Mecanismo flexible multiasociados (FMM)

Lucha contra el aumento de las superbacterias en la acuicultura asiática

Principales repercusiones

  • Noventa y cinco funcionarios de bioseguridad en la acuicultura de China, Filipinas, Indonesia, Malasia, Myanmar, Tailandia y Viet Nam recibieron orientación sobre cómo formular planes y políticas.
  • Y China, Filipinas, Malasia y Viet Nam han desarrollado el componente acuícola de sus planes de acción nacionales sobre resistencia a los antimicrobianos.
  • Sesenta y nueve funcionarios de Bangladesh, Filipinas, Tailandia y Viet Nam recibieron capacitación sobre seguimiento y análisis de residuos de antimicrobianos.

Los antibióticos son un prodigio del ingenio humano. Desde que Anne Sheaf Miller publicó una recuperación milagrosa de una infección mortal en 1942 tras administrar penicilina, entonces un medicamento experimental, los antibióticos han salvado incontables vidas.

Pero lo bueno puede tornarse perjudicial. Con una tasa de uso de antibióticos en humanos que supera el 36 % en el siglo actual y una tasa de uso de estos medicamentos en el ganado que parece que alcanzará el 67 % para 2030, nos estamos enfrentando a una inminente crisis de inocuidad alimentaria. Los residuos de estos medicamentos se están filtrando al medio ambiente y están creando microorganismos que han desarrollado una resistencia a los antimicrobianos. Estas superbacterias mortales están causando preocupación y existen motivos para ello. A nivel mundial, 700 000 muertes son atribuibles a bacterias resistentes a los antimicrobianos.

“El uso inadecuado de los antimicrobianos en los alimentos y la agricultura es un problema que contribuye a la crisis de la resistencia a los antimicrobianos porque cada vez que usamos estos medicamentos corremos el riesgo de que su eficacia se vea reducida en el futuro,” señala el Dr. Juan Lubroth, Veterinario Jefe de la FAO.

Este es un problema que afecta tanto a los entornos terrestres como a los acuáticos. Una investigación sobre medio ambiente de las Naciones Unidas afirma que hasta el 75 % de los antibióticos utilizados en la acuicultura se puede perder en el medio ambiente. La FAO está respondiendo a este desafío, en particular mediante un proyecto destinado a fortalecer la capacidad de los gobiernos para reducir la resistencia a los antimicrobianos en los entornos acuáticos.

Asia encabeza la producción acuícola mundial, lo cual hace que resulte prioritario tomar medidas en esa región. El objetivo de los talleres regionales y los actos de capacitación en materia de bioseguridad en la acuicultura, celebrados en la India, Malasia y Singapur y en los que participaron funcionarios de Bangladesh, China, Filipinas, Malasia, Tailandia y Viet Nam, consistió en ayudar a los gobiernos a reducir la resistencia a los antimicrobianos en el sector.

Estas actividades proporcionaron orientación a las autoridades competentes en el desarrollo del componente acuícola de los planes de acción nacionales sobre la resistencia a los antimicrobianos, mejores prácticas de bioseguridad y uso responsable de los antimicrobianos, y el diseño de pruebas de susceptibilidad a los antimicrobianos. El 27 de febrero de 2018, el Ministro de Sanidad y el Ministro de Agricultura y Agroindustrias pusieron en marcha el Plan de acción nacional de Malasia. El Dr. Aihua Li, del Instituto de Hidrobiología de la Academia China de las Ciencias, declaró que el taller le había proporcionado información valiosa sobre cómo minimizar la resistencia a los antimicrobianos en la acuicultura.

El proyecto también apoyó a las autoridades competentes en la inspección y el seguimiento de los alimentos para peces, creando la capacidad necesaria en los laboratorios nacionales para la detección de antimicrobianos en los productos pesqueros y promoviendo la inclusión de la resistencia a los antimicrobianos en los sistemas de inspección y los planes de muestreo de productos pesqueros y acuícolas. Otras actividades posteriores a la captura incluyeron la promoción de las tecnologías de elaboración relacionadas con el ensilado de pescado a fin de proporcionar orientación sobre buenas prácticas para la gestión de los desechos de pescado.

También se establecieron nuevas asociaciones en materia de bioseguridad en la acuicultura, en particular con el Instituto Veterinario de Croacia y la Universidad Nitte de la India. Estas nuevas asociaciones proporcionan acceso a nuevos recursos y amplían las repercusiones, en particular mediante la elaboración de una guía práctica titulada “Gestión responsable de las enfermedades bacterianas en la acuicultura”.

“La FAO ha prestado a nuestro consorcio de redacción apoyo pleno para utilizar nuestros conocimientos especializados y experiencia sobre enfermedades bacterianas en la acuicultura para elaborar un libro práctico destinado a profesionales de la acuicultura a escala mundial,” señala la Dra. Olga Haenen, de Wageningen Bioveterinary Research. “De esta forma, la FAO apoya la producción saludable de pescado: la proteína del futuro”.

Los esfuerzos en Asia forman parte de una labor más amplia de la FAO sobre resistencia a los antimicrobianos con otros asociados de todo el mundo como, por ejemplo, el instrumento ATLASS, que permite a los países llevar a cabo una prueba de solidez de sus laboratorios nacionales y sistemas epidemiológicos.

Compartir esta página