FAO en Chile

Programa de la FAO en Chile

El apoyo de la FAO en Chile responde al Marco de Programación País, instrumento que orienta la cooperación técnica entre el organismo internacional y el Gobierno en ejercicio.

El último documento vigente corresponde al Marco de Programación País 2019-2022, el cual establece tres áreas o pilares prioritarios de trabajo. Estas prioridades tienen como fin apoyar al Gobierno al cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible y la Agenda 2030 y al desarrollo sostenible, inclusivo y equitativo del país. Destacando, además, la relevancia de promover hábitos saludables y reducir la malnutrición, así como también el rol de la agricultura familiar campesina, pescadores artesanales, las mujeres y pueblos originarios, tanto para el fortalecimiento del sector agrícola y el desarrollo rural, como para la conservación y uso sostenible de los recursos naturales y ecosistemas terrestres y marinos frente al cambio climático.

Asimismo, se responde al Marco de Cooperación de las Naciones Unidas para el Desarrollo Sostenible en Chile 2019-2022, que delinea las acciones de apoyo al país de todas las agencias de Naciones Unidas, incluida la FAO.

Lo anterior, también se desarrolla en línea con las cuatro esferas programáticas prioritarias del nuevo Marco estratégico de la FAO: Mejor Nutrición; Mejor Producción; Mejor Medio Ambiente; Una mejor vida.

Las cuatro mejoras y el enfoque de “asegurar que nadie se quede atrás”

El Marco estratégico de la FAO para 2022-2031 busca respaldar la Agenda 2030 mediante la trasformación hacia sistemas agroalimentarios MÁS eficientes, inclusivos, resilientes y sostenibles, para conseguir una mejor producción, una mejor nutrición, un mejor medio ambiente y una vida mejor sin dejar a nadie atrás.

Mejor producción: Garantizar modalidades de consumo y producción sostenibles, a través de cadenas de suministro alimentario y agrícola eficientes e inclusivas en los planos local, regional y mundial, asegurando la resiliencia y la sostenibilidad de los sistemas agroalimentarios en condiciones climáticas y ambientales cambiantes.

Mejor nutrición: Poner fin al hambre, lograr la seguridad alimentaria y la mejora de la nutrición en todas sus formas, en particular promoviendo alimentos nutritivos y aumentando el acceso a dietas saludables.

Mejor medio ambiente: Proteger, restablecer y promover el uso sostenible de los ecosistemas terrestres y marinos y luchar contra el cambio climático (reducción, reutilización, reciclado, gestión de los residuos) mediante sistemas agroalimentarios más eficientes, inclusivos, resilientes y sostenibles.

Una vida mejor: Promover el crecimiento económico inclusivo mediante la reducción de las desigualdades (zonas urbanas y rurales, países ricos y pobres, hombres y mujeres).