Cuatro productos de cuidado personal que se encuentran en los bosques


Maneras en que los productos cosméticos y de cuidado personal naturales ofrecen oportunidades de medios de vida a las comunidades forestales

La FAO y la red del Programa de Intercambio de Productos Forestales no Maderables ofrecen recomendaciones para ayudar a las comunidades rurales a explorar oportunidades de subsistencia en el mercado de los productos naturales. © FAO/Giulio Napolitano

18/03/2022

¿Le interesan los productos cosméticos naturales que apoyen a las comunidades locales y no agoten nuestros recursos naturales? ¡Ese interés es generalizado!

El creciente interés de los consumidores por los certificados ambientales y éticos de los cosméticos ha estimulado el interés por los productos de cuidado personal de origen sostenible y ético, que incluyen muchos productos forestales, también conocidos como productos forestales no maderables.

El crecimiento de las industrias de cosméticos naturales es de casi del 10 % anual. Con el fin de aprovechar este mercado y aumentar los ingresos de las comunidades rurales y forestales de todo el mundo, la FAO y la red del Programa de Intercambio de Productos Forestales no Maderables (NTFP-EP, por sus siglas en inglés) examinaron algunos de los diferentes productos de cuidado personal derivados de los bosques, que se han utilizado en prácticas tradicionales y en el comercio desde la antigüedad en varios países de Asia y el Pacífico.

En la publicación Naturally Beautiful: Cosmetic and Beauty Products from Forests (Belleza natural: productos cosméticos y de cuidado personal derivados de los bosques) la FAO y el NTFP-EP destacan el papel que desempeñan los bosques en el suministro de productos de cuidado personal y muestran maneras en que estos productos pueden ofrecer opciones de subsistencia a las comunidades forestales. Se evalúan las limitaciones y se señalan oportunidades de crecimiento, especialmente para las empresas comunitarias.

He aquí cuatro productos de cuidado personal que se encuentran en la naturaleza y que ofrecen un gran potencial para apoyar a las comunidades forestales:

1) Aceite de sándalo en la región de Asia y el Pacífico

El aceite de sándalo ha sido una fuente de ingresos y comercio muy importante en el Pacífico durante más de 200 años. Los árboles de sándalo se encuentran en varios países, desde la India, Australia e Indonesia hasta los países insulares del Pacífico. El aceite de sándalo se destila de las raíces del árbol y, debido a su codiciada fragancia, se añade a productos comerciales como jabones, velas, perfumes e incienso.

A causa de la explotación excesiva de estos árboles, las existencias quedaron diezmadas, y el comercio de sándalo pasó a ser casi inexistente. Sin embargo, su potencial para generar ingresos ahora alienta a las comunidades a establecer nuevas plantaciones de sándalo en Australia y a gestionar mejor el comercio en Vanuatu. La FAO alienta a las comunidades de todo el mundo a gestionar y conservar más adecuadamente los árboles de sándalo a fin de aprovechar de forma sostenible esta potencial fuente de ingresos y preservar su importancia cultural.

Los bosques son la fuente de empleo de millones de personas de todo el mundo. La gestión sostenible de estos recursos naturales es fundamental para apoyar a las comunidades forestales. Izquierda/Arriba: © FAO/Enric Catala Conteras Derecha/Abajo: © FAO/Hoang Dinh Nam

2) Resina de bálsamo de Gurjum en Camboya

En Camboya, la resina extraída de árboles del género Dipterocarpus, conocida comúnmente como bálsamo de Gurjum, se utiliza como agente enturbiante, en pulimentos y pinturas, o bien para impermeabilizar paraguas y cestas. También puede transformarse en aceite esencial y se utiliza principalmente en la industria de la perfumería. Para muchas personas de las comunidades indígenas, la recogida de resina de bálsamo de Gurjum supone una importante fuente de ingresos.

Desde 2003, la tala ilegal y las prácticas de recolección destructivas han provocado un descenso de la producción. La falta de oferta y la menor demanda generalizada han puesto en riesgo la industria de la resina en el país. La FAO ha ofrecido varias recomendaciones para proteger los recursos naturales de los bosques de Camboya y reactivar de forma sostenible esta actividad de recolección de resina, entre las que cabe citar la recomendación de capacitar a las personas para que recojan la resina de forma más eficaz, aprendan técnicas de filtrado que añadan valor a los productos y recojan la resina en contenedores nuevos para reducir las impurezas y aumentar el valor de mercado.

3) Baños medicinales a base de plantas en Viet Nam

En el distrito de Sapa, en el norte de Viet Nam, el pueblo dao rojo de la comuna de Ta Phin realiza una práctica tradicional de baños medicinales, denominada Dia dao xin. Como parte de su cultura, toman baños de hierbas de entre cinco y 10 variedades diferentes. Estas plantas se hierven y el agua se vierte en barriles para que la gente se sumerja en ella. Se cree que estos baños medicinales contribuyen a combatir la fatiga y a la circulación sanguínea. Además, este tratamiento elimina la piel muerta y los poros abiertos.

La comunidad ofrece estos tratamientos a los turistas que se alojan en sus casas en Ta Phin y vende paquetes de mezclas de hierbas en polvo a visitantes y hoteles. Sin embargo, la recolección insostenible de las plantas y la explotación por parte de forasteros ponen en riesgo su negocio local. En 2006 se creó una sociedad anónima comunitaria para hacer frente a esos problemas. Este modelo de empresa ha permitido desarrollar tratamientos y productos medicinales certificados, creando puestos de trabajo e ingresos estables para más de 100 hogares, lo que también ha contribuido a unir a la comunidad.

Los productos forestales no maderables ofrecen oportunidades de empleo a la población rural de las zonas altas de Nepal, donde las fuentes de ingresos son limitadas. © FAO

4) Aceite de nardo en Nepal

La planta de nardo, también conocida como jatamansi en Nepal, se encuentra en la región del Himalaya y se utiliza para elaborar un aceite que se añade a productos como perfumes, lociones, cremas antienvejecimiento, desodorantes y cosméticos de color en la industria internacional del cuidado personal. La recolección y el comercio de las plantas de nardo proporcionan empleo a la población pobre de las zonas rurales altas de Nepal.

Sin embargo, la planta de nardo está clasificada como una especie “en peligro crítico” en la Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza. El aumento de la demanda y el alto valor económico condujeron a la recolección excesiva o inadecuada de plantas inmaduras. El desarrollo de infraestructura y los asentamientos humanos contribuyeron aún más a la pérdida del hábitat del nardo. Sin embargo, su valor socioeconómico ha impulsado iniciativas del gobierno y de varias organizaciones para mejorar la gestión de los recursos y regular las prácticas de recolección. La FAO está fomentando la participación local en la cadena de valor con miras a promover las empresas comunitarias. El desarrollo de los mercados también aumentará el potencial económico del aceite de nardo.

Al ayudar a las comunidades a gestionar los bosques de forma sostenible y a explorar las oportunidades de subsistencia que ofrecen los productos forestales no maderables, la FAO está ayudando a impulsar las economías locales y a promover los esfuerzos de conservación de los bosques a nivel mundial.


Para obtener más información

8. Decent work and economic growth, 12. Responsible consumption and production, 15. Life on land