SAVE FOOD: Iniciativa mundial sobre la reducción de la pérdida y el desperdicio de alimentos

Pre-encuentro del 3GF 2015-16

28 Oct 2015

El pre-encuentro del 3GF tuvo lugar en Copenhague los días 20 y 21 de octubre y reunió a representantes de los países socios del 3GF, empresas privadas, inversores privados e institucionales, organizaciones internacionales, grupos de reflexión y sociedad civil. El encuentro estudió formas para aumentar las asociaciones de crecimiento verde, identificar oportunidades de financiación y compartir experiencias y mejores prácticas, y se basó en los resultados de los encuentros regionales del 3GF organizados a lo largo de todo el año. El orden del día también se definió de acuerdo con los encuentros clave de Addis Abeba, Nueva York y París y los procesos internacionales sobre desarrollo sostenible y cambio climático. De forma general, se pusieron en marcha los preparativos y el trabajo pendiente para la próxima Cumbre 3GF 2016, programada los días 20 y 21 de abril de 2016.

Aunque la plataforma del 3GF cubre un amplio abanico de temáticas como energía, alimentación, urbanismo, agua y bosques, todas se integran en un enfoque común: la promoción de asociaciones público-privadas para el crecimiento verde. Las asociaciones para sistemas alimentarios sostenibles y cadenas de valor ecológicas son algunos de los elementos clave para construir crecimiento verde y desarrollo de bajas emisiones. No obstante, como se subrayó varias veces durante el encuentro, uno de los elementos cruciales que debe tratarse es la pérdida y el desperdicio de alimentos (FLW, por sus siglas en inglés). El Protocolo FLW, dirigido por el Instituto de Recursos Mundiales (WRI) con el apoyo de la FAO, entre otros, provee una importante herramienta para medir los esfuerzos que se realizan en la reducción de la pérdida y el desperdicio de alimentos y sus emisiones de GEI relacionadas.

El pre-encuentro del 3GF se celebró tras la adopción de los nuevos Objetivos de Desarrollo, por lo que fueron un rasgo central del encuentro, sobre todo los objetivos relacionados con la sostenibilidad. Sin embargo, solo uno de los 169 propósitos tuvo una mención notable durante los dos días, el Objetivo 12.3: “Para 2030, reducir a la mitad el desperdicio mundial de alimentos per capita en la venta al por menor y a nivel de los consumidores y reducir las pérdidas de alimentos en las cadenas de producción y distribución, incluidas las perdidas poscosecha”. El Objetivo 12.3 supone un hito importante en los esfuerzos globales para reducir la pérdida y el desperdicio de alimentos y el Protocolo FLW, junto con los datos de la FAO, puede proporcionar el marco necesario para asentar las bases y medir los progresos que conllevarían el logro del Objetivo 12.3. No obstante, las asociaciones serán la fuerza que conducirá la transformación de un enfoque sin cambios movilizando inversiones y posibilitando políticas para soluciones sostenibles para cadenas de suministro de alimentos eficientes y productivas.

Share this page