Objetivos de Desarrollo Sostenible

Indicador 2.a.1 - Índice de orientación agrícola para el gasto público

El índice de orientación agrícola (IOA) se define como la proporción del gasto público destinada a la agricultura dividida por la proporción del producto interno bruto (PIB) correspondiente a la agricultura, entendiendo por agricultura los sectores de la agricultura, la silvicultura, la pesca y la caza. La medida es un índice sin moneda, que se calcula como la razón entre estas dos proporciones. Este indicador medirá los progresos hacia la consecución de la meta 2.a de los ODS.

Meta 2.a

Aumentar, incluso mediante una mayor cooperación internacional, las inversiones en infraestructura rural, investigación y servicios de extensión agrícola, desarrollo tecnológico y bancos de genes de plantas y ganado a fin de mejorar la capacidad de producción agropecuaria en los países en desarrollo, particularmente en los países menos adelantados.

Agriculture Orientation Index for Government Expenditure in the world (2001 – 2019)

Impacto

Apoyo a la seguridad alimentaria, la reducción de la desigualdad, el crecimiento inclusivo y el empleo decente

Principales resultados

A nivel mundial, el índice de orientación agrícola solo ha aumentado marginalmente desde 2001, pero esto oculta amplias variaciones entre las regiones, con avances en Asia, pero con descensos observados en otras regiones.

La mejora del acceso de los agricultores a las nuevas tecnologías agrícolas, los servicios de crédito y los recursos de información aumentan la productividad agrícola y los ingresos, lo que contribuye al crecimiento económico inclusivo y a la reducción de la pobreza, especialmente en las zonas rurales más vulnerables económicamente. La inversión pública en la agricultura desempeña un papel fundamental a la hora de proporcionar a los trabajadores agrícolas estos insumos y también para atraer la inversión privada.

El índice de orientación agrícola (IOA) para el gasto público —que compara el gasto público en agricultura, pesca y silvicultura con la contribución del sector al PIB— registró un modesto aumento a nivel mundial entre 2001 y 2019: desde el 0,52 hasta el 0,53. Este leve avance es consecuencia de un pequeño aumento simultáneo de la proporción de valor añadido aportado por la agricultura, la pesca y la silvicultura, y un incremento aún mayor del gasto público dedicado a estos sectores.

En el período de 2001 a 2019 se registraron notables aumentos en el IOA regional para Asia oriental y sudoriental, que pasó del 0,64 al 1,06, impulsado principalmente por China. No obstante, en otras regiones, como el África subsahariana, el IOA bajó del 0,17 al 0,13 entre 2001 y 2019. En Oceanía y en Europa y América del Norte se observó una disminución similar del IOA durante el mismo período.

Entre 2001 y 2019, las subregiones que informaron de notables aumentos en el IOA incluyen el Caribe (de 0,39 a 0,93), América Central (de 0,28 a 0,34), Asia central (de 0,27 a 0,48) y Asia oriental (de 0,73 a 1,21). Las subregiones de Europa (de 0,50 a 0,38) y América del Norte (de 1,02 a 0,63) mostraron una tendencia a la baja en el IOA.

Tanto los países en desarrollo sin litoral (PDL) como los países menos adelantados (PMA) registraron un modesto aumento del IOA, de 0,22 a 0,28, y de 0,15 a 0,21, respectivamente, entre 2001 y 2019.

 

 

Compartir esta página