FAO.org

Inicio > Mecanismo flexible multiasociados > Casos de éxito > Story-10
Mecanismo flexible multiasociados

Impulsar la inversión comunitaria y a pequeña escala en la agricultura

PRINCIPALES REPERCUSIONES

  • Treinta y cuatro países emplearon RuralInvest, la metodología y conjunto de instrumentos multilingües y gratuitos que permiten formular propuestas de inversión agrícola y rural sostenibles, y 560 personas recibieron capacitación a nivel mundial para apoyar a las comunidades.
  • Se formularon 1 280 propuestas de inversión o planes de negocio utilizando el conjunto de instrumentos de RuralInvest.
  • La Escuela de Economía y Negocios de la Universidad de Ciencias de la Vida de Mongolia adoptó el instrumento en 2013.
  • El Gobierno del estado brasileño de Acre ha utilizado RuralInvest para analizar ideas de inversión en el Amazonas.

Para que las comunidades rurales se desarrollen de manera sostenible, necesitan tanto inversiones como la propiedad de sus inversiones. No obstante, las comunidades y los funcionarios de los países en desarrollo pueden carecer de las competencias necesarias para presentar propuestas de inversión que vendan sus planes a los donantes y a los organismos internacionales.

Aquí es donde entra RuralInvest de la FAO. RuralInvest es una metodología y conjunto de instrumentos multilingües y gratuitos para formular planes de negocio o propuestas de inversión agrícola y rural sostenibles. El instrumento está disponible en nueve idiomas y dota a las comunidades y los funcionarios de las capacidades necesarias para acceder a financiación y probar el valor de sus inversiones en 34 países de América Latina, África, Asia central y Asia y África del Norte.

“Hemos formulado 950 propuestas de proyectos empleando RuralInvest y hemos capacitado a más de 700 grupos de agricultores,” afirma Jane Ndeti del Servicio Forestal de Kenya.

Diseñado para su uso por parte de comunidades, emprendedores, técnicos gubernamentales sobre el terreno, personal de proyectos e instituciones financieras locales, el conjunto de instrumentos es participativo, interactivo y de abajo arriba. Resulta adecuado para inversiones que generan ingresos en la agricultura y otros sectores, así como inversiones que no generan ingresos (o sociales) destinadas a mejorar las condiciones de vida en las zonas rurales. El FMM financió la elaboración de módulos de capacitación en línea para RuralInvest.

Cualquier organización o proyecto que gestione fondos o movilice recursos para realizar inversiones agrícolas y rurales a pequeña y mediana escala puede aplicar RuralInvest.

En 2016, la Organización Internacional del Trabajo y el Consejo de Empoderamiento Económico Nacional de la República Unida de Tanzanía proclamaron a Gilbert Tarimo como uno de los ganadores de la mejor propuesta de empresa emergente. Gilbert es uno de los numerosos oficiales técnicos de la República Unida de Tanzanía capacitados en RuralInvest con el apoyo del Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA). “Desarrollé un plan de negocio para una explotación comercial de conejos empleando RuralInvest y con ello gané un premio para emprendedores por valor de 70 000 USD,” declara Gilbert.

Desde 2013, el Gobierno del estado brasileño de Acre ha utilizado RuralInvest para analizar posibles inversiones en el Amazonas como parte de un proyecto financiado por el Banco Mundial. La primera fase, con un presupuesto de 3 millones de USD, incluyó 17 proyectos de inversión que beneficiaron a 3 234 familias. Los 8 millones de USD restantes se desembolsarán en la segunda fase. “Todos saben lo que deben hacer y cuándo deben hacerlo”, afirma Felipe Guedes, economista del Gobierno del estado de Acre y jefe de equipo para el análisis de proyectos de inversión. “El análisis es mucho más fácil. Los datos y las predicciones de los resultados finales son mucho más fiables”.

La Escuela de Economía y Negocios de la Universidad de Ciencias de la Vida de Mongolia adoptó el instrumento en 2013. Más de 30 aprendices utilizan RuralInvest en su trabajo, en particular en la gestión de proyectos de desarrollo rural a gran escala de la FAO y el Banco Mundial. “Hemos incluido un módulo sobre RuralInvest en el plan de estudios de nuestra universidad y hemos creado un club para compartir experiencias sobre el uso del instrumento,” explica Tumur Erdenechuluun, Profesor e Investigador Superior del Departamento de Economía Agrícola y Aplicada de la universidad.

La garantía de la tenencia de la tierra suele ser una condición previa para permitir la inversión agrícola y rural y la deficiente administración de la tierra es a menudo un obstáculo. El FMM también permitió a la FAO elaborar un instrumento para diseñar, seguir y evaluar los programas de administración de tierras, en particular en América Latina.

Este instrumento lo utilizan las instituciones nacionales, las entidades subnacionales, las organizaciones de la sociedad civil y los expertos que buscan modernizar sus sistemas de administración de tierras. El conjunto de instrumentos sobre las tierras basado en la web lo consultan una media mensual de 1 000 usuarios de numerosos países.

Debido a que la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible está ganando impulso, RuralInvest y el instrumento sobre las tierras aumentarán su importancia como formas de que las comunidades accedan a los recursos que necesitan para transformar sus vidas a través de una inversión más adecuada.