La resiliencia
Los ganaderos tenían que unir fuerzas para llenar, prensar y atar la alfalfa en pacas antes de la invención de la prensa forrajera de Abdalá. ©FAO/Andrea Thiodour

Un sirio echa una mano a su comunidad de forma inusual

27/01/2022

El invento de un ganadero sirio ayuda a sus vecinos a mantener sus ingresos en los meses de invierno.

“Ofrezco el uso de mi prensa forrajera de forma gratuita a cualquiera que la necesite”, afirma el Sr. Abdalá Bilal Tobal, un pequeño ganadero de Tal Hasel, en la gobernación de Alepo, en el noroeste de la República Árabe Siria. “Si alguno de mis vecinos quiere una máquina como ésta, estaré encantado de fabricársela”.

El Sr. Abdalá tuvo una idea innovadora después de asistir a una de las escuelas de campo para agricultores de la FAO, donde él y otros ganaderos aprendieron a comprimir la alfalfa seca en balas para conservarla y poder alimentar a sus vacas en invierno.

“Antes alimentábamos a nuestros animales con alfalfa verde en verano, y tirábamos el excedente cuando terminaba el verano. En la escuela de agricultura aprendimos a evitar este desperdicio, recolectando la alfalfa cada 20 o 30 días, secándola y comprimiéndola en balas con una caja manual para almacenar el forraje para la temporada de invierno”.

Compartir esta página