FAO.org

Inicio > Country_collector > FAO en Guatemala > Programas y Proyectos > Iniciativas regionales
FAO en Guatemala

El Marco de Programación de País (MPP) y sus actividades, acciones y resultados estratégicas acordados entre la FAO y el Gobierno de Guatemala se articulan con las tres iniciativas regionales de la FAO para América Latina y el Caribe. Las iniciativas son fruto de la priorización de acciones y políticas establecida por los gobiernos de la región y actúan como una respuesta puntual y coordinada - de manera intersectorial e interinstitucional - para hacerle frente a los principales retos de los países en su lucha por un futuro libre de hambre para el 2030. A través de esta visión holística para el desarrollo sostenible e inclusivo, las iniciativas regionales priorizan el fortalecimiento de la agricultura familiar, los sistemas alimentarios y el desarrollo rural integral. De la mano de ello se resalta igualmente la importancia de fomentar el uso sostenible de los recursos naturales, promover la adaptación al cambio climático y garantizar la buena gestión de riesgos ante desastres.

Iniciativa Regional 1: Apoyo a la Iniciativa América Latina y el Caribe sin Hambre

América Latina y el Caribe fue la primera región del mundo en asumir la meta de trabajar para la erradicación completa del hambre, a través de la Iniciativa América Latina y el Caribe sin Hambre. La iniciativa fija el año 2025 como fecha índice para la cual todo habitante de la región viva en total seguridad alimentaria.

La Iniciativa Regional 1 colabora con los países a través de la mejora de procesos de formulación y aplicación de políticas y programas públicos multisectoriales de seguridad alimentaria y nutrición. A través de este acompañamiento estratégico se busca fortalecer las instituciones, los marcos jurídicos, los sistemas de información y la asignación de recursos a nivel de país. Es así que toda actividad dentro de la Iniciativa Regional 1 aporta a la mejor coordinación entre diferentes sectores, creando una plataforma de desarrollo y de seguridad alimentaria y nutricional más inclusiva donde, por ejemplo, se favorece la activa participación de la sociedad civil, parlamentarios, la academia, organizaciones de productores y consumidores, pueblos indígenas y el sector privado. La misma plataforma promueve el constante intercambio de experiencias, programas y leyes exitosas entre países, lo cual hace de la cooperación sur-sur una avenida de facilitación de diálogos y difusión de buenas prácticas. 

La Iniciativa Regional 1 está centrada en ocho países prioritarios: Bolivia, El Salvador, Granada, Guatemala, Honduras, Haití, Paraguay y República Dominicana.

Iniciativa Regional 2: Agricultura familiar y sistemas alimentarios inclusivos para el desarrollo rural sostenible

La Iniciativa Regional 2 reconoce el rol fundamental de la agricultura familiar para incidir en la pobreza rural y garantizar la seguridad alimentaria y nutricional en la región. Tomando en cuenta las limitantes que enfrenta la agricultura familiar en cuanto a su acceso a suficientes recursos productivos, infraestructura básica, servicios públicos y servicios de financiamiento y extensión, esta iniciativa trabaja para dinamizar las economías territoriales y promover el desarrollo rural sostenible e inclusivo. Toda acción abordada en el marco de la Iniciativa Regional 2 presta especial énfasis en el fortalecimiento de los sistemas alimentarios inclusivos y eficientes, además de ser sensibles a la nutrición y que garanticen fortalecer la agricultura familiar.

Al trabajar de la mano de los gobiernos, la FAO, a través de esta iniciativa, busca facilitar el acceso de los productores a activos como tierra, agua, energía e infraestructura, al igual que a servicios rurales financieros como créditos, fondos de ahorro y seguros y a servicios no financieros (ej. asistencia técnica, oportunidades de innovación e intercambio de conocimientos). Al trabajar para fortalecer capacidades gubernamentales en el diseño de políticas, programas y marcos legales que fortalezcan la agricultura familiar, se hace énfasis en el fortalecimiento de mercados, la ampliación de mecanismos de redes de protección social alineados a políticas agrarias y el aumento de la producción y consumo de manera sostenible. Este empoderamiento del sector rural y la agricultura campesina se impulsa, por ejemplo, mediante sistemas alimentarios inclusivos y sensibles a la nutrición a través de compras públicas a la agricultura familiar, programas de alimentación escolar, sistemas públicos de abastecimiento y fortalecimiento de las cadenas de valor.

La Iniciativa Regional 2 está centrada en 14 países prioritarios: Bolivia, Belice, Colombia, El Salvador, Granada, Guatemala, Guyana, Haití, Honduras, Jamaica, Nicaragua, Paraguay, San Vicente y las Granadinas y Surinam.

Iniciativa Regional 3: Uso sostenible de los recursos naturales, adaptación al cambio climático y gestión de riesgos de desastres

América Latina y el Caribe cuenta con grandes riquezas de recursos naturales, por lo que su cuidado y fortalecimiento ante desastres es una condición para garantizar un desarrollo sostenible y sistemas de alimentación que logren responder a las demandas alimenticias y nutricionales de las poblaciones. Muchos de estos recursos están en degradación a causa de su sobreexplotación o uso inadecuado, además de estar sufriendo los efectos adversos del cambio climático y de otros desastres y crisis de origen natural y humano. La Iniciativa Regional 3 responde a estos desafíos promoviendo acciones que apoyen la transición del sector agrícola hacia un desarrollo sostenible desde una perspectiva ambiental y socioeconómica.

La FAO, a través de esta iniciativa y de la mano de los gobiernos, busca fortalecer la institucionalidad nacional para implementar políticas del uso sostenible de recursos naturales, de adaptación al cambio climático y de gestión de riesgo ante desastres, siempre con un enfoque de seguridad alimentaria y nutricional. De igual manera, la iniciativa fomenta mayor cooperación entre países para hacerle frente a estos riesgos que perjudican la seguridad alimentaria y nutrición de las personas. Esta cooperación y priorización de vínculos programáticos entre el manejo de recursos naturales, la adaptación al cambio climático y la gestión de riesgos para una mejor y fortalecida seguridad alimentaria y nutricional busca fortalecer los planes nacionales de gestión de riesgo, mejorar los sistemas de información agroclimática y de precios y promover la capacidad institucional para impulsar los mecanismos de resiliencia. En Centroamérica particularmente, se impulsará el fortalecimiento de la resiliencia en el Corredor Seco a través del intercambio de experiencias, el establecimiento de un sistema de alerta temprana para la sequía y la optimización del manejo integrado y sostenible de agua y suelos. En esta óptica, la iniciativa busca igualmente trabajar en el diseño de mecanismos financieros de transferencia de riesgos para agricultores familiares, como los seguros y fondos mutuos de contingencia.

La Iniciativa Regional 3 está centrada en 11 países prioritarios: Bolivia, El Salvador, Granada, Guatemala, Guayan, Haití, Honduras, Nicaragua, Paraguay, República Dominicana y San Vicente y las Granadinas.

* * *

Mayor información sobre las prioridades e iniciativas regionales de la FAO para América Latina y el Caribe aquí.