Miasis
   Miasis Cutáneas
   Gusano Barrenador del
   Nuevo Mundo
   Gusano Barrenador del
   Viejo Mundo
   Salud Pública
   Actividades FAO
   Otras Instituciones
   Documentos
   Novedades
   Contactos
   Otros Sitios
   Volver a portada

 



GUSANO BARRENADOR DEL NUEVO MUNDO - Introducción

Introducción

El agente causal de la infestación del gusano barrenador del ganado del nuevo mundo (GBG) y responsable de provocar miasis, tiene la especificidad para alimentarse de los tejidos de los animales vivos a fin de completar su ciclo de vida. El parásito obligado del GBG, Cochliomyia hominivorax (Coquerel), se caracteriza porque las larvas se alimentan al fondo de las heridas abiertas de cualquier huésped de sangre caliente. Las lesiones son típicas, con exudados odoríferos altamente desagradables. Cuando las larvas se encuentran presentes, se observa poca o ninguna infección o tejido necrosado. Sin embargo después de que las larvas salen de la herida, a menudo ocurren infecciones secundarias. Una infestación por larvas de este tipo, da como resultado pérdida de peso, disminución de la producción, otros signos de morbilidad y posiblemente la muerte del animal.

Morfología

La mosca Cochliomya hominivorax, descrita por Coquerel en 1858, es azul acerada, con reflejos verdosos; su frente, occipucio y ojos ocre rojizos. Tiene pelos amarillos oro en la frente. El tórax está constituido por tres porciones bien definidas, presenta tres bandas negras que la recorren en toda su longitud. Entre la banda mediana y las laterales existe una línea igualmente negra que desaparece sin alcanzar el borde posterior. El escudete es redondeado y romo, sin bandas longitudinales. Presenta numerosos pelos negros y largos distribuidos en la superficie. El abdomen, igualmente velludo, es corto y redondeado, y consta de cuatro segmentos azul-verdosos. Las alas, transparentes, tienen las bases amarillentas. El color de las patas es amarillo pardusco.

Los machos, que se distinguen de las hembras porque tienen los ojos casi juntos en el vértice de la cabeza, presentan un aparato genital cuyo especial estudio ha permitido la separación de las especies hominivorax y Macellaria, ya que el edeagus de la primera es curvo y recio, y el de la segunda, rectilíneo, delgado y más largo. Las piezas accesorias del aparato genital (gonapófisis y apodema del bulbo eyaculatorio) son también distintas.

Ciclo Evolutivo

El ciclo de vida del GBG en condiciones ambientales óptimas, se desarrolla en 21 días. Es holometábolo, es decir, pasa por las etapas de huevo, larva, pupa y adulto. La hembra es monógama (se aparea sólo una vez en su vida), y el macho polígamo. Las hembras tienen gran capacidad reproductiva, y cuando sus huevos son fecundados son atraídas a las heridas, incluso a aquellas tan pequeñas como el piquete de garrapata en cuyos bordes ovipositan.

Las hembras fecundadas sólo ponen huevos después de 5 a 10 días de su nacimiento pupal. Una hembra puede poner hasta 300 huevos en pocos minutos, es decir, su producción total es cercana a 3 mil huevos a 26°C. La temperatura mínima para el desove es de 18°C.

Los huevos son blanco-cremosos, elípticos, de 1.04 mm de largo por 0.22 mm de ancho, con extremos redondeados. El extremo anterior tiene un opérculo o micrópilo, a ambos lados y en toda su longitud se observa un rafe o línea de sutura, que se bifurca en herradura a nivel del polo opercular.

Atraídas por ciertas secreciones y olores, las hembras depositan sus huevos en montones, aglutinados entre sí, en el borde seco de las heridas, de los orificios naturales y sobre la superficie cutánea con sangre coagulada y costras secas del hombre y los animales.

A temperatura media ambiente de 35°C, la larva en estadio I nace del huevo después de una incubación de 11 a 21 horas. Esta larva mide 1.5 mm de largo por 0.23 mm de ancho, recién eclosionada, y 3 mm por 0.57 mm, cuando ha completado su desarrollo, antes de mudar y pasar al estadio II. La larva en estadio lI, bien desarrollada, mide alrededor de 7 mm de largo por 1.5 mm de ancho, y adquiere nuevos elementos morfológicos. Los estigmas respiratorios posteriores sólo tienen dos hendiduras espiraculares. Esta larva muda para pasar al estadio III, bajo el cual suelen ser observadas cuando el ganadero o el veterinario examinan una herida con miasis.

La larva en estadio III es grande, puede medir 15 mm de largo por 3.5 mm o más de ancho, es de color blanco amarillento y su cuerpo está dividido en 12 segmentos. Su forma es conoide, con el extremo anterior en punta redondeada, y el posterior truncado. Cada segmento está armado por varias coronas de espinas pequeñas con puntas únicas, bífidas y a veces trífidas, con los ápices pigmentados de castaño oscuro. Las espinas se disponen formando varios círculos, de manera que el conjunto de la larva adquiere forma de tornillo, de ahí el nombre de screw-worm (gusano tornillo).

La boca se encuentra hacia la cara del extremo anterior, de donde emergen dos poderosos ganchos negros. Estas piezas pertenecientes al aparato o esqueleto cefalolaríngeo muy móviles, permiten a la larva desgarrar los tejidos, aún los más duros, para nutrirse, y también sirven como órganos de fijación.

En el borde posterior del segundo segmento, y a ambos lados, se encuentran los espiráculos de los estigmas respiratorios anteriores, los cuales se componen de 9 a 11 digitaciones pediculadas que se disponen en abanico.

En la cara posterior del extremo caudal truncado de la larva, y en el fondo de una depresión en cuyo borde se observan algunos tubérculos, se encuentran los estigmas respiratorios posteriores con estructura característica. Estos estigmas están constituidos por un anillo quitinoso grueso y pigmentado que parece interrumpirse en su porción inferior interna.

Desde esta zona, y en forma divergente, se desarrollan tres hendiduras espiraculares rectilíneas: una mediana y dos laterales.

Las larvas inmediatamente después del nacimiento, se nutren de los tejidos del huésped, fijándose con los ganchos o la porción cefálica hacia la profundidad del tejido, es decir, el extremo posterior (donde están los estigmas respiratorios) queda dirigido hacia arriba, en contacto con el aire.

Desde el momento de la postura hasta el final de este estadio, transcurren de 50 a 121 horas, luego pasa al estadio de prepupa que se prolonga de 40 a 70 horas más. Al finalizar queda en la herida o cae al suelo para llegar al estadio de pupa, caracterizado por ser inmóvil. La pupa tiene forma de barril, es castaño-oscura, y muestra aún la segmentación del tegumento con sus círculos de espinas cuya longitud es de un centímetro, y ancho de 4.3 mm. En la naturaleza, el estadio pupal se encuentra en el suelo, debajo de las hojas, el pasto y hasta dos centímetros de la superficie de la tierra. La duración de este periodo es de 760 horas a 15°C.

El estadio de pupa se ha desarrollado en cultivos de larvas en 216 a 240 horas a una temperatura media de 25°C. Posteriormente, salen los imagos en las primeras horas de la mañana, mostrándose vivaces y activos.

Distribución Geográfica

La mosca del GBG del Nuevo Mundo, originaria de las regiones tropicales y subtropicales de América, ha estado distribuida históricamente desde el centro y sureste de los EE.UU., México, Centroamérica, Panamá, las islas del Caribe, los países del noreste de Sudamérica hasta Uruguay y Argentina. Actualmente, la parasitosis está presente en forma endémica, desde el canal de Panamá hacia el sur, en casi todos los países de América del Sur, donde la población ganadera es de 463,392 millones (bovinos, equinos, suinos, ovinos, caprinos). Con respecto a la población humana, existen 330,570 millones de personas en riesgo de ser atacados por el GBG.

La mayoría de los países que forman la región del Caribe están libres del GBG en forma natural, sin embargo, continúa siendo una enfermedad endémica para Cuba, República Dominicana, Haití, Jamaica y Trinidad-Tobago.

La distribución del barrenador está condicionada por situaciones climáticas, como bajas temperaturas que les impidan sobrevivir, o bien, porque la población animal sea insuficiente para mantener el ciclo biológico.