La resiliencia
Recolección de agua de un tanque de almacenamiento en Saka Junction, Garissa, Kenia. ©FAO/Patrick Meinhardt

Cuerno de África: Se necesita ayuda rápida para los agricultores y pastores afectados por la sequía a fin de evitar una crisis de hambre

17/01/2022

En una región que aún se resiente de las invasiones de langosta y la enfermedad por coronavirus (COVID-19), la escasez de lluvias por tercer año consecutivo supone una grave amenaza para la seguridad alimentaria.

Según dijo hoy la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) al presentar un plan general de respuesta que prevé amplio apoyo a la agricultura en la región, se necesitan urgentemente más de 138 millones de USD para prestar asistencia a 1,5 millones de personas vulnerables en comunidades rurales del Cuerno de África cuyos campos y pastos se han visto gravemente afectados por una sequía prolongada.

En una región que ya suele padecer inseguridad alimentaria asociada con fenómenos meteorológicos extremos, limitaciones de los recursos naturales y conflictos, la pandemia de la COVID-19 y la invasión de langostas de 2020-21 han puesto al límite la capacidad de resistencia de las comunidades rurales y, en consecuencia, ha mermado la productividad agrícola.

Ahora, la tercera temporada de sequía provocada por La Niña plantea la preocupación de que se pueda producir una crisis de hambre a gran escala si las comunidades rurales de la región que producen alimentos no reciben a tiempo asistencia adecuada para cubrir las necesidades de las próximas campañas agrícolas.

Compartir esta página