english français
SMIA Ultimoa Informes
FAO/SMIA Vigilancia Mundial

12 mayo 2006

Una sequía severa y prolongada amenaza la seguridad alimentaria en la China occidental

Varias provincias del oeste y del norte de la China han sido afectadas por un prolongado tiempo seco. La falta de lluvias ha sido agravada por unas temperaturas elevadas. Centenares de reservorios de agua se han secado y decenas de millares de pozos están total o parcialmente secos. Se estima que alrededor de cinco millones de hectáreas con cultivos de invierno se han perdido o dañado parcialmente, y que las superficies por sembrar con cultivos de primavera se han reducido sustancialmente. Las provincias más afectadas son el Yunnan, Gansu, Ningxia, la Mongolia interior, y Hebei.

En el caso de Ningxia, la sequía persiste desde 2004 y algunos distritos no han recibido lluvias significativas durante más de 600 días. En las zonas más afectadas, se indica una pérdida total del trigo de invierno en más del 60 por ciento de las superficies sembradas, y una pérdida del 40 al 50 por ciento en las superficies restantes. Sobre un total de 940 000 hectáreas normalmente sembradas con cultivos de primavera, solamente se ha cultivado un 30 por ciento. En la provincia de Hebei, alrededor de 2,3 millones de hectáreas han sufrido una sequía severa por dos temporadas agrícolas consecutivas y el nivel de la capa freática ha descendido de 0,6 metros.

Las zonas afectadas por la sequía están entre las más pobres del país, con ingresos medios anuales por habitante de 227 dólares EE.UU. en el Yunnan, de 226 dólares EE.UU. en Gansu y de 283 dólares EE.UU. en Ningxia. Más de la mitad de los hogares rurales se encuentran por debajo de la línea de pobreza y tienen serias dificultades de acceso a los mercados de alimentos. La sequía tendrá un grave efecto sobre los grupos vulnerables, en particular en las zonas de montaña afectadas, dónde hay muy pocas fuentes de ingresos alternativas. Los informes indican que las poblaciones rurales, incluidos los niños de las escuelas primarias de Ningxia, han reducido de tres a dos el número de comidas cotidianas.

A continuación de una reciente visita del Primer ministro a las zonas afectadas por la sequía, el Gobierno está preparando un conjunto de medidas para hacer frente a la crisis.