La resiliencia
Nunca antes el panorama de la inseguridad alimentaria había sido tan nefasto" dijo Perpetua Katepa-Kalala, Representante de la FAO en la República Centroafricana. ©FAO-WFP/Ricci Shryock

La mitad de la población de la República Centroafricana se encuentra atrapada en una nefasta situación de emergencia debido a la inseguridad alimentaria, advierte Naciones Unidas

19/05/2021

Casi la mitad de la población, el 47 %, padece una elevada y creciente inseguridad alimentaria aguda en la República Centroafricana, mientras el país se tambalea a causa de los efectos del conflicto actual y de la COVID-19, y se prepara para otra dura temporada de escasez de alimentos entre mayo y agosto, según advierten la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y el Programa Mundial de Alimentos (PMA) de las Naciones Unidas.

Esto significa que más de 2,2 millones de personas -la mayoría de las cuales viven en zonas rurales- harán frente a niveles graves de inseguridad alimentaria aguda (Fase 3 o superior de la CIF) entre abril y agosto y necesitan ayuda urgente para evitar pérdidas de vidas y medios de subsistencia, según el análisis de la Clasificación Integrada de la Seguridad Alimentaria en Fases (CIF) publicado hoy.

Un tercio de la población (más de 1,6 millones de personas) se encuentra en situación de crisis (Fase 3 de la CIF), lo que significa que pueden saltarse comidas por completo o vender lo poco que poseen para comprar alimentos; y más de un décimo de la población (más de 630 000 personas) se encuentra en situación de emergencia (Fase 4 de la CIF), lo que significa que pueden vender su último animal o su última fuente de sustento, sacar a sus hijos de la escuela o recurrir a la mendicidad.

Compartir esta página