones de los recursos naturales y las amenazas derivadas del cambio climático. La FAO destacó que de acuerdo con los hallazgos del Equipo de Estudios de Perspectivas Mundiales de la FAO, el grueso de la producción agrícola adicional tendrá que proceder de un aumento del rendimiento, lo cual plantea un gran desafío tecnológico que la reducción de la pérdida y el desperdicio de alimentos puede contribuir a mitigar de forma significativa.

La FAO esbozó un enfoque de doble vía para abordar el problema. Por un lado, se necesita reforzar los incentivos para reducir la pérdida y el desperdicio de alimentos expandiendo el “espacio de decisión” tanto de los productores como de los consumidores. Así, puede incentivarse a los productores, en especial productores y elaboradores en pequeña escala, a adoptar tecnologías para reducir la pérdida y el desperdicio de alimentos mediante acciones como la mejora de la capacidad, el intercambio de experiencias, la facilitación del crédito, la investigación aplicada o la coordinación en las cadenas de valor. Por otro lado, hay una mayor necesidad de establecer precios de los alimentos “justos”, teniendo en cuenta la producción que afecta negativamente al medio ambiente y los costos imprevistos del consumo de alimentos. El Grupo de alto nivel de expertos en seguridad alimentaria y nutrición también presentó esta recomendación al Comité de Seguridad Alimentaria Mundial (CSA) en 2014. Estas medidas incentivarían un uso de los insumos y los recursos naturales más cuidadoso durante la producción y la elaboración, y contribuirían a la vez a reducir el desperdicio de alimentos en el nivel del consumo.

La FAO señaló algunas carencias y necesidades fundamentales, tales como una metodología comúnmente reconocida para medir la pérdida y el desperdicio de alimentos, datos fiables sobre los países y mundiales y análisis costo-beneficios sólidos de las opciones para reducir las pérdidas de alimentos. La FAO también presentó iniciativas seleccionadas ya en marcha para abordar estas necesidades y para hacer operativas intervenciones orientadas a reducir el desperdicio de alimentos. Entre ellas están el Protocolo sobre la pérdida y desperdicio de alimentos y las normas para la contabilidad y presentación de informes, el Índice mundial de la FAO de pérdida y desperdicio de alimentos y la iniciativa SAVE FOOD.

Los delegados del G20 apreciaron las contribuciones de la FAO respecto a la reducción de la pérdida y el desperdicio de alimentos y los sistemas alimentarios sostenibles, que van a apoyar y dar forma a la formulación de los programas del G20. La organización también subrayó la necesidad de coordinar los esfuerzos entre las distintas organizaciones para estandarizar y poner en práctica una cuantificación de la pérdida y desperdicio de alimentos sistemática.

Tags: G20

Share this page