FAO.org

Inicio > Cultivos tradicionales > Oca

Cultivos tradicionales

Acederilla

La Oxalis tuberosa es una planta herbácea perenne, con tallo erguido en las primeras fases de desarrollo que pasa a postrarse más adelante, a medida que madura. Se cultiva por su crujiente raíz comestible, donde la planta almacena almidón durante el invierno o en los períodos fríos en que no está creciendo. La multiplicación vegetativa de la acederilla se lleva a cabo por medio de esquejes o a través de sus tubérculos. Los tubérculos tienen forma elíptica o cilíndrica y pueden ser de color blanco, amarillo, rojo y púrpura. Su longitud varía entre 5 y 7,5 cm y su diámetro, entre 2,5 y 3,75 cm.

Dónde se encuentra

El origen y centro de diversidad probable de la acederilla se encuentra en las tierras altas de los Andes, desde Colombia hasta la Argentina, y reviste especial importancia en el Perú y Bolivia. Hay asimismo numerosos parientes silvestres en la región. Además de ser común en América del Sur y México, también se cultiva ampliamente en Nueva Zelandia, donde se la conoce como New Zealand yam (ñame neozelandés).

Cómo comerlo

Acederillas y papas salteadas picantes 

Ingredientes: 500 gr de acederilla; 500 gr de papas pequeñas firmes (cortadas en mitades o cuartos); 2 cebollas coloradas (en rodajas); 2 dientes de ajo machacados; 2 pimientos colorados dulces (en rodajas); hojas frescas de cilantro; cáscara rayada de limón; escamas de pimiento picante seco; granos de pimienta rosada machacados; aceite vegetal para freír. (4 porciones)

Preparación: Lavar y limpiar bien la acederilla. Dejar los tubérculos enteros. Sumergir la acederilla en agua caliente por algunos minutos para blanquearla, así como para que sea menos amarga. No deben hervirse o dejarse los tubérculos en agua durante mucho tiempo ya que, siendo una hortaliza amilácea, podrían convertirse en puré. Secar la acederilla y ponerla en una bandeja para horno. Lavar y cortar las papas pequeñas y agregarlas a la bandeja. Cortar los pimientos colorados en trozos, poniendo atención a que estos no sean demasiado pequeños —ya que podrían desintegrarse—, y agregarlos a la bandeja. Añadir aceite y espolvorear con la pimienta rosada; meter en el horno precalentado a 180 ºC y cocinar unos 20 minutos. Poco antes de sacar la acederilla tuberosa del horno, freír la cebolla a fuego lento para acaramelarla. Cuando la acederilla esté lista, pasarla a un cuenco y mezclarla con la cáscara rayada de limón, la cebolla colorada frita, el cilantro fresco y las escamas de pimiento picante seco a gusto.

Compartir esta página